Publicado: 19.11.2015 08:49 |Actualizado: 19.11.2015 10:44

La jefa de personal del PP, citada como imputada por mentir sobre
el reingreso de Bárcenas al partido

Un juez de Madrid ha citado a Milagros Puentes el 22 de diciembre acusada de falsedad documental y estafa procesal

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
El extesorero del PP Luis Bárcenas, durante el juicio celebrado este miércoles. EP

El extesorero del PP Luis Bárcenas./ EP

MADRID.- La jefa de personal del PP, Milagros Puentes, tendrá que declarar el próximo 22 de diciembre ante un juez de Instrucción de Madrid como imputada a raíz de la denuncia que cursó Luis Bárcenas contra ella por mentir ante notario sobre el proceso de su despido.

Según concreta una providencia del Juzgado de Instrucción 2 de Madrid, Puentes ha sido citada por segunda vez por la presunta comisión de delitos de falsedad documental y estafa procesal por negar que estampara su firma en el acuse de recibo de una carta fechada en febrero de 2010 y en la que Bárcenas solicitaba el reingreso en el partido.



El juez instructor de la causa ordenó hace unos meses una pericial caligráfica para averiguar si la rúbrica del documento pertenecía o no a la empleada del PP. Tras recibir el informe policial con el resultado de la diligencia, vuelve a llamar a Puentes para interrogarla.

En su denuncia, el extesorero aseguraba que la encargada de recursos humanos del PP no dijo la verdad sobre este documento clave que apoyaría su tesis de que la formación le despidió de forma improcedente.

El documento no fue tenido en cuenta en el juicio celebrado este despido, considerado irregular por Bárcenas, y por el que reclamaba una indemnización de 900.000 euros. La juez consideró que el extesorero no había pedido formalmente su reingreso en el partido, después de abandonar el Senado, y rechazó sus peticiones.

Bárcenas ostentó el cargo de extesorero hasta marzo de 2010 y defiende que continuó trabajando para la formación hasta enero de 2013. Durante ese periodo cobró del PP más de 700.000 euros que, según su versión, corresponden al pago de nóminas y, según la de los 'populares', a la indemnización pactada tras su salida de la formación, que se le abonó en diferido.