Publicado:  31.01.2014 11:19 | Actualizado:  31.01.2014 11:19

El juez autoriza que el paseíllo de la infanta sea motorizado

Podrá bajar en coche la rampa de acceso a la puerta de los juzgados. La Policía lo recomendó por razones de seguridad, aunque la última palabra será de la hija menor del rey

Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El juez decano del partido judicial de Palma, Francisco Martínez Espinosa, ha comunicado este viernes que autoriza que la infanta Cristina baje en coche la rampa que da acceso a la puerta trasera de los Juzgados de Via Alemania de Palma, un recorrido conocido como paseíllo y que han hecho el resto de imputados a pie, incluido Iñaki Urdangarin. La infanta está citada el próximo 8 de febrero como imputada en delitos fiscal y de blanqueo de dinero

La decisión se produce un día después de que el decano recibiera un informe de la Policía Nacional en el que recomendaba que la Duquesa de Palma descendiera en coche la cuesta por "estrictos motivos de seguridad".

De este modo, ya con el informe en sus manos, el decano ha hecho pública su decisión en una comparecencia que ha ofrecido a los medios en el mismo edificio judicial, no sin antes haberla comunicado a la Policía Nacional.

Francisco Martínez Espinosa ha dicho que no ha recibido presión o instrucción alguna de la Casa Real. "El hecho de que descienda la cuesta en vehículo y no a pie es absolutamente recomendable y estrictamente necesario", ha subrayando, teniendo en cuenta la "incuestionable trascendencia pública" de la duquesa de Palma.

En todo caso, el decano ha insistido en que la decisión final corresponderá a la infanta. "Si la Infanta desciende o no en coche, estará bajo su criterio. Nosotros no le imponemos que baje en vehículo", ha precisado. Hace dos años, Urdangarin, a quien también se autorizó a llegar hasta la puerta en coche, decidió finalmente hacer el paseíllo a pie.

El informe que recibió el juez decano este jueves de la Policía Nacional es "concluyente" respecto a la seguridad por la que se debe velar el próximo día 8, cuando comparezca la Infanta, al ser una persona de una determinada "categoría" y puesto que se trata de un acto "programado con anterioridad y de público conocimiento, de gran repercusión mediática, en una zona de actuación concreta y limitada".

Asimismo, apela a un "mínimo estandard de seguridad" ante la previsión de que se manifiesten "grupos hostiles, con gran repercusión en redes sociales y en un clima de tensión social". "Si la infanta desciende o no en coche, estará bajo su criterio. Nosotros no le imponemos que baje en vehículo", ha precisado el decano.

Así, ha apuntado que "no cabía otra" que autorizar que la hija menor del rey Juan Carlos acceda a los Juzgados en coche, si bien ha aclarado "en absoluto" ha recibido presión o instrucción alguna desde Zarzuela que le haya llevado a tomar esta decisión, sino únicamente el informe que le ha remitido la Jefatura Superior de Policía, que ve aconsejable que la Infanta no esté "demasiado expuesta" ante el riesgo de que pudiera ser increpada a su llegada a las dependencias judiciales.

Para adoptar estos criterios, la Policía ha estudiado los puntos de riesgo que rodean al edificio, por lo que las medidas de seguridad pasan por impedir posibles agresiones debido al lanzamiento de objetos.

En cuanto a la presencia de medios de comunicación durante la declaración, Martínez Espinosa ha considerado "un gran logro" que se permita acceder a los periodistas a la zona de aparcamiento de los Juzgados, al igual que ha sucedido en ocasiones anteriores como las dos comparecencias de Urdangarin en febrero de 2012 y de 2013 ante el juez instructor del caso Nóos, José Castro.

Sobre el hecho de que Castro haya prohibido introducir en el edificio móviles, ordenadores portátiles u otros dispositivos similares, el decano ha precisado que deben evitarse las filtraciones puesto que "las actuaciones sumariales están sometidas al secreto" para quienes no son parte del procedimiento.

 

Poco antes de conocerse la decisión del juez, Jesús María Silva, uno de los abogados defensores de la infanta Cristina, ha dicho que acatarían "cualquier decisión del juez" sobre el acceso de doña Cristina a los juzgados de Palma el próximo 8 de febrero, pero ha recordado que concurrían "razones de seguridad" en el asunto.

En declaraciones a los medios, y preguntado por si la infanta bajará la rampa a pie, el letrado penalista ha dicho que "por razones de seguridad sería mejor que no. A partir de ahí, la decisión del juez la acataremos sin ningún problema".

Sobre el informe policial que aconseja que la infanta acceda en coche por seguridad, Silva ha indicado que "lo que diga la policía, en principio me lo creo. Hay razones de seguridad, pero, insisto, no tengo la capacidad de valorarlo. Es un tema en el que quien tiene que tomar la decisión son las Fuerzas de Seguridad del Estado y después el juez tendrá que valorar todos los pros y contras de las circunstancias. Me resulta difícil opinar sobre este asunto".

Silva, sobre la petición de los abogados de Diego Torres para que se grabe en vídeo, y no solo en audio, la declaración de la infanta, ha afirmado que "es un tema de ponderación; nosotros hemos entendido que la grabación en audio cumple todos los criterios de ponderación para asegurar la grabación y, a partir de aquí, lo solicitamos, el juez nos lo concedió, ahora se ha recurrido y el juez tendrá que decidir sobre este asunto".

Y si ello pudiera ser injusto por ser un trato diferenciado, Silva ha recordado que "todo el mundo que ha pedido ante el juez que se le transcribiera directamente (su declaración), se le aceptó, pero acataremos cualquier decisión del juez", ha insistido.

"Pedimos lo que corresponde -ha proseguido- a nuestros intereses y a los generales, también en este caso. Si luego el juez cambia de opinión, lo acataremos y nada más".

"Pero, independientemente de lo que decida el juez, si la infanta quiere bajar la rampa andando, creo sinceramente que esto no va a depender ni de su alteza ni de nadie, sino de lo que la Policía aconseje desde la seguridad", ha remarcado.

PUBLICIDAD

Comentarios