Público
Público

Interior premia con más de 1.000 euros vitalicios al mes al número 2 de la de Policía que ejecutó el encargo sobre Podemos

Al comisario Eugenio Pino, Director Adjunto Operativo (DAO) de la Policía, le queda una semana para jubilarse. La medalla de plata que le acaba de otorgar Fernández Díaz, sumada a otras condecoraciones, le garantizan un 45% del salario además de su pensión.

Publicidad
Media: 3.73
Votos: 11
Comentarios:

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, junto al director adjunto operativo de la Policía, Eugenio Pino. - EFE

MADRID.- Los servicios prestados se pagan y, a una semana de su jubilación, el director adjunto operativo (DAO) de la Policía ha sido galardonado por el ministro del Interior con la medalla de plata al mérito policial, que está pensionada con un 15 por ciento de su salario. Gracias a esta condecoración, que se suma a las tres medallas rojas obtenidas a lo largo de su carrera y que tienen una remuneración vitalicia del 10 por ciento, Fernández Díaz garantiza al comisario Eugenio Pino un 45 por ciento de su salario ─algo más de 1.000 euros, aseguran las fuentes policiales consultadas─ al margen de su pensión correspondiente.

Sin embargo, la etapa de Eugenio Pino como número dos de la Policía ha sido de las más polémicas en la historia del cuerpo. En los últimos meses Pino ha ejecutado la orden de Interior de investigar a Podemos, a pesar de que no existía ninguna denuncia ni autoridad judicial que hubiera solicitado que se investigaran las cuentas de la formación morada y de diferentes dirigentes como Pablo Iglesias. Es más, según desveló Público, hubo relación entre el comisario Eugenio Pino durante la filtración de las noticias sobre Podemos con el periodista Eduardo inda, que ‘desveló’ el falso informe de la UDEF conocido como PISA y que aseguró a este medio que comenzó a publicar cuando su fuente se lo dijo.

Sindicatos y mandos policiales llevan tiempo denunciando que desde que Jorge Fernández Díaz cogió el mando de Interior en 2011, la Policía ha sido utilizada para realizar investigaciones políticas que han sido filtradas a la prensa sin que los tribunales respaldasen las pesquisas ni el resultado. “Empezaron con el informe Pujol, siguieron con Trías, Mas, y a la vez se han escondido informaciones relevantes para casos como Gürtel”, aseguran estas fuentes.

Un ejemplo es que la hija del propio Pino fuera la teniente alcalde del Ayuntamiento de Arganda el Rey (Madrid) en el momento del pelotazo con el que, presuntamente, Ignacio González se hizo con su ático de Estepona. Pero este dato ni aparece reflejado en el sumario Gürtel ni nunca la UDEF ha investigado ni a González ni a otros dirigentes de PP como Francisco Granados, a pesar de las denuncias que llegaron a la Policía.

Antes de llegar a director adjunto operativo, Pino había estado en la comisaría de Huesca, como jefe de las Unidades de Intervención Policial (UIP) y en la Unidad de Asuntos Internos, entre otros destinos.

Su gestión en los juzgados

A pesar de los premios de Jorge Fernández Díaz, que quiere llevarse al comisario Eugenio Pino como asesor al ministerio y nombrarlo Director General de la Policía si vuelve a ganar el PP, la gestión de este director adjunto operativo se dirime en los tribunales.

Alternativa Sindical de la Policía (ASP) ha denunciado en la Audiencia Nacional el reparto de medallas rojas pensionadas a funcionarios que no reúnen los requisitos que dice la ley. Tampoco las reúne el propio Pino para obtener la de plata. Según la Ley 5/1964, debería haber resultado muerto en acto de servicio o con ocasión de él, sin menoscabo del honor, ni por imprudencia, impericia o accidente; sufrir mutilaciones o heridas graves de las que quedaren deformidad o inutilidad importante y permanente o tener una actuación ejemplar y extraordinaria, destacando por su valor, capacidad o eficacia reiterada en el cumplimiento de importantes servicios, con prestigio de la Corporación.

Hay otra opción, destacan los sindicalistas preguntados, la de “dirigir o realizar algún servicio de trascendental importancia, que redunde en prestigio de la Corporación, poniendo de manifiesto excepcionales cualidades de patriotismo, lealtad o abnegación. Sin embargo, tanto la gestión de Eugenio Pino como algunas de las personas de su confianza en la cúpula policial están siendo investigadas en los tribunales”.

“Durante su mandato no se han solventado los problemas relacionados con la jornada laboral ni con la vestimenta de los policías, no tenemos chalecos… Sin embargo se ha invertido en insignias militares, cambiar la imagen corporativa de la Policía o en campañas publicitarias que no han arreglado en nada el servicio que damos a los ciudadanos”, explican desde los sindicatos.