Publicado: 08.02.2014 07:00 |Actualizado: 08.02.2014 07:00

IU propone la instauración de una República federal "en la que sí quieran vivir vascos y catalanes"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"Radicalmente opuesto al planteamiento segregador del PP, más valiente que el federalismo centralista del PSOE y alejado de los proyectos independentistas". Con esas características alumbrará hoy IU su propuesta de modelo de Estado, que pretende ser "un proyecto de integración" de las distintas sensibilidades nacionales del conjunto del país y que, pese a reconocer el derecho a decidir y a la autodeterminación de los pueblos, defiende una estructura "común" que instaure una España federal y republicana. 

Este sábado los 350 delegados de la formación llegados desde todos los puntos del Estado perfilarán en Madrid una propuesta cuyo documento base ya se hizo público a finales del mes pasado (ver PDF), y que plantea la puesta en marcha de un proceso constituyente para dar cumplimiento así con el mandato de la X Asamblea Federal de la organización. Joan Josep Nuet, coordinador nacional de Esquerra Unida i Alternativa (EUiA) —marca de IU en Catalunya— y uno de los dirigentes de la formación que más ha trabajado en el documento, insiste en declaraciones a Público en que la de IU es "una apuesta muy firme por una República federal".

"Planteamos la construcción de un nuevo país. Un proyecto de convivencia", remarca. Nuet incide especialmente en esta última cuestión, a pesar de que en 2012 el máximo órgano de decisión de IU hizo esa apuesta por el derecho a decidir que se oficializa ahora negro sobre blanco. Lo respaldan, apunta el catalán, si bien la formación abogaría por el 'no' en aquellos supuestos en los que se planteara una pregunta sobre la independencia. "Apostamos por un proyecto común", insiste. 

El secretario de Acción Política y Electoral, Ramón Luque, añade que lo que reclama IU es un "federalismo profundo" a diferencia del PSOE, cuya reforma de la Constitución en clave federal es, a su juicio, "una entelequia e insuficiente". La federación propone así la puesta en marcha de los trabajos para redactar una nueva Carta Magna que modifique el modelo de Estado. Ese texto debe suponer el punto final de la monarquía y el reconocimiento de la existencia de un "Estado plurinacional".

Un "nuevo marco" que tal y como precisa Nuet huye del aislamiento que según él promulgan otras fuerzas políticas y trata de "enamorar" a aquellos pueblos como el catalán o el vasco donde más fuerza tienen los movimientos independentistas. Pretende "tender puentes de plata" especialmente con Catalunya. Al fin y al cabo, fue el movimiento soberanista que empezó a tomar fuerza allí en 2012 el que hizo a IU tener que poner en marcha el proceso de reflexión que culmina con la conferencia de este sábado.

La federación quiere hacer especial hincapié en la consolidación de una "ciudadanía republicana" que ponga en valor "un conjunto de derechos y valores comunes" de todo el Estado, pero que instaure un marco en el que "un sevillano, un catalán o un gallego" puedan "desarrollar plenamente todos sus potenciales culturales", sobre todo en lo que se refiere a la lengua propia. "Será un nuevo país en el que sí van a querer vivir vascos y catalanes", enfatiza Nuet.

Él, como catalán, se muestra "muy contento" por la labor reflexiva realizada por IU y que se ha materializado en el texto que saldrá hoy a la luz, porque considera que su federación "sí entiende lo que está pasando en Catalunya" y propone su propia alternativa.

El documento base ha recibido un total de 1.200 enmiendas, pero según explica Nuet, el 85% ya se han incorporado al nuevo texto y otras 60 podrían transaccionarse a lo largo de la mañana. En la confección de la propuesta de modelo de Estado, añade Luque, han trabajado unos 70 técnicos de diferentes disciplinas profesionales que van desde profesores de Derecho o politólogos, a especialistas en los conflictos abiertos en Euskadi o Catalunya. La conferencia de este sábado la inaugurará el coordinador federal, Cayo Lara, a quien seguirá el coordinador de los trabajos de la ponencia, el vicepresidente de la Junta de Andalucía, Diego Valderas.