Publicado: 25.05.2015 00:28 |Actualizado: 25.05.2015 17:51

IU desaparece en Madrid y Valencia pero resiste en Asturias

La coalición de Lara salva los resultados municipales aunque se desmorona en plazas clave tras la fuerte irrupción de Podemos. A nivel autonómico, Gaspar Llamazares es el único que resiste, igualando el resultado de 2011, cinco escaños.

Publicidad
Media: 3.44
Votos: 9
Comentarios:
El líder de IU, Cayo Lara (i), y el candidato a la presidencia del Gobierno, Alberto Garzón (d), acompañados por el exeurodiputado Willy Meyer, siguen la información de la jornada electoral en la sede de Izquierda Unida, en Madrid. EFE/FERNANDO VILLAR

El líder de IU, Cayo Lara (i), y el candidato a la presidencia del Gobierno, Alberto Garzón (d), acompañados por el exeurodiputado Willy Meyer, siguen la información de la jornada electoral en la sede de Izquierda Unida, en Madrid. EFE/FERNANDO VILLAR

MADRID.- Izquierda Unida se desmorona. Al menos con esas siglas. La coalición que dirige Cayo Lara ha visto como las candidaturas de unidad popular en las que ha participado han funcionado con muy buen resultado en ciudades como A Coruña, Santiago, Barcelona o Zaragoza; sin embargo se ha quedado fuera por primera vez desde la Transición en el Ayuntamiento de Madrid, donde su candidata, Raquel López, ni siquiera ha llegado al 2% de los votos, por debajo incluso de UPyD. El resultado deja "caras tristes y caras alegres", como ha resumido el todavía líder de IU.

 

Las urnas han demostrado a Cayo Lara que su decisión de apoyar a López unilateralmente, al margen de su dirección federal, ha sido un fiasco. Les ha dejado fuera del consistorio madrileño mientras que la opción que apoyó la militancia en las primarias que ganó Mauricio Valiente (finalmente número cuatro en la lista de Ahora Madrid), la de converger en Ahora Madrid, ha estado a punto de ser primera fuerza política.

Este resultado abre aun más si todavía era posible la brecha en la federación madrileña. La candidata Raquel López ya ha encontrado un culpable de su debacle: Alberto Garzón, el candidato a la Presidencia del Gobierno, al que acusa de trabajar junto a otros compañeros para que IU desaparezca. Afirma que la militancia de Madrid no le va a perdonar "jamás" que haya trabajado contra su candidatura y le ha tildado de "miserable" al tiempo que ha instado a Cayo Lara a que reaccione "ya".

En la recta final de la campaña, varios dirigentes de IU, entre los que no estaba Garzón, firmaron un manifiesto en el que pedían públicamente el voto para Ahora Madrid; entre ellos el diputado Javier Couso o la coordinadora general de Esquerda Unida en Galicia, Yolanda Díaz. Garzón ha querido valorar esta palabras, aunque él siempre ha asegurado que su referente en Madrid en Valiente. Tampoco lo ha valorado Cayo Lara, quien tan sólo ha asegurado que "lo de Madrid ya es agua pasada", aunque en la sede de la calle Olimpo hay quien piensa que el baile no ha hecho más que empezar.



Dimisión de Lara, en el aire

La candidatura de López no fue ratificada por la Presidencia Federal de IU, por lo que Garzón no hizo campaña con ella en Madrid, aunque sí Lara, que no ha querido pronunciarse sobre si se considera responsable de este fracaso ni si piensa dimitir. "Comprenderéis que a esa pregunta no voy a contestar hoy", ha asegurado en su comparecencia, pasada la media noche.

La decisión de Lara de apoyar a López unilateralmente, al margen de su dirección federal, ha dejado a IU fuera del consistorio madrileño

Con quien sí hizo campaña Garzón fue con Luis García Montero, el poeta y candidato de IU a la Comunidad de Madrid, que también se ha quedado fuera del parlamento en contra de las encuestas. Ha rozado el 5% necesario para entrar en la Cámara, pero finalmente pierde los 13 diputados que obtuvo su formación en 2011, acusando la marcha de Tania Sánchez para converger con Podemos en Convocatoria por Madrid. A diferencia de López, Montero no ha valorado públicamente sus resultados. 

Desastre autonómico

A nivel autonómico el resultado es desastroso. Así lo ha reconocido Cayo Lara, que no compareció ante la presan pasadas las 00.30 horas. Han obtenido nueve diputados frente a los 35 que detentaban. IU pierde su presencia en cuatro parlamentos autonómicos de los ocho en los que tenían escaños y resiste por la mínima en los otros cuatro. Desaparece en Madrid, Comunidad Valenciana, Murcia y Extremadura. Sólo Gaspar Llamazares en Asturias ha jugado un buen papel, igualando su resultado de las elecciones anticipadas del principado en 2012, cinco escaños. En Aragón se quedan con un diputado y pierden cuatro, mientras en Castilla Y León igualan con un escaño, en Navarra obtiene dos, uno menos que en 2011.

"Los resultados ha sido muy malos a nivel autonómico", ha reconocido el coordinador federal, que ha insistido en que "si hubiera habido convergencia, como nosotros planteamos, los resultados globales serían mayores para la izquierda y hubiéramos contrarrestado la influencia de la derecha", por lo que ha asegurado que su formación "seguirá poniendo la unidad de la izquierda en el punto de mira para las próximas elecciones".

Mantienen sus concejales

Sin embargo, a nivel de votos no han perdido tanto terreno. A nivel estatal, las siglas de IU han obtenido 1.046.431 sufragios, el 4,73%. La coalición pierde alrededor de 400.000 votos respecto a los últimos comicios, y ha logrado 2.215 concejales, aproximadamente los mismos que tenía. Sin embargo, el secretario federal de organización de IU, Adolfo Barrena, recuerda que esos datos que facilita el Ministerio del Interior corresponden al 35% de las candidaturas de IU. "En el otro 65% son candidaturas de convergencia y unidad en las que IU ha participado para derrotar a la derecha", y calculan que se podrían sumar otro millar de concejales a estos resultados. La misma opinión ha trasladado Lara, quien ha calificado los datos en municipios de "muy buenos" y no duda de que "IU será un fuerza decisiva en las políticas municipales".

"Han perdido 2.400.000 votos, bien merecidos por sus políticas tan negativas y por su suma de bandas organizadas para delinquir", ha manifestado Cayo Lara sobre la debacle de los conservadores

En ausencia de alegría, el líder de IU busca positividad en la caída del PP. "Han perdido 2.400.000 votos, bien merecidos por sus políticas tan negativas y por su suma de bandas organizadas para delinquir", ha remachado al tiempo que también se congratulaba por que CiU no pueda gobernar en Barcelona.

Madrid lo ha dejado para el final, aunque "también es una buena noticia" que el PP no vaya a Gobernar allí. Aunque el resultado de IU en la capital haya sido ridículo, Lara se siente "parte de esa acción" por la que Esperanza Aguirre no va a ser alcaldesa, algo "muy importante para regenerar la democracia".

Este lunes, la coalición hará una "valoración más profunda" durante la reunión de su Ejecutiva. Sobre la mesa, sin duda, estará la convergencia, que ha demostrado que "funciona muy bien", como ha remarcado Lara, aunque él haya apoyado justamente lo contrario en Madrid.