Publicado: 10.02.2016 18:55 |Actualizado: 10.02.2016 19:56

IU denuncia ante Bruselas la vulneración de los derechos fundamentales de los dos titiriteros

Los eurodiputados Albiol y Couso aseguran que aunque salgan de la cárcel "se enfrentarán a un juicio por una representación satírica", algo inconcebible en la democracia.

Publicidad
Media: 3.75
Votos: 4
Comentarios:
Raúl García Pérez y Alfonso Lázaro de la Torre, los dos titiriteros encarcelados desde el pasado sábado acusados de ensalzar a ETA y Al Qaeda en un espectáculo de carnaval celebrado en Madrid, son recibidos por varias personas a su salida este miércoles d

Raúl García Pérez y Alfonso Lázaro de la Torre, los dos titiriteros encarcelados desde el pasado sábado acusados de ensalzar a ETA y Al Qaeda en un espectáculo de carnaval celebrado en Madrid, son recibidos por varias personas a su salida este miércoles de la cárcel de Soto del Real (Madrid). EFE/Fernando Alvarado

MADRID.- La portavoz de Izquierda Unida en el Parlamento Europeo, Marina Albiol, y el eurodiputado Javier Couso han denunciado ante la Comisión Europea la detención el pasado sábado de dos titiriteros de la compañía Titiriteros desde Abajo en Madrid, acusados de enaltecimiento del terrorismo por la representación de la obra La bruja y Don Cristóbal en las fiestas de Carnaval. Ambos esgrimen que se han visto violados los derechos a la libertad de expresión y de conciencia, recogidos en la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea, según un comunicado de prensa del partido.

Los eurodiputados aseguran que “La representación era de carácter satírico y criticaba el clima de persecución del activismo social que se vive en el Estado español, al colocar unos policías una pancarta a una bruja a la que detienen que leía el lema: Gora Alka-ETA”. Asimismo, Albiol y Couso nombran los artículos 10 y 11 de la citada Carta de los Derechos Fundamentales de la UE, así como el artículo 13 que dice de forma explícita que “las artes son libres”.



"Límites insospechados de represión"

“Nos parece extremadamente peligroso que la Justicia pueda ver enaltecimiento del terrorismo en un papel de 20 centímetros con la leyenda Gora Alka-Eta en las manos de un títere. Estamos llegando a unos límites insospechados de represión y en este caso es preocupante que alguien pueda identificar ese momento de la obra como un acto de enaltecimiento del terrorismo”, ha sñalado el portavoz del partido.

El juez ha decretado la puesta en libertad de los dos titiriteros este miércoles, algo que para Couso es un “motivo de celebración”. Sin embargo, tanto él como Albiol han querido llevar el caso ante la CE puesto que “aunque en breve saldrán a la calle, se enfrentarán a un juicio por una representación satírica, algo que no tiene cabida en nuestro marco democrático”.

“Ofende a la Justicia que dos personas pasen por prisión por el contenido de una obra de ficción”, ha dicho Couso, quien considera “alarmante la deriva represiva de una democracia que parece no entender que la libertad de expresión y el arte deben ser protegidos y no perseguidos”, ha avisado.

Albiol ha recordado que no es la primera vez que denuncian los juicios de "marcado carácter político”, como por ejemplo el de la concejala de IU en Alicante, Marisol Moreno. “Los ataques a la libertad de expresión, de pensamiento, o la libertad artística se repiten de manera alarmante y las Instituciones europeas deben estar al tanto para poder actuar”, ha insistido.

Ambos han apuntado a la reforma del Código Penal pactada entre PP y PSOE en el marco de la supuesta lucha antiterrorista y a las diferentes leyes mordaza como las responsables de que "una representación con muñecos de trapo acabe en detención". Asimismo, Couso añade que “es un sinsentido que se va haciendo norma tras la contrarreforma judicial del PP. Es un retroceso de nuestras libertades y de su protección”.

Albiol ha dicho, además, que el “que se les haya encarcelado de manera incondicional es otra prueba de la falta de garantías judiciales que venimos denunciando, particularmente en los juicios de carácter político”.

Amnistía Internacional pide retirar los cargos

Amnistía Internacional ha reclamado hoy la retirada de los cargos de los artistas. La organización ha hecho esta petición tras la puesta en libertad de los autores de la obra La bruja y don Cristóbal tras la petición del fiscal.

