Publicado: 04.01.2014 12:06 |Actualizado: 04.01.2014 12:06

El juez autoriza el acto en Durango de los expresos de ETA

Oficia a la Ertzaintza y a la Delegación del Gobierno para que evite el enaltecimiento del terrorismo o el menosprecio a las víctimas.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El magistrado de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha denegado este sábado la solicitud de prohibir un acto esta misma mañana que va a contar con los 63 presos de ETA excarcelados tras la derogación de la doctrina Parot por el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo, aunque pidió que sea vigilado para impedir que se cometa un delito de enaltecimiento del terrorismo.

El acto y posterior comida en el Café-Teatro Antzokia de la localidad vizcaína de Durango, convocado para las 12:30, pretende apoyar el comunicado del colectivo de presos etarras en prisión que reconoce el "daño causado" por la banda armada.

Dignidad y Justicia, una asociación presidida por Daniel Portero - hijo del fiscal del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía asesinado por ETA en el año 2000 - pidió al juez su prohibición al considerar que el acto es para "brindar y enaltecer el terrorismo de ETA".

Tras pedir sendos informes a la policía autónoma vasca, la Policía Nacional y la Guardia Civil, el juez Pedraz optó por seguir el criterio del fiscal, que a la vista de los mismos consideró que no existen indicios de comisión de ese delito.

En el auto, el magistrado matiza que esta decisión no supone "autorizar" o "consentir" el acto, puesto que la Constitución Española reconoce el derecho de reunión y manifestación, sin autorización previa.

Pedraz pide a las fuerzas de seguridad que eviten el enaltecimiento del terrorismo

Al mismo tiempo, pide que "dentro del ámbito del principio de proporcionalidad y con absoluto respeto al derecho de reunión y manifestación", las fuerzas de seguridad adopten las medidas necesarias para evitar el delito de enaltecimiento del terrorismo.

El viernes, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, lo calificó de "acto repugnante" y señaló que los asistentes, aunque libres, no se han arrepentido de sus crímenes.

El pasado 28 de diciembre, el colectivo de presos etarras (EPPK, en sus siglas en euskera) reconocía "con toda sinceridad" el sufrimiento y el daño causado por ETA en cuatro décadas de atentados en los que ha matado a más de 800 personas, anunciaba su renuncia a "los métodos utilizados en el pasado" y aceptaba la legislación penitenciaria y la posibilidad de acogerse a los beneficios penitenciarios de forma individualizada.

Los 63 etarras han sido puestos en libertad después de que a finales de octubre el Tribunal de Estrasburgo decretara la derogación de la llamada doctrina Parot que se les había aplicado por haberse hecho con retroactividad.

La comparecencia de los antiguos presos se celebra, además, una semana antes de la manifestación convocada en Bilbao, habitual cada año en estas fechas, en la que se reivindicarán los derechos de los presos y su acercamiento a cárceles vascas.