Publicado: 23.01.2014 21:17 |Actualizado: 23.01.2014 21:17

Interior justifica que siga habiendo vigilancia policial en casa de Bárcenas

El Ministerio asegura que cumple con los protocolos de prevención para estos casos al entender que el asalto a la vivienda del extesorero del PP por un hombre disfrazado de cura "puede no ser un hecho aislado".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Ministerio de Interior, Jorge Fernández Díaz, ha justificado la vigilancia policial en el domicilio familiar del extesorero del PP Luis Bárcenas aludiendo prevención a raíz del asalto que sufrió el pasado mes de octubre por parte de un hombre disfrazado de sacerdote, un episodio que según el ministro podría no ser un hecho aislado.

El pasado 23 de octubre, la casa de los Bárcenas fue asaltada por un hombre que, haciéndose pasar por sacerdote de la prisión de Soto del Real -donde el extesorero sigue recluido-  entró en la casa pidiendo los pendrive con iformación sobre la presunta financiación ilegal del PP que investiga la Audiencia Nacionalcorrupción del PP. El individuo llegó a amenazar con una pistola simulada y a maniatar a la esposa y al hijo de Bárcenas, así como a la empleada del hogar.

Unas semanas después, el portavoz del Interior del PSOE, Antonio Trevín, preguntó al Gobierno por qué seguía habiendo un dispositivo policial en el domicilio de los Bárcenas días después de denunciado el mencionado asalto y con el extesorero en prisión. Entre otras cosas, pidió saber si ese procedimiento es habitual y si se aplica en otros casos de víctimas de robos en el hogar.

En su contestación, que acaba de remitirse al Congreso, Interior explica que "las circunstancias relacionadas con el ilícito que sufrió la familia de la persona concernida (Bárcenas) aconsejaban la puesta en marcha de medidas destinadas a garantizar la seguridad no sólo de aquel, sino también del entorno en el que se produjeron los hechos".

Según argumenta el Ministerio, el dispositivo se decidió "en prevención de que no se tratase de un hecho aislado" y se acordó mantener "al menos mientras se realizaban las averiguaciones necesarias en cuanto a la naturaleza del ataque sufrido, su autoría material e intelectual, y la responsabilidad derivada de los hechos".

Interior no detalla quién dio la orden de poner en marcha ese servicio de seguridad, limitándose a señalar que "los planes operativos contemplan la necesidad de extremar la prevención ante la comisión de este tipo de ilícitos".

"El adecuado cumplimiento de las funciones que la legislación encomienda a las Fuerzas de Seguridad para la prevención y persecución de ilícitos obliga a adoptar medidas de prevención de seguridad acordes con la concurrencia de circunstancias excepcionales que puedan rodear a cada caso concreto", remarca.