Publicado: 16.11.2014 08:33 |Actualizado: 16.11.2014 08:33

Joan Josep Nuet (EUiA): "Es clave que ERC vea el futuro de Catalunya sin CiU"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cuenta Joan Josep Nuet (Reus, Tarragona, 1964) que en Catalunya, últimamente, quien quiere planificar queda superado por los acontecimientos. Una semana después del proceso participativo del 9-N, el coordinador general de Esquerra Unida i Alternativa (EUiA) considera que eso es lo que le ha sucedido al president Mas, quien, según él, interpretó erróneamente las manifestaciones del 11 de septiembre de 2012 al creer que podría liderar el proceso soberanista. "La sociedad civil ha tomado las riendas del cambio y el presidente ha tenido que adaptarse a ese liderazgo", sostiene Nuet. A pesar de que EuiA forma parte del llamado bloque soberanista por el derecho a decidir junto con ERC, CiU y las CUP, la formación no quiere la independencia para Catalunya —sino la soberanía nacional dentro de un estado federal— ni tampoco elecciones plebiscitarias —sino comicios constituyentes—. Extremadamente crítico con el Gobierno de Mas, al que tacha de "rémora para Catalunya", Nuet considera que el primer paso para lograr la consulta definitiva es "derrotar a Rajoy y al PP". 

¿Qué haría EUiA en caso de que ERC y CiU se pongan de acuerdo para articular una lista unitaria?

Nosotros, en ningún caso, vamos a participar en una lista con CiU, con lo que CiU pueda generar o con el presidente Mas. Es algo imposible porque el modelo de país que defendemos es radicalmente distinto. Tanto en políticas sociales y económicas como en regeneración democrática. Hoy tenemos un presidente que está en el ojo del huracán de la corrupción política en Catalunya y un partido y un presidente que han liderado las políticas de recortes y de austeridad. Esto es totalmente incompatible con una lista electoral popular que represente a una mayoría social y, por tanto, no va a pasar. No estaremos ahí bajo ningún concepto. Sí vamos a estar en una lista unitaria que rechace los recortes y la austeridad y que lidere la regeneración democrática, algo incompatible con Artur Mas y con CiU.

También rechazan unas elecciones plebiscitarias.

Nosotros huimos del concepto plebiscitario porque detrás hay un gran engaño. El concepto plebiscitario usado por el presidente Mas tiene un doble objetivo: un plebiscito hacia su persona y un plebiscito también hacia sus políticas sociales y económicas, usando como cebo el proceso catalán. Este concepto es un engaño, es una burla para intentar darnos gato por liebre, hacernos pasar un modelo económico, social y democrático, corrupto y recortador por un proceso catalán que sí quieren los catalanes. Pero los catalanes no quieren recortes ni corrupción. Nosotros defendemos el concepto constituyente. Elecciones constituyentes. Porque este concepto abre el abanico y plantea que se vote el proceso catalán, el modelo económico-social y el modelo democrático. El modelo constituyente abarca mucho más que el concepto plebiscitario y además no es engañoso, es transparente, dice la verdad a la gente. Queremos un proceso catalán que dote de libertad al pueblo de Catalunya pero queremos también un proyecto de país limpio y no corrupto y un proyecto de país social y económicamente avanzado para la mayoría, no recortado y austero, como lo plantea CiU. Son dos maneras distintas de ver el país y de ver las elecciones. Y dos palabras antagónicas: el concepto plebiscitario y el constituyente.

Joan Herrera dijo recientemente que no se pueden utilizar las elecciones como "atajo" para lograr la consulta definitiva. ¿De qué modo puede lograrse entonces?

Votar el proceso catalán, la definición del marco político de Catalunya, en un marco plebiscitario es un lío. Porque no se sabe qué se vota. ¿Votas los recortes en sanidad o la independencia? ¿Votas a Jordi Pujol y a su familia corrupta o estás votando la independencia? CiU lo mete todo junto para convertir en rehenes a los ciudadanos catalanes y nosotros queremos separarlo. Si queremos hablar de Catalunya y del proceso hace falta un marco deliberativo y de elección claro, y eso lo permite una consulta o un referéndum, no unas elecciones en las que votas muchas más cosas.

