Público
Público

IU reclama un pleno monográfico sobre corrupción en el Congreso

El coordinador federal, Cayo Lara, ha arremetido contra el PP por el caso Bárcenas y se pregunta cómo es posible que Rajoy no estuviera al tanto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, ha pedido celebrar en el Congreso una sesión plenaria monográfica en la que se debata sobre la corrupción y en la que comparezca el propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

En rueda de prensa en la sede federal de IU, Lara ha justificado esta petición a raíz del escándalo de Luis Bárcenas, el extesorero con cuentas en Suiza que además habría pagado sobresueldos en dinero negro a dirigentes del partido. A su juicio, este asunto 'es muy gordo y no es cualquier cosa'.

La idea de IU es reclamar al Gobierno en ese Pleno la aprobación, en un plazo de 90 días, un plan de medidas urgentes para perseguir la corrupción política y empresarial, que, con forma de proyecto de ley, deberá ser pactado con el resto de fuerzas políticas. En todo caso, Izquierda Plural seguirá adelante con su demanda de crear una subcomisión de estudio en la Comisión de Justicia donde se analicen posibles medidas contra la corrupción y, en previsión de su petición de un Pleno extraordinario no sea aceptada, también está trabajando ya en una proposición de ley para someter a votación sus propias propuestas en esta materia.

Para empezar, Lara reclama que ese futuro plan contra la corrupción regule las actividades de los partidos políticos, cargos directivos, electos, de libre designación y apoderados de todos ellos, así como que establezca la 'responsabilidad subsidiaria' de las formaciones políticas o los órganos colegiados de las mismas.

También demanda que incorpore las recomendaciones específicas para España del Grupo de Estados contra la Corrupción del Consejo de Europa y varias reformas legilativas. En concreto, pide cambiar el Código Penal para definir la responsabilidad penal de los corruptores, la Ley de Contratos de la Administración Pública para garantizar la transparencia y la igualdad de oportunidades y la Ley Electoral para limitar el coste de las campañas electorales.

Las peticiones de la federación de izquierdas se completan con el refuerzo del Tribunal de Cuentas y el establecimiento de un procedimiento de urgencia en los tribunales para los casos relacionados con la corrupción política.

Izquierda Unida cree, asimismo, oportuno retocar la Ley de Financiación de Partidos para limitar las donaciones anónimas a 10.000 euros al año y mejorar el control de las subvenciones públicas, dando primacía a la proporcionalidad en los votos obtenidos como criterio de financiación. Para Lara, lo que está en el fondo del problema destapado por el caso Bárcenas es la financiación ilegal del PP y el deterioro de la democracia y el 'hastío' ciudadano que generan estos asuntos. Y, ante esta situación, ha vuelto a reiterar que no todos los partidos políticos son iguales.

'En un país que se está desangrando económica, social y culturalmente, esto es una bomba de relojería', ha advertido. Esa bomba, según Lara, está en manos de Bárcenas, y si la activa, es decir, si cuenta todo lo que sabe, puede hacer 'estallar al PP por completo'.

El líder IU ha recordado los términos del comunicado en el que en julio de 2009 el PP anunció el cese de su tesorero, un documento en el que llegaban a destacar la 'lealtad' de Bárcenas y que, desde su punto de vista, demuestra que hubo un 'pacto' entre ambas partes. Pero ahora ese 'acuerdo de protección' hacia el encargado de las cuentas del PP, que incluía despacho, secretaria y parking en Génova, ha empezado a 'hacer aguas' y ya es está conociendo que en el PP 'todos o muchos han pillado o se han favorecido'.

Lara ha recordado que Rajoy ya era presidente del PP cuando llegó a haber 22 millones de euros en la cuenta que Bárcenas tenía en Suiza y se ha preguntado 'cúanto dinero se movió en los supuestos sobres' que, al parecer circulaban por la sede nacional del partido y si ese dinero procedía de donaciones empresariales o correspondían al pago de determinadas 'obras o servicios'.

'Si en el PP hay una guerra civil no tienen por qué pagarla los ciudadanos'. Tras mencionar los Estatutos del PP para remarcar que es el Comité Ejecutivo del partido el que aprueba sus cuentas, con lo que ninguno de sus dirigentes puede decir 'que es ajeno' a las mismas, Lara ha apuntado que puede haber alguien dentro del partido que quiera 'matar políticamente' a Rajoy y, a renglón seguido, ha subrayado que 'si en el PP hay una guerra civil no tienen por qué pagarla los ciudadanos'.

A su juicio, la posición que mantenga este martes el PP cuando la Diputación Permanente del Congreso debata sobre las peticiones de comparecncias de Rajoy y de otros ministros en torno a esta cuestión será 'la prueba del algodón' y servirá para medir si los conservadores quieren 'jugar en serio a la transparencia o van a seguir con la estrategia del avestruz'.

Respecto a la petición de una comisión de investigación parlamentaria sobre la amnistía fiscal que ha registrado el PSOE, el líder de IU ha señalado que cualquier medida que pueda ser útil será 'bienvenida', pero ha expresado sus dudas de que esta ser la mejor fórmula para aclarar estas cuestiones. En este punto, ha aprovechado para volver a pedir que se investigue toda la corrupción generada entre 2000 y 2008, al albur de la burbuja inmobiliaria.

'Cuanto más se utilice el ventilador más se deteriorará la democracia' Preguntado sobre la posibilidad de que IU, como ha hecho el PSOE, denuncie el caso Bárcenas en los tribunales, Lara no ha descartado la presentación de alguna querella aunque aún no se ha adoptado ninguna decisión al respecto.

Por último, Lara ha rehusado comentar la información que publica el diario El Mundo sobre la Fundación Ideas y la contratación de familiares de dirigentes socialistas, argumentando que 'cuanto más se utilice el ventilador más se deteriorará la democracia'. No obstante, ha apuntado que si siguen saliendo casos de corrupción relacionados con el PSOE lo que quedará claro es que 'el bipartidismo no ha sido capaz de resolver' este tema por haberse negado a dotar al sistema de mayor transparencia.