Público
Público

La joven acusada por los tuits de Carrero Blanco renuncia a su abogado por argumentar "enajenación mental"

Su abogado de oficio le confesó su admiración por la mano derecha del dictador. El juicio en la Audiencia Nacional se retrasa hasta que Cassandra tenga una nueva defensa.

Publicidad
Media: 4.14
Votos: 7
Comentarios:
Entrada de la Audiencia Nacional, en Madrid. EFE

Entrada de la Audiencia Nacional, en Madrid. EFE

Cassandra no olvida la primera vez que vio a su abogado de oficio a las puertas de la Audiencia Nacional en Madrid. Corría el mes de septiembre de 2016. La joven murciana de 21 años, estudiante de historia, había sido llamada a declarar por una acusación de la Fiscalía General, a causa de unos tuits en los que se mofaba de la figura de Carrero Blanco. El delito, humillación a las víctimas del terrorismo. La Fiscalía pide para la joven dos años y seis meses de cárcel, tres años de libertad vigilada y ocho y medio de inhabilitación absoluta para cargos públicos.

“Recuerdo estar a las puertas del juzgado, mientras le decía al abogado que mis tuits habían sido hechos como una broma en otra época de mi vida. El me respondió de forma tajante que la figura de Carrero Blanco era muy admirada por él. No supe qué contestarle”. La elección de este caso para el abogado de oficio, del que se desconoce su identidad, fue totalmente aleatoria. “Tuve toda la mala suerte del mundo al encontrarme un tipo así”, apunta la acusada.

Consternada con la situación, Cassandra relata a Público que “la defensa la preparó él y yo no me enteré de nada hasta que me llamaron de la Audiencia para someterme a una examen clínico sobre mis capacidades mentales”, destaca la joven a Público: "¿Cómo puede haber gente tan retrógrada aún en este país?”.

Tras varias llamadas sin respuesta y una humillación constante por el tipo de defensa preparada para el juicio, que estaba previsto para el 1 de marzo, Cassandra quiso alertar en las redes sobre su situación. Su cuenta de Twitter con más de siete mil seguidores, recogía la renuncia para las funciones del abogado en cuestión. “Un despacho de abogados de mi ciudad se puso en contacto conmigo para retomar mi causa y tuve que presentar el 17 de febrero un nuevo escrito donde pedía el retraso de mi juicio con el fin de preparar una buena defensa”.

Imagen de archivo de Cassandra Vera Paz mostrando la citación de la Audiencia Nacional por sus comentarios en Twitter / TWITTER

Imagen de archivo de Cassandra Vera Paz mostrando la citación de la Audiencia Nacional / TWITTER

A la misma vez, activaba una cuenta en Paypal para recoger fondos de la gente anónima que la está apoyando. “Necesito recursos para subsistir. No puedo costearme los viajes, el alojamiento para las declaraciones y juicios a la capital”.

Indignada con la situación, Cassandra no olvida cómo su condición transgénero llevó al abogado a presentar este tipo de defensa totalmente ofensiva para la acusada. “Él no pensaba que estuviera loca, como claramente quería argumentar por unos tuits. Lo que le ocurría a ese señor es que no entendía mi condición sexual, lo que le alentaba para pedir este tipo de pruebas humillantes”.

Cassandra está en el segundo curso de grado de Historia y solo sueña con poder ser profesora algún día. “Si la condena se hace firme, no podré presentarme a oposiciones en casi una década”, aclara.

La joven transgénero solo espera que se respete su intimidad y que su condición no sea relevante para la justicia.

A la espera de que se fije una fecha definitiva para el juicio, el nuevo despacho de abogados, subraya a Público “la obligación de tener cautela en elaborar una buena defensa que deje a Cassandra fuera del juego mediático y pueda continuar su vida con tranquilidad y sin cargos”.

La nueva defensa de Cassandra

A partir de finales de febrero, Cassandra recibió la llamada de un despacho de abogados, que se ofrecía a elaborar su defensa para el próximo juicio pendiente ante la Audiencia Nacional. Su anuncio en redes a la renuncia expresa a su abogado de oficio de “ideología ultra conservadora”, le permitió encontrar nuevas oportunidades para lograr salir sin cargos.

BGD Abogados ha sido el despacho que ha accedido, de forma gratuita, a llevar la defensa de la joven Cassandra. En respuesta a Público sobre la defensa de este caso, han destacado que el tipo de tuit redactado por la joven “responde a una publicación jocosa, o humorística, en el que ejerce su derecho a la libertad de expresión, sin pretender humillar o menospreciar a nadie”. Por ello destaca que “la conducta de Cassandra, no entra en momento alguno dentro del tipo penal que responde al delito de humillación a las víctimas”.

El delito de humillación a las víctimas del terrorismo se introdujo a través del artículo 578 del Código Penal que llevó a cabo su reforma en el año 2000. “En aquella etapa aún no existían las publicaciones masivas propiciadas por las redes sociales, por lo tanto el tipo penal no preveía este tipo de escenarios, lo que ha provocado que estas conductas perfectamente lícitas se entiendan como susceptibles de representar un delito de humillación a las víctimas del terrorismo”. Sin incitación al odio, ni provocación, el despacho señala que “Cassandra podría ser absuelta”, pero no garantiza nada. “El tratamiento de la libertad de expresión es muy arbitrario en España”. Además apuntan que “no puede cualquier tuit humillar a las víctimas al terrorismo, tiene que ser una incitación directa a algún acto o hecho violento concreto, dotado de un odio o desprecio muy específico y expreso”.

Un elevado coste si hay que pedir recurso

La cuenta de Paypal, con la que Cassandra pretende sufragar sus gastos de desplazamiento a Madrid, no incluye los altos costes que pueden suponer este tipo de juicios en España. “Si ha de llegar la causa al Tribunal Supremo o a instancias superiores, los costes serían muy elevados para una estudiante”.

Ante la pregunta última sobre una posible denuncia al anterior abogado de oficio, que llevó el caso de Cassandra, los abogados afirman que "el objetivo actual de este despacho es defender la causa de Cassandra ante la Audiencia Nacional, las anteriores actuaciones que se produjesen en la defensa no las consideramos un tema prioritario".