Publicado: 17.07.2014 14:25 |Actualizado: 17.07.2014 14:25

Jueces para la Democracia pide el indulto para los sindicalistas condenados a prisión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Jueces por la Democracia (JpD) ha pedido el indulto para las personas condenadas a penas de prisión por participar en piquetes de huelga. "Resulta difícilmente explicable que el Gobierno haya indultado a policías que han torturado, a conductores kamikazes o a políticos corruptos, sin ofrecer ninguna explicación sobre dichas decisiones. Todavía puede resultar más incomprensible que no se acuerde una medida de gracia para evitar la pena de prisión a favor de personas que no representan ningún peligro para la sociedad. Y que han sido condenadas de modo desproporcionado a causa de una norma penal inadecuada", ha expresado en un comunicado el portavoz de la asociación, Joaquim Bosch.

El indulto, recuerda JpD, tiene como finalidad principal la concurrencia de razones de equidad que eviten que un rigor en la aplicación de la norma pueda llevar a "resultados desproporcionados". Y precisamente así, "desproporcionada y exagerada", es para Bosch la sanción prevista en el artículo 315-3 del Código Penal. "Resulta necesaria una reforma de este precepto para que las penas por estos hechos resulten ajustadas a la gravedad de una conducta que no puede merecer una pena superior a los tres años de privación de libertad", ha señalado el portavoz.

Sin embargo, el Ministerio Pública ha pedido 13 años de prisión, en total, para Katiana, Ricardo y Gonzalo, los tres sindicalistas de Comisiones Obreras (CCOO) que participaron en piquetes durante el año 2012.

Jueces para la Democracia recuerda también que la actuación de los sindicalistas se realiza en el contexto del ejercicio del derecho fundamental a la huelga, "por lo que la aplicación de la norma penal debe aplicarse de forma restrictiva y con muchas cautelas". "En el debate jurídico ha de valorarse necesariamente que, para que concurra el delito, dichas actuaciones sindicales deben implicar una gravedad suficiente para que sea un acto idóneo para provocar una coacción que obligue a otras personas a secundar una huelga", explica la asociación. Por ello, sigue el comunicado, "deberían dejarse fuera del ámbito de esta norma penal las conductas de carácter leve", que no estén relacionadas con el núcleo esencial de lo que realmente representa una coacción grave.