Pero el juez acusa a los detenidos de enaltecimiento del terrorismo y de incitación al odio, cargos que Amnistía Internacional pide que se retiren.

Además, ha considerado que las medidas cautelares impuestas este miércoles por el juez, como la comparecencia diaria en un juzgado o la prohibición de salir del país y la retirada del pasaporte resultan "injustificadas".

El director de Amnistía Internacional España, Esteban Beltrán cree que "una obra de teatro, por mucho que su contenido pueda parecer inadecuado, no representa un peligro para la seguridad. Solo deberían sancionarse las expresiones que inciten directamente a la comisión de actos terroristas, tal y como han advertido diversos relatores de Naciones Unidas". 

Artistas gallegos ven agresión a la libertad de expresión

Varias asociaciones de artistas y profesionales de cine y teatro gallegos denunciaron este miércoles la actuación policial y judicial contra los titiriteros detenidos. Califican agresión a la libertad de expresión".

En un comunicado conjunto, las asociaciones gallegas de actores, guionistas, empresas de artes escénicas, de directores-realizadores y la Academia gallega del Audiovisual expresan su "solidaridad" con los detenidos y su "condena" por la detención. Asimismo, piden la retirada de cargos, además de proponer un "proceso de reflexión colectivo" para favorecer el "ejercicio, comprensión e implicación de los derechos fundamentales de expresión y pensamiento".

Apuntan que la detención supuso "un ataque sin precedentes que nos retrotrae a tiempos supuestamente superados" y subrayan que ese tipo de intervención "resulta incompatible con los principios de una democracia y de un sistema judicial que debe salvaguardar los derechos fundamentales de la ciudadanía".

Los artistas, guionistas, realizadores, directores de escena y de cine gallegos indican que "no entran en consideraciones respecto de lo impropio de la actuación o lo poco apropiado para espectadores infantiles" del espectáculo, porque "todo este discurso conforma un debate secundario y hasta anecdótico".

Agregan que "la cuestión de fondo, la importante, la que nos concierne a todos es otra", y opinan que "la gravedad de los hechos radica en el intento de vulnerar la libertad de expresión general" y de los artistas, cuya función es "reflejar el estado de las cosas, el respirar de la sociedad; cuestionar los mecanismos de poder y poner el foco sobre las principales problemáticas".

Sabotaje a un Gobierno con Podemos

El portavoz en el Congreso de Podemos, Íñigo Errejón, ha atribuido este miércoles la detención de los artistas a un intento de sabotaje de un Gobierno entre su partido y el PSOE y ha dicho que la prisión ha sido una medida "desmesurada" y "vengativa".

Errejón, en declaraciones a los medios en la Cámara, ha sugerido que "si no hubiera ese intento de castigar y golpear al Ayuntamiento de Madrid y también de influir introduciendo miedo en las posibles discusiones sobre acuerdos de Gobierno, estas dos personas no habrían tenido que pasar cinco días en prisión".

Así, cree que los dos titiriteros "han pagado en sus carnes la sobreactuación para intentar golpear un Gobierno de cambio y también al Ayuntamiento de Madrid".

"Tal vez por eso ha habido esa saña, que han tenido que pagar dos personas por una obra de ficción con cinco días de prisión", ha añadido, y ha opinado que ha habido una "sobreactuación" por parte de la Fiscalía pidiendo el ingreso en prisión por hacer una obra con marionetas, incluso aunque sea "ciertamente inadecuada".

Las medidas que se les han impuesto han sido "exageradas y vengativas" a juicio de Errejón, quien ha recordado que a Iñaki Urdangarín no se le retiró pasaporte cuando se abrió el juicio por el caso Nóos.

En esa línea comparativa de casos ha mencionado además el del expresidente de Bankia Rodrigo Rato, a quien tardaron mucho tiempo en retirarle el pasaporte, o los de Jordi Pujol Ferrusola, a quien no se le ha retirado ni tampoco se le hace comparecer en el juzgado todos los días.

"Ahora bien, a dos titiriteros que han hecho una representación de mal gusto que y no se tenía que haber producido, pero es de ficción, se les retira el pasaporte", se ha quejado, antes de recalcar que, en todo caso, se alegra de que vayan a salir en libertad.