Público
Público

El jefe de la Gürtel presumió ante un banco suizo de que "entre sus clientes estaba el PP"

Francisco Correa desvió a una empresa de Curaçao 12 millones procedentes de un 'pelotazo' en Arganda

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

Francisco Correa, camino de una comparecencia en el juzgado. EFE

MADRID.- El presunto líder de la 'trama Gürtel', Francisco Correa, presumió ante los gestores de la Banque Cial de Suiza, en la que tenía dos cuentas en las que acumulaba parte de su fortuna, de que se encontraba al frente de una compañía de viajes y marketing publicitario que tenía "entre sus clientes al Partido Popular Español".

Así consta en un informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) del Cuerpo Nacional de Policía, que detalla que Correa desvió a una empresa constituida en Curaçao (Antillas Holandesas) 12 millones de euros correspondientes al "pago parcial de una comisión vinculada a la sociedad Martinsa en relación a la adjudicación de un proyecto urbanístico en Arganda del Rey (Madrid)".

El informe, fechado el 19 de febrero y entregado al juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz en el marco del 'caso Gürtel', detalla que este movimiento se produjo el 21 de diciembre de 2004 desde una cuenta que una sociedad denominada Fairway International Inv tenía en la Banque de Gestion Edmond Rotschild de Mónaco.

Según los agentes, estos fondos fueron ingresados en una de las tres cuentas que la compañía Awberry License, constiuida en el citado paraíso fiscal, tenía en la Compañía Monegasca de Banca.

Correa aparece como beneficiario de esta cuenta, que tenía a su vez dos subcuentas en euros y dólares, mientras que su presunto número dos, el exsecretario de Organización del PP de Galicia Pablo Crespo, figura en la misma como "mandatario y apoderado".

Los 12 millones, que corresponderían presuntamente a una comisión ilegal por la adjudicación a Martinsa de la parcela UE-124 o Área de Centralidad de Arganda, fueron invertidos en la contratación de depósitos a corto plazo y la compra-venta de acciones de distintas compañías.

Una parte de estos títulos, según este nuevo informe de análisis de la UDEF, fueron traspasados a la sociedad panameña Golden Chain Properties, también propiedad de Correa a través de la cuenta 'Soleado', que gestionaba desde Ginebra el agente Arturo Fasana.

Estructura para el blanqueo

Estas cuentas se nutrían, según el informe, del "cobro de comisiones de por parte de la organización de Francisco Correa" que habían sido pagadas por la sociedad Sufi, filial de Sacyr, a cambio de la adjudicación del servicio de la limpieza viaria de la denominada Zona 3 de Madrid, correspondiente al distrito de Moratalaz.

Las cuentas de Correa, que también tenía fondos en el Credit Lyonnais de Ginebra y en una sociedad domiciliada en las Islas Caimán con posiciones en Suiza y Singapur, formaban parte de "una estructura apta para la incorporación de fondos de origen ilícito al sistema económico", en referencia al "pago de comisiones mediante traspasos entre cuentas en el exterior".

Posteriormente, se llevaba a cabo la "desvinculación de su origen" mediante transferencias internacionales entre distintas posiciones pertenecientes a estructuras societarias diferentes y, finalmente, la inversión en activos financieros o inmobiliarios con "el retorno al patrimonio de Francisco Correa".

Los métodos para el blanqueo de estos capitales consistían, según el informe policial, en "el uso de sistemas de compensación, el empleo de banca corresponsal y del sector inmobiliario como destinatario de los fondos, la actividad de los profesionales abogados asesores empresariales especializados que ayudan a facilitar sus operaciones y la actuación vinculada con personas políticamente expuestas".