Publicado: 10.05.2015 13:15 |Actualizado: 10.05.2015 13:15

El jefe de los fiscales de menores: “a los niños españoles todavía no se les ha dicho que no"

"¿Es normal que un niño de 10 años disponga de un 'smartphone' con tarifa plana?”, se pregunta Huete. Defiende mejorar la formación de los menores para que no reproduzcan la violencia machista y evitar el adoctrinamiento yihadista.

Publicidad
Media: 4.75
Votos: 4
Comentarios:
José Javier Huete, fiscal de sala coordinador de Menores

José Javier Huete, fiscal de sala coordinador de Menores.

VITORIA.-  El coordinador responsable de todos los fiscales de menores de España, Javier Huete, defiende que los españoles deben aprender a decir “no” a sus hijos y enseñarles que tienen derechos que, para ejercerlos, deben cumplir con obligaciones.

Huete ha sustituido hace un mes a Consuelo Madrigal como Fiscal de Sala coordinador de Menores, cargo que dejó la primera libre al ser nombrada Fiscal General del Estado. Su misión es coordinar a todos los fiscales de menores de España. El ministerio público es el responsable de los menores cuando cometen infracciones, y también de la protección de los niños cuando son víctimas de delitos o quedan sin amparo.

Desde su atalaya del Tribunal Supremo, José Javier Huete opina que "hay que empezar a decir a los niños que no", ponerles determinados límites para que vean que "el mundo no se construye solo con derechos" sino que para ejercer esos derechos tienen que cumplir también con obligaciones.

La entrevista con Huete se celebra con motivo del XI Congreso Nacional de la Abogacía que se ha celebrado esta semana en Vitoria. Huete considera que a los niños españoles "todavía no se les ha dicho que no".

"Los padres -asegura- tienen que aprender a decir a los niños que no en alguna ocasión, no puedes estar diciéndole a un menor permanentemente 'tienes derechos, tienes derechos'; tienes que decirle: 'tienes derechos, pero si quieres ejercerlos tienes también obligaciones'".

Contrario a rebajar la edad penal

"¿Es normal que un niño de 10 años disponga de un 'smartphone' con tarifa plana a internet? Pues a lo mejor no", explica el fiscal, para quien "los padres se han empeñado en entregar a la escuela la educación de los hijos" y en algunos casos no respetan a sus profesores.

En cuanto al debate sobre la rebaja de la edad penal desatado a partir de suceso ocurrido en Barcelona hace unas semanas, cuando un niño mató con una ballesta a su profesor, el fiscal se muestra contundente a la hora de dejarla en los 14 años actuales.



Ese límite a partir del cual un menor puede ser condenado debe quedarse, a su juicio, "tal y como está" porque "es una edad lo suficientemente meditada para valorar que todavía la formación de ese menor no está lo suficientemente desarrollada", y "por un caso puntual" no se puede rebajar.

El problema del yihadismo y los menores -ya se ha detenido a varios dispuestos hasta a viajar a Siria- es otro de los que centra las preocupaciones de su área.

"No es un asunto en absoluto fácil, hay que partir de la base de que aquí el entorno familiar es el que ha podido facilitar el acercamiento a posturas extremistas", indica Huete, aunque ha añadido que no siempre es así y en otros casos estos niños se radicalizan al acceder a páginas web yihadistas.

Ayudar para evitar el adoctrinamiento yihadista

La Fiscalía, ha aclarado, puede actuar para que un menor no salga de España si se le va a someter a algún tipo de vejación, pero lo complicado es "eliminar ese poso cultural" extremista de su familia o ambiente, en el que las conductas terroristas se ven como positivas.

"Habrá que ayudar al entorno a que asuma esos valores constitucionales, el extremismo de cualquier tipo se cura con formación", ha opinado, aunque la formación es un asunto que requiere de mucha inversión económica.

La clave está en la educación

Otro de los fenómenos que han aumentado en los últimos años es la violencia de género entre los propios menores, casos de celos y control sobre la menor en sus relaciones de noviazgo que las chicas ven "lógico" y que, al igual del caso del yihadismo, también depende de la educación.

"Es realmente sorprendente -ha asegurado- y lo único que cabe es seguir formando a los jóvenes para que rechacen cualquier tipo de criterio machista, porque ese es el primer paso, el siguiente es que se rompe la relación y toda la información la vuelca a la red, porque el amor se torna en odio, y el odio en venganza".

Más infracciones informáticas cometidas por menores

En espera de que se publiquen los datos sobre delincuencia juvenil de 2014, que su Fiscalía ya tiene preparados, Huete avanza que no ha habido un incremento de las infracciones cometidas por menores.

En términos generales,  la cifra de infracciones cometidas por menores se mantienen estables, aunque hay determinados comportamientos, como el tipificado para los adultos como delitos informáticos, que sí han aumentado.

En muchos casos, ha matizado, los niños no son siquiera conscientes de que cometen estos delitos, como cuando reenvían por Twitter u otras redes sociales fotografías o vídeos de chicas sufriendo algún tipo de vejación, otro asunto en el que es clave, según el fiscal, la educación.