Público
Público

Alberto Garzón IU propone modificar la Constitución para que se priorice el gasto social sobre el pago de la deuda

También piden la modificación de la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Modificación Financiera para suprimir la regla de gasto, aumentar el déficit esctructural y modificar las condiciones que limitan el déficit en situaciones de emergencia.

Publicidad
Media: 5
Votos: 4

Alberto Garzón en el Congreso - Foto de archivo / EUROPA PRESS

Alberto Garzón, dirigente de Izquierda Unida, ha presentado este miércoles dos proposiciones de Ley con las que piden corregir la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera para que el artículo 135 de la Constitución "priorice el gasto en servicios públicos, como Sanidad y Educación, sobre el de los intereses de la deuda".

Además de esto, se propone la modificación de la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Modificación Financiera en tres aspectos: suprimir la regla de gasto, aumentar el déficit esctructural acordado por Ley y modificar las condiciones que limitan el déficit en situaciones de emergencia.

Ambas proposiciones han sido impulsadas por IU y registradas por el grupo parlamentario de Unidos Podemos-En Comú Pódem-En Marea. "Es una propuesta que nosotros llevamos desde agosto del 2011 cuando el PSOE que estaba en el Gobierno llegó a un acuerdo con el PP para aceptar las obligaciones que se les imponía desde el capital financiero internacional".

Las presiones derivadas de éste conllevó a que modificaran la Constitución en el artículo 135 y su apartado tercero para "establecer una nueva priorización del gasto público de manera que se priorizaba el pago de los intereses de la deuda pública sobre cualquier inversión social o pública", denuncia Garzón. 

IU defiende que las propuestas permiten "acabar con el déficit sin deteriorar los servicios públicos"

Ya ante este acuerdo se opuso IU y desde entonces la formación ha continuado una lucha contra la modificación denunciando sus consecuencias: "La deuda pública se ha disparado y multiplicado" y "ha tenido unos efectos muy perversos en términos de crecimiento económico y prestación de servicios públicos ya que han quedado infrafinanciados como consecuencia de que el dinero se destinaba al pago de la deuda pública".

El líder de Izquierda Unida señala así que "los recortes en sanidad y educación son resultado de esta reforma". Por esto, la propuesta de IU pide la modificación para revertir el orden de prioridades: "La nueva prioridad es tener los ingresos y la inversión suficiente para garantizar la sanidad, educación, servicios sociales y públicos". "No tratamos de modificar la estabilidad presupuestaria", pero sí se propone una nueva estrategia para acabar con el déficit "salvaguardando los servicios públicos". Una propuesta que permite al Gobierno "acabar con el déficit sin deteriorar los servicios públicos".