Publicado: 31.03.2014 23:38 |Actualizado: 31.03.2014 23:38

Los jueces exigen a Lesmes una rectificación por decir que se les controla "con el palo y la zanahoria"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

¿Fue una frase que se ha exagerado, un error, un desliz o una reflexión intencionada? Los jueces españoles siguen con este debate a cuenta de unas recientes declaraciones de Carlos Lesmes, presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y del Tribunal Supremo, en las que aseguraba que "al juez se le controla con el palo y la zanahoria".

Tres asociaciones judiciales han pedido que rectifique, y una cuarta, Francisco de Vitoria, reclama directamente su dimisión. Sin embargo, Lesmes no ha dado explicaciones públicas, convencido de que es un debate artificial alentado por sus críticos.

Pero los jueces de trinchera, los de órganos unipersonales, han comenzado a reunirse en juntas de jueces para analizar estas declaraciones y votar si se suman a una queja presentada ante la ONU el pasado enero por la Plataforma Cívica por la Independencia Judicial en la que se denuncia la politización de la Justicia española.

Las palabras de Lesmes han causado indignación en la carrera judicial. Los jueces asisten con preocupación a las críticas que realizan dirigentes políticos de uno y otro signo a cuenta de las causas penales que se instruyen, a las que hay que sumar las críticas de algún líder político contra resoluciones judiciales sobre la justicia universal. O a las que reciben sotto voce de sectores económicos por sus sentencias contrarias a sus intereses frente a consumidores y particulares en asuntos como las preferentes o las cláusulas abusivas.

Además, la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial es vista por muchos como un intento de control político aún mayor, por cuanto ha reducido las competencias de su órgano de gobierno -el CGPJ- y, ahora, se pretende prohibir que hasta las asociaciones de jueces hablen de los casos que se instruyen o los valoren ante la prensa.

Ya se han celebrado nueve juntas de jueces y están convocadas otras cuatro juntas más.

La Junta de Jueces de Pamplona aprobó ayer pedir a Carlos Lesmes que rectifique y pida disculpas a toda la carrera judicial porque, con sus declaraciones, da a entender que los jueces "sean burros de carga", según un comunicado difundido al término de la reunión.

En una entrevista al diario El Mundo, Lesmes afirmó concretamente que "el Consejo se crea para dos funciones que se considera que no pueden estar en manos del Gobierno: el nombramiento de cargos judiciales y el ejercicio de la disciplina, porque al juez se le controla con el palo y la zanahoria".

La Junta de Jueces de Pamplona se dirigirá a cada uno de los 20 vocales del CGPJ para que se pronuncien sobre estas palabras y garanticen que ni en el ejercicio de las funciones disciplinarias ni en la política de nombramientos u otras decisiones discrecionales que el Consejo deba adoptar "se van a seguir otros criterios que el estricto cumplimiento de la legalidad vigente".

Los jueces de Pamplona denuncian que, desde que comenzó a gestarse la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial, los jueces y magistrados han venido denunciando que "lejos de promover la despolitización del Consejo, reforzando su independencia y dignidad como órgano constitucional, se pretendía su transformación en un órgano de segunda categoría, fácilmente controlable".

Los jueces de Pamplona se definen en un comunicado como profesionales independientes que cumplen su función constitucional "de juzgar y hacer ejecutar lo juzgado de manera honrada, con dedicación y responsabilidad, sin esperar premios por ello".

Y los ciudadanos deben tener "la seguridad y garantía" de que la labor del juez "viene presidida única y exclusivamente por la independencia y la responsabilidad y resulta ajena a cualquier intento de injerencia o control por la vía del premio (la zanahoria) o del castigo (el palo)", informa Efe.

Por su parte, la Junta de Jueces de Logroño calificó la manifestación de Carlos Lesmes como  "inaceptable". Los jueces de Lleida coinciden en que, en caso de que no se disculpe, instarán su dimisión. Los de Badajoz reclaman una disculpa o que dimita.

La Junta de Jueces de Cáceres acordó que cada juez solicite amparo al Consejo frente a su propio presidente: "Las palabras: jueces, control, palo y zanahoria, en boca de tan alta autoridad provocan enorme desasosiego entre los miembros del poder judicial, el único así nominado por la Constitución", sostienen los jueces de Cáceres, para quienes tal afirmación alude "al cuerpo judicial como si estuviera integrado por un rebaño de semovientes" cuya especie no se concreta. "No puede hablarse de control del poder judicial en una democracia a base del reparto de recompensas que cualquier juez honrado rechaza por principio", apostillan.

Otras juntas de jueces celebradas han sido las de Hellín, Jerez de la Frontera, Teruel y Melilla. Y se han convocado las juntas de Reus, Zaragoza, Tarragona y Cádiz.

Los jueces pueden reunirse en Junta, bajo la presidencia del Decano -el único cargo judicial de elección directa por los jueces-, para tratar de asuntos comunes o de aquellos que quieran elevar a las autoridades administrativas de la administración de justicia.

Por su parte, las juntas de jueces de Badajoz, Teruel y Hellín se han sumado a la queja presentada ante Naciones Unidas por la Plataforma Cívica por la Independencia Judicial el pasado enero.

Esta plataforma agrupa a jueces, fiscales, abogados, secretarios judiciales, profesores universitarios, notarios y otras profesiones jurídicas, pidió en enero la intervención de las Naciones Unidas preocupados "por el progresivo deterioro de la Justicia española".

La Plataforma informó a la ONU de la desconfianza ciudadana ante la corrupción que afecta a la clase política, muchos de cuyos miembros están incursos en procedimientos judiciales para reclamarles responsabilidades penales. En este contexto "el poder político ha reaccionado aumentando los mecanismos de control sobre los tribunales", como son las recientes reformas emprendidas por el ministerio de Justicia.