Publicado: 26.03.2016 17:33 |Actualizado: 26.03.2016 17:33

Izquierda Abierta rechazará la integración de IU en Podemos

La formación integrada, creada por Llamazares, critica en su ponencia para las Asamblea Federal que elegirá una nueva dirección que Garzón haya "fiado todo a un liderazgo personal y supuestamente carismático".

Publicidad
Media: 3.33
Votos: 9
Comentarios:
Teresa Aranguren y Tasio Oliver, encabezan la candidatura de Izquierda Abierta para la asamblea de IU.

Teresa Aranguren y Tasio Oliver encabezan la candidatura de Izquierda Abierta para la asamblea de IU.

MADRID.- Izquierda Abierta (Izab), el partido que lidera Gaspar Llamazares dentro de IU, defenderá en la próxima Asamblea Federal de la organización que la "integración en Podemos no resuelve el desafío de la confluencia política de las izquierdas alternativas", según el documento político que ha presentado.

La XI Asamblea Federal, prevista para los días 3, 4 y 5 de junio, está llamada a renovar todos los órganos de dirección de IU, a reorganizar su estructura y a decidir su relación con Podemos y las confluencias.



Izab mantiene una posición crítica con el actual portavoz parlamentario, Alberto Garzón, que aspira a suceder a Cayo Lara como líder de la organización y que defiende la necesidad de explorar la confluencia con Podemos para acudir juntos a las próximas elecciones.

"La confluencia actual es una integración subordinada de algunos componentes
en Podemos"

En su documento político, el partido de Llamazares asegura que "de momento los procesos de confluencia y renovación parece que no dan más de sí o se transforman en procesos de integración subordinada de algunos componentes en Podemos".

A su juicio, la IU "actualizada" debe impulsar un proyecto de acuerdo, en diferentes niveles, de las izquierdas alternativas existentes "desde la igualdad y el reconocimiento mutuo".

Frente a la pretensión de Garzón de sustituir la actual IU por un "movimiento político y social" superior, la candidatura que encabezan la periodista y escritora Teresa Aranguren y el alcalde de Castilleja de Guzmán (Sevilla), Tasio Oliver, reivindica que IU tiene "luchas históricas que patrimonializar".

"Es incomprensible que IU renuncie a su patrimonio de lucha y experiencia política en unos momentos en los que tanto se necesita de esa experiencia", señalan, al tiempo que llaman a Garzón a "aprender de errores" pasados como "silenciar la voz a los militantes, fiarlo todo a un liderazgo personal y supuestamente carismático y autoposicionarse como organización única a la que las demás deben rendir pleitesía".

"Podemos no puede ni debe ser el destino del encuentro necesario de las izquierdas"

Aunque afirman que Podemos no es "su enemigo", sino una organización que ha ocupado un lugar en su escenario político por "méritos propios", insisten en que el partido de los círculos "no puede ni debe ser el destino del encuentro necesario de las izquierdas".

Explican además que en lo político tienen "claras diferencias" con la formación de Pablo Iglesias, tanto en la cultura a la hora de adoptar acuerdos, como en su manera de funcionar en las instituciones. "A diferencia de Podemos, nosotros sí sabemos que desde la oposición y con la movilización también se puede gobernar".

Con la bandera de la "diversidad" y el "pluralismo", Izab defiende que IU tiene que "replantearse" su política de alianzas y recuperar acuerdos con organizaciones de izquierdas y movimientos civiles con los que no coinciden totalmente.

Bajo el título Revolución democrática para una izquierda ganadora, el documento de Izab plantea que el capital del 15-M "no puede ser dilapidado en función de un realismo político de viejo cuño" y que "sin empoderamiento de la ciudadanía ningún proceso pueda ya llamarse de izquierdas".

En cuanto a su forma de organizarse, pide avanzar en la feminización, en la participación directa de los militantes, la transparencia, las nuevas tecnologías, la federalidad, las asambleas de base, la pluralidad y los liderazgos compartidos, para lo cual propone que IU cuente con dos portavoces (coordinadores) elegidos por sufragio universal, que serán controlados por las decisiones de los órganos y las consultas a la militancia.