"Para su liberación nacional, Catalunya necesita un calendario para derrotar al PP y a Rajoy"¿Qué hace falta para lograr la consulta definitiva entonces?

Se necesitan energías en Catalunya y fuera de Catalunya. Porque quien crea que los catalanes conseguiremos la soberanía solos, se equivoca. En Catalunya hemos hecho todo y más pero no es suficiente porque en cualquier proceso democrático son necesarios aliados. Y nosotros necesitamos aliados en España y en Europa. Es difícil conseguirlo, hace falta paciencia, perseverancia y este proceso, a veces, se ha acelerado tanto que creíamos que el objetivo estaba a tocar. Y ahora nos damos cuenta de que hay que seguirlo construyendo. No hablo de decenios o para nuevas generaciones. Estoy hablando para esta generación y para estos tiempos. Pero hace falta más trabajo. Por tanto, hace falta una consulta o un referéndum definitivo que mediante el voto obtenga consecuencias jurídicas.

Hablando de aliados... Europa no ha querido pronunciarse sobre el proceso soberanista.

En el actual marco de construcción de la UE el único parámetro que se usa es el del capital y el de la competitividad económica. El parámetro de la democracia es secundario. Por eso no hay sensibilidad con el proceso catalán. Pero el parámetro social también es secundario, por eso tampoco hay sensibilidad con el paro, con los recortes y con otras problemáticas. Los cambios en Europa son necesarios también. Es impensable que el Partido Socialista europeo, El Partido Popular europeo y el Partido Liberal europeo sean sensibles con el tema de Catalunya, con la democracia ni con el paro. Por tanto, hay que derrotar esta forma de entender Europa y que las fuerzas democráticas se abran paso y generen un modelo de construcción europeo alternativo.

Al margen de los aliados, ¿cómo se logrará la consulta teniendo en cuenta el rotundo rechazo de Rajoy?

Rajoy es el principal problema. Lo que hay que hacer, por tanto, es derrotarlo. Para su liberación nacional, Catalunya necesita obligatoriamente un calendario para derrotar al PP y a Rajoy. Esto no puede hacerse sin esa derrota. Se ha demostrado: tienen mecanismos, fortaleza y capacidad para impedirlo. Hace falta esa derrota y tiene distintos marcos: el propio impulso del proceso catalán y unos calendarios políticos donde el año 2015 es clave, tanto en mayo como en noviembre. Hay que jugar también esa partida con carácter catalán, pero evidentemente en 2015 no sólo nos jugamos el futuro en Catalunya, sino las políticas sociales, económicas y de regeneración democrática. Por eso nuestro proyecto de elecciones constituyentes conecta con el calendario político de 2015. Y esta combinación puede derrotar la obstrucción que hay en este momento y puede conseguir el referéndum definitivo con consecuencias jurídicas.

¿Qué opina de la hoja de ruta de Junqueras? ¿Lo ve como presidente?

Hay una parte positiva y otra no tan positiva. La parte positiva es que Junqueras puede superar a CiU. Para Esquerra es casi como un tránsito freudiano: hay que matar al padre. ERC debe pensar que el futuro de Catalunya no es con CiU porque CiU en este momento es un rémora para Catalunya, una rémora democrática, social y nacional. Es clave que ERC vea el futuro de Catalunya sin CiU. Pero significa que ERC tiene que tener la ambición de gobernar el país sin CiU. Porque ahora es todo cómodo. Los consellers de CiU son especialistas en el aparato de Gobierno y ERC ahí tiene que volar. Tiene que desarrollar una alternativa y, de momento, no la tiene, pero la puede tener en la oposición política y social a CiU. Ahí sí hay una alternativa, que está en las instituciones y en la calle. En los sindicatos, los movimientos sociales y en las fuerzas políticas de oposición a CiU, donde yo pongo a ERC también. Ahí sí hay una alternativa. Si ERC entiende que todo eso puede construir la alternativa, se va a fortalecer, va a superar sus miedos y va a poder volar sin CiU.

