Publicado: 05.11.2015 18:17 |Actualizado: 06.11.2015 23:15

Jaime Miquel: "Podemos se tiene que tirar ahora al monte"

El especialista en comportamientos electorales que "vio que la montaña se movía" antes que nadie, según Enric Juliana, publica 'La perestroika de Felipe VI' (RBA), un relato analítico sobre la agonía actual del bipartidismo PP-PSOE y el fin de la cultura postfranquista. En conversación con 'Público' sobre su libro y el contexto del 20-D, Miquel vaticina que tras las elecciones generales, habrá otro Gobierno de derechas con la mayoría del PP y el mando de Ciudadanos.

Publicidad
Media: 3.12
Votos: 33
Comentarios:
Jaime Miquel

Jaime Miquel, autor de 'La perestroika de Felipe VI'

MADRID.- "El bipartidismo es historia desde mayo de 2010", sostiene Jaime Miquel (Madrid, 1959) en su libro La perestroika de Felipe VI (RBA). Entonces (miércoles 12 de mayo, concretamente), el presidente del Gobierno socialista, José Luis Rodríguez Zapatero, anuncia las nueve medidas del ajuste económico más duro e impopular de la historia reciente y renuncia al compromiso social del PSOE obligado por la troika, Berlín y Washington: cede al poder financiero mundial.

Los recortes de Zapatero suponen el "hundimiento" socialista en las elecciones generales de 2011 (pasa de 169 a 110 escaños) y los mejores resultados del PP en su historia (pasa de 154 a 186 escaños). Sin embargo, la crisis del PP comienza ya en 2012 y, a partir de ahí, el bipartidismo entra en su agonía actual, acuciada con la irrupción en la escena electoral de dos nuevas fuerzas políticas, Podemos y Ciudadanos. Los acontecimientos se precipitan desde entonces dibujando escenarios políticos que cambian de la noche a la mañana. Con todo, Miquel lo tiene claro: ganará el PP, pero quien gobernará de facto es Albert Rivera.



¿La volatilidad del voto puede cambiar mucho la foto electoral que nos muestran las encuestas en el tiempo que queda hasta las generales del 20 de diciembre?

Depende de en qué términos hablemos; en términos del comportamiento electoral cabe esperar poco cambio. Pero hay que tener en cuenta que la actualidad política no está determinada por el comportamiento electoral, sino por su configuración final. En esta configuración, posiciones como las que tenemos ahora (Ciudadanos superando al PSOE, el PSOE por delante de Podemos y los tres por detrás del PP) sí se pueden alterar todavía.
No hay que perder de vista, además, que Podemos está a 600.000 votos del PSOE y ha quedado en el lugar electoral óptimo. Podemos defraudó la expectativa de sus votantes, una expectativa conformada por el proceso constituyente, un orden nuevo, echarlos a todos… Y lo cambió finalmente por echar al PP y pactar con la casta (PSOE), además de claudicar con Tsipras…
Podemos tiene un poco más de apoyos de los que tenía IU en marzo de 2014, que estaba en 34 escaños con 3,2 millones aproximados de votos. A Podemos lo tenemos en 3,6 millones con cuarenta y tantos escaños y ése es su suelo: de ahí no va a bajar.

De ahí no va a bajar, pero decir que Podemos se sitúa en el buen resultado de IU parece poco respecto a las expectativas que se crearon; recordemos: encuestas publicadas donde ganaban al PSOE e, incluso, donde superaban al PP…

¿”Parece poco” a quién? Era muy improbable que Podemos se pudiera plantar en España con valores helénicos como los de Syriza; pero sí era más cercano que se acercara a stándares italianos. Que finalmente es una fuerza política del 15, 16, 17%... Eso es mucho.

"El mensaje que lanzó Rajoy a su votante cuando se reunió con Rivera en La Moncloa es el de 'Oye, no te preocupes; vota a éste si quieres"

Es relativo y está sirviendo de munición a los otros partidos y a una parte de la opinión pública, que sostienen que Podemos era un 'bluff' y simplemente ocupará el lugar de IU, sin aspiraciones de Gobierno ni de "asaltar los cielos". 

Ésa es la oferta, pero es la demanda la que está condicionando todo. Y la demanda se materializará en poder político, antes o después, con o sin impostores. Veamos un ejemplo: intento de situar el eje catalán por encima de todo. No nos van a condicionar con él: los jóvenes pasan de Catalunya, no nos van a asustar con esas cosas en unas elecciones en las que tenemos que echar a los golfos. Golfos, además, que se lo plantean a dos: los de Convergència y los del PP

La impresión, sin embargo, es que a pesar de las respectivas sangrías de votos, ambas formaciones siguen siendo las grandes beneficiadas: Convergència en Catalunya (Artur Mas o su lista, Junts pel Sí) y el PP en España (sin mayoría absoluta) seguirían gobernando. ¿Por qué?

