Público
Público

EXCLUSIVA | Las cloacas de Interior El juez de la Audiencia cita a declarar a Pino por una falsedad documental en el caso Pujol

El magistrado José de la Mata abre diligencias previas por la misteriosa aparición de un 'pendrive' que ha facilitado el ex Director Adjunto Operativo de la Policía, cuatro años después de que lo recibiera y sin certificar su origen ni la cadena de custodia. Esta presunta prueba contaminada podría causar la anulación de las actuaciones del proceso contra los Pujol.

Publicidad
Media: 4
Votos: 11
Comentarios:

Diligencias del juez De la Mata por falsedad documental (detalle). /PÚBLICO

MADRID.– El juez de la Audiencia Nacional que investiga el caso Pujol, José de la Mata, ha abierto nuevas diligencias previas en las que cita a declarar al ex número dos de la Policía, Eugenio Pino, y a otros protagonistas del actual escándalo sobre las cloacas de Interior, para que explique el origen y propósito de la aparición de un extraño pendrive con correos electrónicos que le fue enviado como si procediera de un juzgado de Barcelona, algo que ha resultado ser falso.

La decisión del magistrado responde a la denuncia por falsedad documental que ha interpuesto el ex director de la agencia de detectives Método 3, Francisco Marco, en cuanto ha descubierto que Pino y otros comisarios estaban tratando de hacer pasar ese pendrive como procedente del registro de la sede de esa agencia en Barcelona, algo que desmintió el propio Juzgado Número 14 de esa ciudad al que se atribuía su origen.

El juez también llama a declarar a casi todos los protagonistas del actual escándalo sobre las cloacas de Interior generado por las revelaciones de Público, que ha aportado audios sobre las maniobras de la brigada política del exministro Jorge Fernández Díaz, que fue dirigida por Eugenio Pino.

Martín Blas, Peribáñez y Tamarit, también citados

Además de a Pino, ex Director Adjunto Operativo de la Policía, De la Mata cita a declarar –en días sucesivos del 16 al 23 de febrero– a Marcelino Martín Blas, ex jefe de Asuntos Internos, y a los exdetectives y confidentes policiales Julián Peribáñez y Antonio Tamarit.

No obstante, la denuncia de Francisco Marco que ha conducido al magistrado a disponer estas nuevas comparecencias judiciales no incluía en absoluto a Martín Blas entre los presuntos responsables de falsedad documental, aunque sí denuncia a Peribáñez y Tamarit por revelación de secretos, según ha podido saber Público. Por tanto, el único motivo por el que el juez cita también al exjefe de Asuntos Internos es el hecho de que Eugenio Pino le ha acusado de ser la fuente original del extraño pendrive tanto en un escrito dirigido al magistrado como en una entrevista publicada hoy a toda portada en El Mundo.

Marco ha denunciado a Pino porque, tras las arduas pesquisas judiciales iniciadas el pasado verano, finalmente ha tenido que admitir que él es quien facilitó dicho pendrive para su incorporación a la causa de los Pujol, casi cuatro años después de que supuestamente –según su propia versión– se lo hubiera entregado Martín Blas. En cuanto a Peribáñez y Tamarit, fueron empleados de Método 3 al tiempo que confidentes de la Policía y participaron en la elaboración de diversas notas informativas de la Operación Cataluña que contenían datos falsos o manipulados, tal como ha publicado también en exclusiva Público en los últimos días.

El misterio de la aparición del 'pendrive' inescrutable

Lo que va a tener que explicarle –si es que tiene explicación– el ex número dos de la Policía al juez de la Audiencia, el próximo 16 de febrero, es la inescrutable aparición del pendrive (memoria sólida portátil) y los motivos por los que se intentó engañar al magistrado sobre su procedencia.

En un primer momento, poco antes del pasado verano, el jefe de la Brigada Central de Blanqueo de Capitales de la Policía y responsable accidental de la UDEF (Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal), comisario José Manuel García Catalán, remitió el malhadado pendrive al juez De la Mata y en su informe de aportación de pruebas adujo que había sido recibido desde el Juzgado de Instrucción número 14 de Barcelona (el que instruye el caso de Método 3) y que procedía del registro (en febrero de 2013) de la sede de la agencia de detectives.

Contactado dicho juzgado, éste manifestó desconocer por completo la existencia de esa memoria USB, así como su presunto origen en Método 3, agencia que efectuó la célebre grabación de la conversación entre la ex de Jordi Pujol júnior y la líder del PP catalán en el restaurante La Camarga, en 2010.

Así que el magistrado preguntó al anterior jefe de García Catalán, el comisario Manuel Vázquez, quien abandonó la jefatura de la UDEF en abril al ser nombrado jefe superior de Galicia. Éste reconoció que el pendrive le había sido entregado por el inspector jefe Bonifacio Díaz Sevillano, destinado en la Dirección Adjunta Operativa y considerado en aquella época como mano derecha de Eugenio Pino.

El juez tuvo que llamar a Díaz Sevillano a México (donde acababa de ser premiado con el puesto de agregado de Interior en la Embajada de España, con más de 11.000 euros/mes de sueldo neto) para enterarse de que el famoso lápiz de memoria le había sido entregado por el propio Pino.

Un caso de falsedad documental de libro.