Público
Público

IU plantea las europeas como la oportunidad de que "el poder cambie de bando"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Izquierda Unida ha presentado este jueves su campaña para las elecciones al Parlamento Europeo que se celebran el próximo 25 de mayo. Una campaña que, con el eslogan 'El poder de la gente', se vertebrará en más de un centenar de actos en todo el Estado y en el que los afiliados tendrán un papel central para transmitir el mensaje de que el proyecto de Unión Europea 'pactado por conservadores y socialdemócratas en los años noventa es un proyecto fallido' y es el momento de poner en marcha 'un proceso constituyente que dé como resultado un nuevo proyecto de integración regional' con las personas como centro de la vida política.

Así se expresó el número uno de la lista, Willy Meyer, para quien 'socialdemócratas y conservadores son los responsables de un modelo económico que estableció que la economía no debía ser controlada y que ha permitido que sea precisamente la economía la que controle al poder político. Queremos señalar a los actores políticos de esta crisis. Los dos gobiernan la UE, los dos han votado todos los tratados y son los artífices de esta filosofía económica que condena a la gente a la humillación [...] es necesario volver a tomar la bastilla', dijo evocando a lo que calificó como el 'símbolo europeo' por excelencia.

El también responsable de política internacional de IU no ocultó que la oportunidad es única para su organización ─que en los sondeos ronda entre el 11% y el 14% en intención de votos─. Cualquier cosa que se mueva en esa horquilla ya sería considerado como un éxito 'y como tal habrá que tratarlo', dijo Meyer, que a día de hoy es el único representante de IU en Estrasburgo. El buen humor que reina en la Federación después de los meses revueltos en los que se dio forma a la candidatura quedó patente cuando Meyer respondió a la insistencia de los periodistas con un irónico 'está claro que apostamos a lo máximo, que es la mayoría absoluta en el Parlamento Europeo'.

Para lograr, en cualquier caso, mejorar los resultados de los comicios de 2009, Meyer aseguró que 'vamos a dirigirnos a la gente para que afine bien' con su voto. Y con esto se refiere a la necesidad de saber transmitir bien la idea central de que la crisis tiene unos causantes y unos cómplices. Para IU, los dos partidos tradicionales europeos. 'Debemos hacer ver que esto, por ejemplo, no es sólo un problema de los países del sur. Francia acaba de anunciar un recorte de 50.000 millones de euros con políticas aplicadas ya antes por Rajoy'. Para él, ese giro a la derecha de un François Hollande 'que prometió en campaña no firmar el tratado de estabilidad de la UE y cuando salió elegido lo firmó inmediatamente', es la mejor prueba de que los socialdemócratas 'han arriado todas las banderas progresistas'. Ese y la Grosse Koalition en Alemania, modelo político ya vigente en Italia y que los de Lara no dudan de que puede llegar a replicarse en España.

Lara: 'Están preocupados por una pequeña fuerza política que puede ayudar a crear poder en la gente'El coordinador federal, por su parte, aseguró que 'la ofensiva del poder va a ser brutal' para frenar las opciones de IU y puso como ejemplo el recurso al Tribunal Constitucional del decreto antidesahucios de la Consejería de Vivienda de la Junta de Andalucía. Para Lara, ese poder se identifica con los banqueros y tecnócratas que desde hace cinco años 'sólo necesitan levantar el teléfono' para provocar 'la sumisión total de los gobiernos', o con los 'acreedores y bancos que han posibilitado la cadena perpetua de la deuda'. 'Están preocupados por una pequeña fuerza política que puede ayudar a crear poder en la gente y que ese poder desemboque en una auditoría de la deuda y en las consiguientes quitas. Vamos a continuar dándoles preocupaciones', prometió con un tono casi mitinero.

'Algunos hablan de que el miedo debe cambiar de bando' ─ insistió, aludiendo seguramente de forma consciente a una de las expresiones más empleadas por el profesor Juan Carlos Monedero ─ Sin embargo, nosotros no estamos porque el miedo cambie de bando sino porque el poder cambie de bando [...] O nos revelamos pacífica y ordenadamente o nos resignamos. Y nosotros no nos vamos a resignar'. 'Que el poder cambie de bando', insistió Lara, algo que, según él, es 'un sueño realizable y posible'.

De explicar los aspectos más técnicos se encargaron el responsable de Organización, Miguel Reneses, y la responsable de Comunicación Interna, Clara Alonso. Reneses calculó que el gasto en la campaña será de 'unos cuatro millones de euros, la mayoría para el envío de propaganda electoral', lo que implica 'un poco más que en la anterior', al tiempo que recordó con bastante sorna que 'hace muchos años que IU no tiene vallas'. Reneses se refería claramente a la renuncia del PSOE de poner publicidad en este soporte.

El encargado de guiar la campaña resumió en cuatro puntos las líneas generales del proceso que comienza el 8 de mayo. Entre ellos, conseguir ese 'salto cualitativo' en votos del que habló Meyer, 'mermar al bipartidismo y situar a IU como alternativa de mayoría social', 'desplegar las potencialidades que tiene una candidatura que representa a la izquierda de este país y que ha demostrado ser capaz de formar alianzas y sumar' y, quizá lo más importante, 'conseguir que el programa sea una referencia política comprensible por una mayoría social'.

Clara Alonso: 'El poder de la gente se refleja en aquellos que se organizan en el día a día para responder a los ataques del bipartidismo'Reneses recalcó que IU piensa apostar por sus afiliados durante esta campaña y pretenden convertir 'en agentes electorales' a 15.000 de ellos, que contarán a diario 'con prácticamente los mismos materiales que tendrán cada uno de los 64 candidatos de nuestra lista'. 'Queremos que los afiliados hagan de lluvia fina para que el discurso llegue a la mayoría', resumió.

Mientras, Alonso explicó que el lema de campaña tiene tres objetivos: 'Desenmascarar el programa oculto del bipartidismo, que está oculto porque no tiene nada que demostrar', 'recoger el espíritu de un programa que ha sido elaborado por miles de personas', y 'recordar a la ciudadanía que son capaces de todo, de resistir para construir una vida digna de ser vivida'.

'El poder de la gente ─reclamó Alonso─ se refleja en aquellos que se organizan en el día a día para responder a los ataques del bipartidismo. Está en la becaria que día a día pelea con sus compañeros para conseguir un trabajo digno, está en el trabajador amenazado con un ERE en una empresa con beneficios, está en una joven exiliada que se va a Alemania para buscar una vida mejor, está en los periodistas precarios...'.