El PP fracasó en Catalunya, quemó sus naves. Buscó al candidato que mejor representa el aquí mando yo y los jóvenes salieron huyendo hacia Ciudadanos. Por tanto, por el discurso catalán no vamos a ningún lado. Les queda la insustituibilidad de la economía, la otra parte de su discurso: "Sin nosotros no se garantiza el crecimiento económico". Sin embargo, Rajoy trata de traer el discurso de Catalunya a las elecciones generales (error primero) y se reúne con todas las fuerzas políticas y sus líderes, creyendo que va a recuperar posiciones y reforzarse (error al cuadrado). 

"A Podemos lo tenemos en 3,6 millones con cuarenta y tantos escaños y ése es su suelo: de ahí no va a bajar."

Lo que visualizó el ciudadano con esta estrategia de Rajoy es un Albert Rivera vestido de presidente en La Moncloa -dijo ocho veces "Si yo fuera presidente"-, es decir, Rajoy le enseñó a su votante que hay otro señor que es de fiar, es limpio y garantiza la unidad de España: Albert Rivera. El mensaje de Rajoy a su votante es, en definitiva: "Oye, no te preocupes, vota a éste si quieres".

Además, Rajoy sube a Pedro Sánchez a su barco, de forma que el PP, PSOE y Ciudadanos sitúan a Podemos enfrente de ellos. De esta forma, Podemos va ahora en autopista; puede volver a la moratoria en el pago de la deuda o donde le dé gana. Es "Vosotros, la gran coalición", que sois lo mismo, o algo completamente nuevo, así que Podemos se tiene que tirar ahora al monte, está en un momento óptimo. 

¿Para obtener los resultados que le augura usted?

Para mejorarlos.

Según la última estimación del Observatorio Continuo de Jaime Miquel y Asociados para 'Público', Ciudadanos es el que estaría ahora imparable, rozando ya al PSOE. como segunda fuerza ¿Era C's el "cambio", entonces?

En absoluto. La mitad mayor del censo vota viejo y la mitad joven vota nuevo, y éste es Ciudadanos-Podemos

Sin embargo, los mejores resultados de los dos los obtendría Ciudadanos en estos momentos. ¿Va a mantenerse este ascenso hasta el 20-D?

Ciudadanos ha conseguido situarse cogiendo votos casi a pares de PSOE y de PP; casi un millón de votos de PSOE. Se vio claramente en Catalunya, donde C's se metió en feudos clásicos socialistas. El despegue de Ciudadanos tienes esas claves, en detrimento del PSOE, cuyos votos se van también a Podemos. El PSOE está ahora por debajo de su resultado municipal y eso rompe constantes históricas; nunca había pasado. Es la segunda vez en este estudio -¡La segunda vez en mi vida!- que yo estimo al PSOE por debajo del 20%, en el 18%.

"El PSOE está ahora por debajo de su resultado municipal y eso rompe constantes históricas; nunca había pasado"

¿Por qué cree que el batacazo del PSOE va a ser mayor que el del PP, que al final, seguiría ganando?

Porque se ha producido una quiebra profunda en la confianza de estas personas que explico perfectamente en mi libro...

...donde sitúa el comienzo del fin del bipartidismo en mayo de 2010, cuando Zapatero reniega de sus compromisos sociales con un paquetes de recortes económicos sin precedentes...

Ahí empieza el deterioro electoral, pero la golfería empieza desde que comienzan a gobernar: caso Filesa, referéndum de la OTAN, los GAL,... ¿Porque la vida pasa se iban a quedar atrás? No, aquí no se va nadie de rositas. Y los del PSOE gobernaron avasallando, haciéndonos creer junto con IU, que fueron los que restablecieron las libertades y conquistaron la democracia en España con la transición cuando fueron la prolongación del régimen. Pero la materia social ahora es otra y lo que se acaba hoy es el postfranquismo.

"Los jóvenes pasan de Catalunya"

¿Y sigue ganando el PP que fundó Fraga ?

Eso son conceptos que llegan del siglo 20; es decir, al PP lo vota gente de 65 o más años en un 50%; sin estudios o con estudios primarios, que viven en los pueblos rurales, en las comunidades subsidiadas, no en las que generan riqueza... Pero eso está muriendo; literal, porque de esos votantes, se mueren 200.000 todos los años. ¿Que va a ganar el Partido Popular? Sí, ¿y qué? ¿Cómo sale? Con una esencia predemocrática, un discurso que es espacio Le Pen puro y duro y la necesidad de refundarse políticamente. No se crea que gobernarán en España porque quien va a mandar es Ciudadanos. 

Hoy, los jóvenes de izquierdas ya no votan al PSOE, sino a Podemos, y los jóvenes conservadores liberales ya no votan al PP, sino a Ciudadanos. Ya no les sirve, no son sus referentes. Vamos, por tanto, a un escenario nuevo, que se visualizó perfectamente en La Moncloa con las reuniones de Rajoy y el resto de líderes políticos: el que tengo enfrente no es el rival a eliminar, sino aquél con quien me tengo que entender y poner de acuerdo.