Publicado: 22.01.2016 21:17 |Actualizado: 22.01.2016 21:17

IU recurre el veto a su grupo con
ERC por basarse en una "legalidad preventiva infundada"

Los dos diputados de la formación registran la solicitud de reconsideración por parte de la Mesa del Congreso sobre el veto de PP y Ciudadanos a incluirse en el grupo. "Es una decisión sin precedentes", alegan.

Publicidad
Media: 4.57
Votos: 7
Comentarios:
Los diputados de UP-IU, Alberto Garzón y Sol Sánchez. - EFE

Los diputados de UP-IU, Alberto Garzón y Sol Sánchez. - EFE

MADRID.- Alberto Garzón y Sol Sánchez, los dos diputados de UP-IU, han registrado a última hora de este viernes su solicitud de reconsideración ante la Mesa del Congreso sobre la negativa a que ambos parlamentarios formaran grupo con ERC y EH Bildu.

El pasado miércoles, el órgano de gobierno de la Cámara Baja, con los votos de Ciudadanos y PP, rechazó que UP-IU y EH Bildu se incluyeran con el partido catalán alegando “fraude de ley”, ya que, según estas formaciones, habían manifestado públicamente su intención de abandonar el grupo y pasar al Mixto. “Han dicho que este grupo se forma para cobrar la subvención del ‘mailing’, y ese dinero es de todos los españoles”, aseguró Juan Carlos Girauta, de Ciudadanos, en los pasillos del Congreso.



Este veto, contra el informe jurídico de los letrados del Congreso, dejaba a UP-IU sin la subvención por el envío de papeletas electorales en campaña, que la formación cifra en alrededor de dos millones de euros y que agrande el agujero económico de la formación, de unos ocho millones.

Garzón y Sánchez aseguran en el escrito que “no se pueden limitar los derechos fundamentales de estos diputados con juicios predeterminados y basados en probabilidades de futuro [“puede”, “podría”, alegados en el escrito de la Mesa]”.

En los diez folios de alegaciones entregados, los diputados argumentan que “cabría no aceptar la declaración si se encuentra viciada de derecho, que no lo está, o incurriera en fraude de ley, que no incurre, pero en ningún caso aplicar una suerte de legalidad preventiva infundada y solo posible en el futuro”. Una decisión “sin precedentes” en el Congreso que “adolece de forma flagrante de motivación, requerida tanto legal como jurisprudencialmente”.

La Mesa tendrá que pronunciarse el próximo martes a este respecto, junto a las reclamaciones de los demás grupos, aunque es de esperar que se mantenga en su postura inicial y que los dos disputados pasen a formar parte del Grupo Mixto.