Público
Público

IU da a elegir al rey entre devolver el 'Fortuna' a "los poderosos" o que revierta en el pueblo

La formación de Baleares coloca a la Casa Real en una disyuntiva incómoda: que el barco, actualmente propiedad del Estado, revierta en los ciudadanos o que sea devuelto a los empresarios que se lo regalaron

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La petición de la Fundación Turística y Cultural de las Islas Baleares (Fundatur) de que Patrimonio Nacional le devuelva el yate Fortuna, que esta funcación regaló al rey en el año 2000, ha llevado a la formación Izquierda Unida de Baleares a situar a la Casa Real en una disyuntiva incómoda: que el barco, actualmente propiedad del Estado, revierta en los ciudadanos o que sea devuelto a los 'codiciosos poderosos', en referencia a los empresarios que conforman está fundación.

En un comunicado la coalición da a elegir al rey entre entre 'devolver el yate Fortuna al pueblo o a los codiciosos poderosos' y añade que Patrimonio Nacional no puede devolver el lujoso buque, encargado expresamente para uso y disfrute del rey, a los miembros de Fundatur sino que 'debe revertir en los ciudadanos'.

Los empresarios de Baleares que en el año 2000 regalaron al rey el yate quieren que el Gobierno se lo devuelva, según acordó por unanimidad Fundatur.

IU comenta que 'la Fundación Turística de las Islas Baleares, una entidad que a pesar de haber sido declarada de interés público nadie sabe a qué se dedica, se ha reunido urgentemente para reclamar la devolución del yate'.

'Se ve que no saben aquello de Santa Rita, Santa Rita. Cuando hacen un regalo en realidad no lo hacen, sino que piensan que lo pueden dejar en depósito y recuperarlo cuando quieran', agrega IU.

IU interpreta que 'el motivo de este cambio de actitud, pues antes habían dicho que no lo reclamarían', parece ser la propuesta de la coalición de que el importe de la subasta del Fortuna se dedique a cubrir necesidades sociales de los ciudadanos de las Islas.

El Consejo de Ministros debe decidir el futuro del yate una vez que Patrimonio Nacional aprobara la semana pasada la desafectación de este bien requerida por el monarca.

Carmen Matutes en declaraciones a la Cadena SER, aseguró que 'en el acta de entrega del barco dice claramente que se dona a Patrimonio Nacional para uso y disfrute del rey y el resto de los miembros de la familia real. Una vez que la familia real ha comunicado su intención de dejar de utilizarlo, entendemos que ese activo debería volver al balance de la Fundación' y añade que el barco 'se adquirió y se donó a Patrimonio Nacional con un fin concreto, que es la promoción de las Islas Baleares, eso se financió con las aportaciones de unos empresarios a una fundación que tenían esa intención.'