Público
Público

IU y Podemos IU se diferencia de Podemos y apuesta por una nueva marca para las elecciones de 2019

Este sábado, Izquierda Unida celebra su Asamblea Política y Social en la que definirán el modelo de confluencia para las próximas elecciones municipales, autonómicas y europeas del próximo año.

Publicidad
Media: 5
Votos: 3

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias (d), conversa con el coordinador general de IU, Alberto Garzón (i). /EFE

El foco en la izquierda está puesto en cómo confluirán las diferentes organizaciones de cara a las próximas elecciones de la primavera de 2019. Una unidad que está siendo muy esperada pero que hasta día de hoy no se ha definido. Este sábado, Izquierda Unida avanzará en su apuesta para la "convergencia electoral" en la Asamblea Política y Social del partido, máximo órgano de decisión del partido después de las Asambleas Federales que se celebran cada cuatro años.

El partido liderado por Alberto Garzón debatirá el documento Bases para la convergencia electoral, que hasta ahora es un borrador al que ha tenido acceso Público. En él se define el planteamiento de Izquierda Unida, señalando los elementos esenciales para las bases de su modelo de confluencia con Podemos y otras fuerzas del cambio: la confluencia más amplia posible mediante una coalición electoral, búsqueda de un nombre y marca común, autonomía para que los territorios desarrollaren por separado sus propios acuerdos y primarias lo más proporcionales "posibles".

Este documento se conoce en una de las semanas claves de las negociaciones de Podemos e IU para conseguir un pacto electoral de cara a las elecciones europeas, autonómicas y municipales del próximo año. Como explican fuentes del partido a Público, en el documento no se definen "líneas rojas" para la confluencia ya que no se trata de un "acuerdo cerrado" al depender de las negociaciones entre los secretarios de organización de Podemos, IU y EQUO. Conversaciones que, según explican fuentes de los partidos, siguen avanzando en buena línea, aunque todavía no se ha terminado de definir el acuerdo general entre las formaciones.

Sin embargo, y a pesar de esta sintonía, hay choques con los planteamientos de IU y con lo que, hasta ahora, ha dejado entrever Podemos. Lo primero, la "marca común". IU apuesta por un nombre y marca común "con el que se sientan interpeladas todas las fuerzas políticas que forman parte". Una propuesta que, aunque existen muchas posibilidades de nombres y combinaciones, puede ser frustrada ya que Podemos ya ha decidido que su nombre debe aparecer en todas las marcas electorales. "En el caso de que existan distintas propuestas que dificulten encontrar una denominación común, IU defenderá que los nombres de las organizaciones políticas estén presentes para representar a los diferentes actores", añaden en el documento.

Los planteamientos de IU pueden llegar a chocar con la hoja de ruta planteada por Podemos en cómo ir a las elecciones de 2019

Sin embargo, el punto que puede llegar a ser más polémico es en el que tendrán que decidir en qué ámbito se presentan a cada nivel electoral. Desde ambas formaciones se ha reconocido la dificultad de estas decisiones. Aunque ya IU ha adelantado que la apuesta de la formación es con coaliciones que sean de ámbito estatal en las elecciones europeas y municipales y de ámbito autonómico para las elecciones autonómicas. Añadiendo, además, que "en el caso de las elecciones municipales, se buscará, además, el esquema jurídico más adecuado para garantizar la agregación de resultados y la máxima representación en las instituciones supramunicipales".

Izquierda Unida también propone evitar una primarias conjuntas con Podemos y apostar por primarias y candidaturas unitarias que sean "lo más amplias posibles". " El proceso deberá tener en cuenta las numerosas experiencias de candidaturas unitarias ya existentes a la hora de sumar el mayor número de actores". se declara en el documento, buscando una unidad que vaya mucho más allá de la ya marcada también por el grupo confederal de Unidos Podemos en el Congreso. Así, se busca que "en todos los ámbitos territoriales, se buscará incorporar a través de procesos amplios a personas con un perfil relevante por su trabajo en el ámbito de la sociedad civil, las luchas sociales y del mundo profesional".

Siguiendo la línea ideológica del partido, los acuerdos se deben basar en "construir una España republicana más moderna, democrática y justa" definiendo su propuesta de modelo de país: "Productivo, sostenible y con empleo digno; democrático y solidario; con servicios públicos de calidad; y en absoluta igualdad entre mujeres y hombres". Para ello, también apuestan por una "elaboración programática lo más abierta y participativa posible como base para la unidad".

En esta misma asamblea, Izquierda Unida también decidirá los detalles de su propio proceso de primarias para las próximos comicios en las que cada federación elegirá a sus candidatos en todos los niveles, preferiblemente, entre junio y octubre. Unas primeras "abiertas" que permiten "un espacio amplio y cómodo" para las que no se necesita la "afiliación" y que deja las puertas abiertas a movimientos sociales, pero también a sectores críticos de Podemos como Anticapitalistas, que en Madrid no ha formado parte de las primarias del partido morado.

El acuerdo final entre IU, Podemos y EQUO a nivel estatal todavía no se ha definido, a pesar de los meses de negociaciones. Sin embargo, desde fuentes de estos partidos se afirma que los resultados de este acuerdo se conocerán en los próximos días.