Público
Público

Investidura de Puigdemont La CUP reivindica la legitimidad de Puigdemont para ser presidente

La dirección de la izquierda independentista decide que la CUP no participará en un pleno de investidura "que se haya hecho a la medida de los deseos del TC", por lo que no contemplan que se proponga a otro candidato que no sea Puigdemont.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Carles Riera, diputado electo de la CUP. EUROPA PRESS

La CUP considera imprescindible que la soberanía de Catalunya se imponga por encima del que pueda decidir el Tribunal Constitucional. "Reivindicamos la legitimidad absoluta de Carles Puigdemont para ser presidente de la República catalana", ha afirmado el diputado de la izquierda independentista Carles Riera después de la reunión de su dirección.

Asimismo, ha llamado este sábado a "desobedecer" al TC si este admite a trámite el recurso del Gobierno contra la investidura de Puigdemont, y al mismo tiempo ha advertido de que sus cuatro diputados no participarán en una sesión plenaria en la que Puigdemont no sea el candidato a la investidura.

Antes de conocer la decisión del TC, que se encuentra reunido para analizar el recurso del Gobierno, el líder de la CUP en el Parlament, Carles Riera, ha pedido al presidente de la cámara, Roger Torrent, que si el TC suspende la convocatoria del pleno del martes para investir a Puigdemont, desobedezca al Alto Tribunal.

En primer lugar, la formación reclama a Torrent y a la Mesa del Parlament que mantenga tanto la convocatoria del pleno de investidura para el día 30 como la candidatura de Puigdemont.

De hecho, Riera ha avanzado que los cuatro diputados de la CUP estarán sentados ese día a las tres de la tarde en sus escaños "en defensa de la soberanía popular", y ha animado al resto de formaciones a seguir su ejemplo.

Asimismo, el líder de los anticapitalistas ha advertido: "La CUP no participará en ningún pleno que se pueda celebrar a la medida del TC. Si no es un pleno donde Puigdemont sea candidato, la CUP no participará", ha recalcado Riera, quien ha hecho también un llamamiento a la "movilización social" y a la "desobediencia civil no violenta" contra la actitud del Estado.

"Consideramos que la propuesta de Puigdemont como candidato a la presidencia de la república está materializando y simbolizando el conflicto democrático con el Estado de legitimidades entre la legalidad española y la legitimidad democrática catalana", ha asegurado.

Ha señalado, sin embargo, que el apoyo de su formación a una eventual candidatura de Puigdemont quedaría supeditado a que la CUP llegue a un "acuerdo programático" con JxCAT y ERC.

Riera ha advertido al resto de partidos independentistas de que "la CUP no quiere investir a un candidato de retorno al marco autonómico. La CUP quiere investir un presidente de la república que se comprometa con la materialización real de la república".

Los anticapitalistas trasladaron el jueves a JxCat y ERC, por separado en dos reuniones bilaterales, sus exigencias de cara al debate de investidura de Carles Puigdemont, que incluyen "materializar la república" catalana, suspender el pago de la deuda pública y lanzar un extenso "plan de choque" social.

La diputada Natàlia Sànchez ha anunciado, en este sentido, que los anticapitalistas habrían alcanzado un principio de acuerdo con las otros partidos independentistas para que "las escuelas que segregan por sexo" no reciban financiación pública.

Los anticapitalistas, que cuantifican en 40 millones de euros anuales los recursos que se destinan a este tipo de escuelas, piden así que esta cantidad de dinero se destine íntegramente a la enseñanza pública.

Sànchez ha instado a los comunes a que se sumen a esta reclamación, de la misma forma que Riera les ha pedido que se posicionen a favor de la "materialización de la república" y no con los partidos contrarios a la ruptura.