Publicado: 09.10.2016 23:11 |Actualizado: 09.10.2016 23:11

A 140 O MÁS...

Irene Montero: “Si hablar de lo que nadie quiere hablar significa caña, entonces caña”

La portavoz adjunta de Podemos en el Congreso se posiciona en el debate abierto en la formación: “Los que están dañados por la crisis, los que no llegan a fin de mes, quieren que digamos lo que nadie más en el espectro político se atreve a decir”.

Publicidad
Media: 4.53
Votos: 17
Comentarios:
La portavoz adjunta de Podemos en el Congreso de los Diputados, Irene Montero. Flickr

La portavoz adjunta de Podemos en el Congreso de los Diputados, Irene Montero. Flickr

MADRID.- Advierte de entrada que lo de ‘a 140’ le va a costar. Y no es la primera vez que la psicóloga, jefa de gabinete de Pablo Iglesias y portavoz adjunta de Podemos en el Congreso lo intenta.

En el mismo formato, Irene Montero (Madrid, 1988) pronosticó tras el 20-D que el PSOE nos estaba “condenado a una segunda vuelta electoral”. Hoy afirma que “la crisis del régimen” –como traduce lo ocurrido en Ferraz- hace evidente lo que antes sólo intuía: que “nadie en el PSOE tuvo nunca voluntad sincera de gobernar con nosotros”.



En la víspera del Consejo Ciudadano de Podemos celebrado el sábado, la madrileña reconoce el debate abierto sobre la gramática de la formación: “Si hablar de lo que nadie quiere hablar en las instituciones significa ‘caña’, la gente nos está pidiendo ‘caña’. Se la debemos a la gente que nos votó”.

¿Si le pregunto a Irene Montero por su “sensibilidad”, qué me contesta?

Mi sensibilidad está ahora mismo con un Podemos que sea capaz de cambiar el régimen del 78, de construir nuevos consensos sociales. Está con el Podemos para el que nacimos.

¿No hay crisis en la formación? Cada vez son más los postulados que separan a Iglesias de Errejón

Lo que tenemos es un debate abierto, que tendrá que darse también en un nuevo Vistalegre, que tiene que ver con el momento en el que vivimos. Podemos tiene que ser la formación política que dé garantías de un proyecto de país distinto al del PP. ¿El PP tiene claro su proyecto de país? Sí: el proyecto de la austeridad. ¿El PSOE tiene un proyecto de país claro? No lo parece: unos quieren al PP y otros quieren –o querían- terceras elecciones y repetir elecciones hasta borrar los tres últimos años de este país. Nosotros ofrecemos garantías frente a la austeridad del PP y frente a las dudas de otras formaciones; garantías de un proyecto de país en el que nadie se quede fuera.

Decía Iglesias esta semana que el debate en la formación debe ser si sigue siendo populista o no. ¿Me lo explica?

Forma parte de un debate en la presentación de un libro y de una reflexión intelectual compleja, difícil de resumir en un titular. De lo que hablamos es de cómo Podemos, como herramienta útil para defender los derechos de la mayoría social que no tiene ningún otro partido, puede seguir avanzando en las posiciones ya conquistadas y seguir construyendo un proyecto político en las instituciones y fuera de ellas.

Pero, entre la 'caña' que propone Iglesias y la 'vaselina' de Errejón para avanzar en ese proyecto, ¿dónde está Irene Montero?

Con esas dicotomías no es fácil situarse. Pero más allá de lo que opine uno u otro, y más allá de lo que piense Irene Montero, los que están dañados por la crisis, los que no llegan a fin de mes, los que no pueden pagar el material escolar, los que sufren cada vez colas más largas en los servicios públicos, quieren alguien que diga las cosas como son y que diga lo que nadie más en el espectro político se atreve a decir.

'Caña' pues

Ayer celebramos en el Parlamento el Día de los Derechos de la Niña. Nadie en la mesa dijo que en este país, a día de hoy, uno de cada tres niños y niñas están en riesgo de pobreza, o que aún se sigue desahuciando a niños y niñas sin alternativa habitacional. De eso, de lo que nadie quiere hablar en las instituciones, es de lo que tiene que hablar Podemos. Si eso significa “caña”, la gente nos está pidiendo “caña”. Se la debemos a la gente que nos votó.

Otra diferencia entre Iglesias y Errejón: ¿deben los dirigentes autonómicos de Podemos “tomar nota” si el PSOE permite que gobierne Rajoy?

Cualquier persona que haya votado al PSOE, o que viva en este país y sepa que el PSOE dijo sistemáticamente “no” al PP, se sentirá defraudada si finalmente el Partido Socialista ayuda a que se apliquen las políticas del PP. Cuando se apliquen las políticas del PP, sea con las siglas del PP o sea con las siglas que sean, a Podemos nos van a tener enfrente.