"Quien crea que los catalanes conseguiremos la soberanía solos, se equivoca" Esto es lo positivo. Lo negativo es que el concepto independentista en ERC es mecanicista. Detrás de la idea de independencia no hay un proyecto de país. No lo tienen. Lo he comprobado profundamente. No hay un proyecto de país, pero puede haberlo. Nosotros estamos dispuestos a ayudar a construir un proyecto de país alternativo al de CiU. Y, por tanto, en eso hay una coincidencia, pero ERC tiene que tener una alternativa de país que tenga una relación positiva con sus vecinos. No puede construirse una alternativa de Catalunya a la contra de los pueblos de España y de Europa. La autarquía no es viable como concepto político, no sólo ya económico. Yo prefiero hablar de soberanía, que es mucho más que que independencia. Independencia es un concepto bastante pobre. Soberanía es más potente, es la capacidad real de decisión. Este concepto de país debe estar basado en la soberanía, no en la independencia. La independencia está más cerca de la autarquía. La soberanía está más cerca de una construcción compleja. Y hoy la construcción será compleja, por eso es mejor que sea una relación complementaria que contradictoria. Podemos estar hablando de lo mismo, pero las palabras nos dividen. ERC, con la palabra independencia, a veces, crea muros, cuando si hablásemos de soberanía podríamos crear puentes. Si ERC interpreta la palabra independencia como soberanía hay futuro.

¿Pactaría entonces EUiA con ERC?

Estamos dispuestos a dialogar y a pactar, siempre que nos pongamos de acuerdo en los contenidos. El tema no son las palabras. La palabra independencia no me da miedo. El concepto independencia entendido como aislamiento, sí. Lo rechazo total y absolutamente. Si la palabra que podemos utilizar es soberanía, entendida como la capacidad propia de decisión en una relación cooperativa y positiva con los pueblos vecinos, aquí hay un campo gigantesco. 

¿Cómo tendría que ser la relación de Catalunya y España?

Nosotros somos federalistas, pero el PSOE ha matado el federalismo. Está moribundo, sino muerto. Por eso nosotros hablamos de nuevo federalismo. Somos un proyecto soberano y solidario. O soberano y cooperativo. Somos una nación, somos un sujeto político y, por tanto, tenemos derecho a decidir nosotros, no otros, nuestro futuro político. Pero este futuro político será mejor si lo articulamos de forma solidaria y cooperativa con los pueblos vecinos. Eso tiene que ver con el proceso constituyente. Vamos a reconstituir nuestras relaciones con un proyecto conjunto. Si con tus vecinos haces negocios, haces relaciones culturales y buena vecindad, es mejor. Para ellos y para nosotros. Hay que hacerlo así, no vamos a hacer la guerra con nuestros vecinos. Esto no es el Estado de las autonomías de los borbones, pero no tiene por qué ser la independencia porque la independencia nos lleva a la autarquía. Y la autarquía no es posible, los catalanes viviríamos peor.

"ERC, con la palabra independencia, a veces, crea muros" ¿Dónde está el punto intermedio?

En el manejo de la soberanía con una relación estable de cordialidad, de cooperación  y de solidaridad. Y eso que para Europa muchos independentistas ven como deseable, debería serlo también para los pueblos de España. Porque Rajoy es tan malo como Merkel o al revés. El que crea que Merkel es mejor que Rajoy se equivoca. Las políticas de derechas son políticas de derechas, hechas por una persona de derechas española, alemana o húngara.

Parece que Mas se está quedando sin apoyos para aprobar los presupuestos, a pesar incluso del maltrato del Estado a Catalunya en materia de inversión que todos los partidos denuncian.

