Público
Público

IU aprueba el borrador del reglamento para regular la destitución de cargos

La revocación por la vía del referéndum de sus cargos públicos y orgánicos podrá implementarse siempre que sea solicitada al menos por un 40% de la militancia.

Publicidad
Media: 4.25
Votos: 4
Comentarios:

Alberto Garzón ha presentado este sábado su informe político en una reunión de la Coordinadora Federal.- EFE

La Coordinadora Federal de IU ha aprobado esta tarde por 38 votos a favor, uno en contra y 6 abstenciones el borrador del reglamento interno que regulará la revocación por la vía del referéndum de sus cargos públicos y orgánicos siempre que sea solicitada al menos por un 40% de la militancia.

Este órgano de debate y dirección de esta organización ha dado el visto bueno al borrador del "Reglamento para la promoción y solicitud de referendos revocatorios de mandatos de cargos orgánicos y públicos de IU" y abre un plazo de un mes para que militantes y simpatizantes puedan hacer aportaciones puntuales al texto.

Tras ello, la Comisión Federal de Garantías Democráticas (CFGD) revisará la seguridad jurídica de todo el contenido, que se someterá a votación definitiva en la próxima reunión de la Coordinadora Federal del mes de junio.

Según el reglamento interno, el procedimiento para iniciar la separación de un cargo del partido podrá instarse por un 1% del censo o el 10%de aquellas personas que compongan un órgano de dirección.

Además, se ha acordado que esta solicitud no pueda ser instada por cualquiera de los partidos o corrientes de opinión que se integran en Izquierda Unida, así como por sus federaciones.

A partir de la solicitud, tanto el grupo promotor como la persona o personas a las que se quiere revocar dispondrán del plazo de un mes para "exponer cuantas explicaciones, argumentos, testimonios o pruebas consideren necesarias para la defensa de sus intereses".

Pasado este tiempo, el órgano instructor abrirá un proceso de arbitraje para tratar de resolver el conflicto sin necesidad de acudir al referéndum revocatorio.

Si esta solución amistosa no es posible, se abrirá un plazo de tres meses para que la iniciativa recoja los apoyos necesarios para que se celebre el referendo revocatorio, lo que será comunicado públicamente a todo el censo de referencia.

De salir adelante, el referendo revocatorio se celebrará en un máximo de 15 días. Según el borrador, el revocatorio puede alcanzar también a los cargos públicos perteneciente a IU que hayan sido elegidos a partir de candidaturas con otra denominación y que no hubieran sido propuestos formalmente para ellas por Izquierda Unida.

En cualquier caso, la solicitud de inicio del proceso nunca podrá realizarse antes de que transcurra un año desde la toma de posesión del cargo en cuestión.

De igual forma, no se podrá instar nuevamente el inicio del proceso contra un cargo que ya haya sido sometido a un referendo revocatorio hasta que hubieran transcurrido al menos dos años desde el primer intento.