Anuló usted un viaje a Ecuador y Colombia la semana pasada por la crisis socialista. ¿Tan grave es?

La crisis del PSOE es, en realidad, la crisis del régimen. Estamos viviendo un momento de gran trascendencia para este país que exige que Podemos, como actor que nace precisamente por la ruptura de los consensos del 78, esté atento a lo que pasa y se visibilice como el actor que ofrece garantías para reconstruir consensos en un nuevo escenario político.

El presidente de la gestora, Javier Fernández, decía que el problema es que “el PSOE se ha podemizado”

Lo que no sé es si Javier Fernández quiere parecerse al PP. En Asturias, el Partido Socialista se ha caracterizado por tener guiños con el Partido Popular. Nosotros somos hijos políticos de un nuevo tiempo, de nuevos consensos que expresó muy bien el 15-M, y adaptarse a esos nuevos consensos que la sociedad está pidiendo a gritos es positivo. Si hay gente en el PSOE que quiere parecerse más al PP, lo respetamos. Pero nosotros estaremos frente a todo lo que sea aplicar las políticas del PP, aunque quien lo quiera sean señores y señoras que habitan en el PSOE.

Pues parece que Fernández, presidente asturiano, les está buscando para aprobar sus presupuestos

Y nosotros decimos: siempre que las políticas que se apliquen estén en defensa de la mayoría social, más ahora que estamos en una situación de emergencia que sigue existiendo aunque no se hable de ella, nos tendrán al lado. Si de lo que se trata es de aplicar las políticas del PP, nos van a tener enfrente.

¿Ha hablado usted con algún socialista después del terremoto del sábado?

Claro. Me siento en el límite entre la bancada de Podemos y del PSOE.

¿Y qué le ha dicho quien se sienta en el escaño de su derecha?

Estoy al lado de una diputada socialista por Baleares, Sofía. Nos hemos saludado, nada más.

¿Confía aún Podemos en la posibilidad de un gobierno alternativo?

La ha descartado el PSOE y creo que, en realidad, nunca quiso. En diciembre, en la legislatura anterior, dijeron que con Podemos no querían ir. En el PSOE había dos opciones: los que querían gobernar con el PP y los que querían repetir elecciones hasta que volviéramos a una situación anterior a 2011. Creo que nunca hubo nadie en el PSOE que tuviera voluntad sincera de gobernar con nosotros. Lo creía. Ahora es evidente.

Pronostique: ¿habrá abstención del PSOE o vamos a terceras elecciones?

Esa pregunta habría que hacérsela al Partido Socialista. Mi deseo es que no gobierne el Partido Popular.

Luego, que volvamos a votar en diciembre

Los cinco millones de votantes del PSOE querrían un gobierno de cambio, que es un gobierno con Unidos Podemos. Y ese siempre ha sido el deseo de Podemos: un gobierno de progreso.

El viernes dijo Rajoy que no va a poner condiciones al PSOE. ¿Se lo cree?

Llevamos demasiadas semanas de teatro. Lo que los ciudadanos están esperando es claridad por parte del PSOE y por parte de un PP que siempre ha dicho que quería una gran coalición. Entiendo que, con o sin condiciones, sigan manteniendo su propuesta de que en este país gobiernen los partidos tradicionales, las formaciones del régimen del 78, para dejar fuera a Podemos. Rajoy es coherente con el proyecto que ha defendido siempre el PP.

¿Le vendrían bien a Podemos las terceras elecciones? ¿Qué encuestas manejan?

No hemos hecho ese cálculo, ni hemos pensado en todo este tiempo en clave electoral. Desde luego, si se repiten elecciones, estamos preparados y vamos a volver a ofrecer garantías frente al proyecto austeridad del PP y de los que, bajo las siglas del PSOE, quieren que gobierne el Partido Popular. Hemos sido coherentes y nunca hemos dicho nada diferente a lo que dijimos en campaña. Eso es algo que los ciudadanos van a valorar.

Termine con la 'caña'. ¿Las imágenes de los banquillos Gürtel y ‘tarjetas black’ le producen…?

Rabia. La rabia que produce a cualquiera la impunidad con la que han delinquido quienes han gobernado y son responsables de las políticas que tanto sufrimiento han provocado a la mayoría social. Veo mucho contraste entre los de las ‘tarjetas black’ o los del juicio de la Gürtel y los desahuciados o los preferentistas a quienes quitaron su dinero. Es hora de que ganen la batalla los robados, los desahuciados sin alternativa habitacional, y no toda esta gente que ha vivido fuera de la ley, en la creencia de que esto era su cortijo privado y que su riqueza se podía construir sobre el sufrimiento y el dolor de los demás.