Publicado: 20.11.2014 12:24 |Actualizado: 20.11.2014 12:24

Izquierda Abierta exige unas primarias "con garantías" y no una "designación" o "herencia"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La rapidez con las que se han desencadenado los últimos acontecimientos en Izquierda Unida no ha gustado a Izquierda Abierta, el partido del diputado Gaspar Llamazares integrado en la organización. La formación critica las "sorpresas" y las "prisas" del último Consejo Político Federal, en el que el coordinador federal, Cayo Lara, anunció que no concurriría a las primarias para la Presidencia del Gobierno y en el que se aprobó el calendario de este proceso, que terminaría el 8 de febrero de 2015.

En rueda de prensa en el Ateneo de Madrid, el propio Llamazares, acompañado del candidato de su partido a las europeas, Tasio Oliver, y de Montse Muñoz, la portavoz de la organización, ha pedido que se apruebe el reglamento para que se pueda competir en igualdad de condiciones frente a Alberto Garzón que, tras el anuncio de Lara, aseguró que comenzaría un periodo de consultas de una semana para decidir si sería candidato a encabezar la lista de IU para la Moncloa, por lo que es más que probable que sea este domingo cuando el diputado malagueño haga oficial lo que lleva meses circulando en el seno del partido.

"Hemos sido los primeros y, hasta hace poco, los únicos en defender las primarias. Queremos que sea una proceso abierto, que se garantice que sean verdaderamente unas primarias, con igualdad de armas, que revitalicen y relancen el proyecto de Izquierda Unida para las elecciones generales", ha dicho Llamazares, que considera que el paso atrás -o a un lado, según las distintas interpretaciones- de Lara se puede considerar "una designación" del candidato.

Izquierda Abierta está debatiendo si presentará su candidato, pero no quiere hacerlo a cualquier precio y sin conocer los mecanismos, los plazos y los avales necesarios para ello; por lo que afea que, sin ningún tipo de debate previo, el coordinador de la Presidencia Federald e IU, José Luis Centella, anunciara el calendario de las primarias. "No pueden ir por separado el candidato y el reglamento. Nadie puede decir que se presenta sin conocer el método, y si lo hace, es que tiene más información que los demás", ha asegurado Muñoz, que considera que, si hubiera un método definido antes de que se anuncien los candidatos "impediría que circule el bulo de que no son unas primarias sino una herencia", algo que, a su juicio, desanimaría a la militancia.

Los plazos propuestos por Centella, y aprobados por mayoría el pasado domingo, han sido considerados por Tasio Oliver como "un proceso exprés para refrendar, que más que ilusionar pueden desmoralizar, porque al resto de posibles candidatos no les dé tiempo" a organizarse.

El riesgo que el partido de Llamazares pone sobre la mesa es que cunda el desánimo entre la militacia y que no haya más candidatos que Alberto Garzón, una posibilidad que varias fuentes de IU ven como el escenario más probable. "Nuestro modelo de primarias no es el de Andalucía", ha afirmado Llamazares en referencia al proceso que terminó con Antonio Maíllo como coordinador de la federación andaluza, ya que sólo se presentó él.

Para esta formación, el 8 de febrero es "demasiado pronto" para decidir el candidato a la generales, y subraya que estos movimientos repentinos "dan una imagen de nerviosismo cuando no hay razones para ello", ha apuntado Muñoz, que también cree que IU "llega en buenas condiciones" a la cita con las urnas del próximo 25 de mayo.

Llamazares: "Nuestro modelo de primarias no es el de Andalucía"

Según este partido, las fechas desvirtúan la estrategia marcada por varias federaciones para las primarias y las municipales, pide más tiempo y, sobre todo, "sensibilidad" y "debate" a la Dirección Federal.

Por eso, Oliver, que no ha descartado ser el candidato de Izquierda Abierta, ha lanzado la idea de la que la campaña para las primarias coincida con la precampaña para las elecciones autonómicas, porque "se retroalimentaría y sería positivo".

"Tenemos muy buenos perfiles e Izquierda Abierta quiere jugar este partido, pero primero haya que conocer las reglas", ha explicado Oliver en términos futbolíticos, para añadir que "Si un equipo tiene a Cristiano Ronaldo, al Betis se le hace muy difícil competir".