Publicado: 02.10.2015 13:17 |Actualizado: 02.10.2015 13:48

Jueces para la Democracia alerta de posibles maniobras contra el presidente del tribunal del 'caso Mas'

Reclama del Gobierno y del CGPJ que ni interfieran ni presionen al juez instructor del TSJ de Catalunya sobre la consulta soberanista del 9-N, que actuará con criterios jurídicos

Publicidad
Media: 5
Votos: 4
Comentarios:
El presidente en funciones de la Generalitat, Artur Mas. - AFP

El presidente en funciones de la Generalitat, Artur Mas. - AFP

MADRID.- Jueces para la Democracia ha alertado este viernes de posibles maniobras para cesar al presidente del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJCat), Miguel Ángel Gimeno, quien va a agotar pronto su mandato y se presenta a la reelección del cargo ante el Consejo General del Poder Judicial.

El instructor del TSJCat de la querella contra el presidente catalán Artur Mas y dos de sus consejeras por la consulta alternativa del 9-N citó a declarar a los imputados para la segunda semana de octubre, después de las pasadas elecciones autonómicas del 27-S.

En un comunicado, JpD sale en defensa del TSJCat y del instructor del caso e insta al Gobierno y al CGPJ a que "no reiteren sus constantes intentos de instrumentalización partidista de los órganos judiciales". Intentos de utilización partidista del 'caso Mas' que comenzaron desde el principio, cuando se anunció la querella de la Fiscalía por parte de Alicia Sánchez Camacho, líder del PP catalán.

JpD alerta que el presidente del órgano constitucional, Carlos Lesmes, no ha desmentido las informaciones que sostienen que se dirigió a Miguel Ángel Gimeno para reclamar "una mayor rapidez" en la instrucción de la causa y que es responsabilidad del magistrado Joan Manel Abril.

"Dichas presiones serían impropias de quien preside el órgano constitucional que ha de garantizar la independencia judicial", destaca en un comunicado JpD, que solicita que se aclare la veracidad de estos hechos, "que se sumarían a otras actuaciones de Lesmes favorables al Gobierno al que debe su cargo", asegura.

Recuerda en el comunicado que Gimeno va a agotar pronto su mandato, "por lo que sería muy censurable que se produjeran maniobras para evitar su continuidad en el cargo en el caso de que el tribunal no se plegara a determinados intereses partidistas".

Miguel Ángel Gimeno preside la Sala de lo Civil y Penal del TSJCat, que está encargada de juzgar esta causa, ya que Artur Mas es diputado y, por lo tanto, aforado en dicho órgano judicial.

Miguel Ángel Gimeno fue portavoz del JpD. Por su parte, Lesmes fue aupado por el PP al cargo de presidente del Tribunal Supremo y del CGPJ, elección que recayó en los vocales del órgano constitucional elegidos íntegramente por los grupos parlamentarios. La reforma que permitió este sistema fue impulsada y elaborada por Lesmes, entre otros.

JpD exige del ministro de Justicia, Rafael Catalá, y del Gobierno que ni se interfiera ni se presione al magistrado instructor del caso.

La asociación judicial explica que Catalá ha manifestado recientemente que el tribunal había optado por aplazar la citación de Artur Mas en función del calendario electoral.

JpD estima que "dichas manifestaciones han sido vertidas con la apariencia de que el ministro tiene capacidad de decisión sobre las resoluciones judiciales y sobre las razones de las mismas y de que los tribunales siguen la estrategia del Gobierno o del partido que lo sustenta".

"Como no es la primera vez que el ministro de Justicia indica lo que hacen o deben hacer los órganos judiciales, debemos recordarle que vivimos en un Estado de Derecho con separación de poderes y que el tribunal que instruye la citada causa actúa de forma independiente y adopta sus decisiones al margen de cualquier expectativa política", agrega la asociación de jueces progresistas.

La asociación reclama al ministro "que se abstenga en el futuro de realizar afirmaciones que representen interferencias partidistas en la independencia de la judicatura y erosionen la credibilidad de la ciudadanía en el sistema judicial".

Denuncia ante la ONU


En el comunicado, JpD explica que se han publicado informaciones, "que no han sido desmentidas, en el sentido de que el presidente del CGPJ, Carlos Lesmes, se ha interesado directamente por este asunto" ante Miguel Ángel Gimeno, "para reclamarle mayor rapidez en la instrucción de la causa".

JpD relata que "sobre estas situaciones hay un precedente muy cercano, como fue la no renovación como presidente de la Sala Tercera del Tribunal Supremo a José Manuel Sieira, un magistrado independiente que había adoptado decisiones que no fueron del agrado del Gobierno, actuación en la que desempeñó un papel decisivo el propio Carlos Lesmes".

Explica que por estos hechos dos asociaciones judiciales y una organización defensora de los derechos humanos presentaron una queja ente la Relatora Especial sobre Independencia Judicial de la Organización de Naciones Unidas.

Las interferencias comenzaron al principio


JpD exige respeto hacia el juez instructor de la consulta del 9-N. "Desgraciadamente las interferencias en este asunto comenzaron desde el principio, al presentarse una querella por parte de la Fiscalía General del Estado tras unas no disimuladas presiones públicas desde el ámbito político, con dirigentes que se expresaron como si el Ministerio Público fuese a actuar a su dictado".

Por todo ello JpD insiste en que "resulta inadmisible cualquier presión", pide una "mayor responsabilidad institucional" e insta al Gobierno y al CGPJ a que "no reiteren sus constantes intentos de instrumentalización partidista de los órganos judiciales".