En su día, Mas quiso dar lecciones a Rajoy de lo bien que se recortaba en Catalunya. Los dos han sido abanderados de las políticas de austeridad y recortes. Luego, han ido modificando el discurso y poniendo toda la carga en las elecciones. Es cierto que el Gobierno priva de recursos a Catalunya, son ciertos el expolio fiscal y la desinversión. Hay un déficit fiscal excesivo de Catalunya con España, pero el Gobierno de CiU lo utiliza para esconder las políticas de austeridad y los recortes que sí decide la Generalitat. En los presupuestos generales del Estado en 2015 la inversión en Catalunya está por debajo de la media y hay un complemento estatutario de los compromisos de inversión. Este agravio es real y objetivo, hay que denunciarlo. Pero este agravio le va de maravilla a CiU para esconder unos recortes que sí están decidios en Catalunya y que no son consecuencia de la desinversión ni del déficit fiscal. Los presupuestos de Catalunya son los de un gobierno liberal y conservador. No deberían tener apoyo de ningún partido de izquierdas y el partido que les apoye se va a manchar las manos. Y va a colaborar en el cierre de plantas hospitalarias, en el recorte de la escuela pública y en la desatención a los déficits sociales gravísimos que hay en Catalunya. Aquí Artur Mas se quita la careta. Cuando habla de presupuestos enseña la cultura real que él quiere construir y esa Catalunya real no nos gusta.

"Será bueno que Alberto Garzón se presente a las primarias de IU y si lo hace tendrá mi apoyo"¿Qué opina de Podemos?

Podemos es un fenómeno político y social y por tanto, tiene margen. En Catalunya y en todas partes. Podemos es un fenómeno que en Francia ha tenido una expresión en la extrema derecha y por suerte, en España, esta expresión se ha canalizado a través de Podemos. Prefiero que esta expresión la haya canalizado Podemos y no Vox, por ejemplo. Podemos tiene un movimiento de fondo que está para quedarse, que tiene que ver con la crisis de la política y que también es un toque de atención para los partidos políticos clásicos. Y el que no quiera escucharlo se va a equivocar profundamente.

¿Cree que IU lo está escuchando?

IU tiene que hacer cambios porque el espectro político en el conjunto del Estado ha cambiado. Hay movimientos de fondo que están operando y que algunos, antes de las elecciones europeas, ya advertimos. Hemos tomado decisiones sin tener en cuenta estos cambios y por eso llevamos un retraso. Pero dicho esto, hoy el activo de IU es uno de los más importantes del conjunto del Estado para el cambio. Evidentemente, no es el único, pero es un activo imprescindible por su capacidad política y organizativa. Lo que hay que hacer es poner en valor nuestras virtudes y superar lo más pronto nuestros defectos.

Por partes. ¿Entre sus virtudes a poner en valor está Alberto Garzón?

El liderazgo de Alberto Garzón es un liderazgo en crecimiento y, sin ningún tipo de dudas, estaría muy bien que se presentase a las primarias. Si lo hace, va a tener mi apoyo.

Y uno de esos defectos puede ser el conflicto en IU Madrid. ¿Por qué aún no han dimitido los excoordinadores de la federación madrileña por sus decisiones en la gestión de Caja Madrid-Bankia?

Doy pleno apoyo a la resolución de la Presidencia Ejecutiva General, que ha señalado que hay graves responsabilidades políticas y que ha pedido la asunción de esas responsabilidades en las figuras de los excoordinadores generales de la federación de Madrid. Fue un acuerdo muy mayoritario y la clave, sin duda, es que se lleve a cabo porque ejemplifica la voluntad de tomar decisiones cuando se han cometido errores. Porque aquí el debate no es que estos coordinadores sean corruptos, sino que tomaron decisiones políticas que han tenido consecuencias negativas y, en política, cuando se toman decisiones equivocadas, se asumen responsabilidades. Hay que cumplir con el mandato de la presidencia federal del pasado lunes. Eso es una muestra evidente no sólo de que hemos expulsado a las personas que manejaban las tarjetas, sino que a los máximos responsables que tomaron las decisiones políticas que sustentaron este operativo se les pide dimitir.

El plazo para llevar a cabo el acuerdo terminó el pasado jueves, pero nada ha cambiado.

La federación de Madrid tienen dificultades en cumplirlo, es cierto. De momento, lo está metabolizando. Cuanto antes lo haga, mejor, pero hay un acuerdo firme y se va a cumplir.