Publicado: 20.05.2015 11:59 |Actualizado: 20.05.2015 11:59

El juez Castro, ante el juicio a la infanta y Urdangarin: "El trabajo está hecho"

El fiscal anticorrupción, Pedro Horrach, insiste en que ha llegado "cientos de veces"a la conclusión de que la infanta Cristina no debería ser imputada

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
El juez Castro y el fiscal Pedro Horrach, en una de sus llegadas a la Audiencia de Palma. EFE

El juez Castro y el fiscal Pedro Horrach, en una de sus llegadas a la Audiencia de Palma. EFE

PALMA DE MALLORCA.-El juez José Castro, preguntado esta mañana por la conclusión de su trabajo en la instrucción del caso Nóos, que ya elevó a la Audiencia Provincial de Baleares, ha declarado que "no sé si bien o mal, pero el trabajo está hecho".

Este lunes se conoció el destino final del caso, que lleva más de cuatro años en manos de Castro. Ante el inminente traslado de toda la documentación a la Audiencia de Palma, el juez ha destacado que "ahora lo que toca es que otras personas sean las protagonistas, y otros lugares también". "Es lo que toca", ha insistido.



Castro: "Ahora lo que toca es que otras personas sean las protagonistas, y otros lugares también".

Por su parte, el fiscal del caso Nóos, Pedro Horrach, ha asegurado este miércoles que se ha planteado "cientos de veces" si no estaría equivocado en su decisión de no pedir la imputación de la infanta Cristina, y "cientos de veces" ha llegado "a la misma conclusión".


En una entrevista en Onda Cero recogida por Europa Press, Horrach ha defendido que no ha visto "ningún caso en España" en que se impute un delito fiscal, pero tampoco una mera infracción administrativa, a un cónyuge que es socio de una sociedad pero no administrador, "salvo que se demuestre que gestionaba de alguna manera la sociedad".

Los más de cien tomos y 76.000 folios que componen el caso Nóos son trasladados hoy en un camión que los conducirá hasta la sede de la Audiencia Provincial de Baleares, donde serán juzgados los 18 acusados de la causa. Se producirá de este modo el traslado físico del procedimiento judicial, que ya fue remitido este lunes en formato digital dentro de un disco duro.

Castro ha destacado que a partir de ahora el despecho se le ha quedado prácticamente "libre, aunque no todo". Inquirido finalmente sobre si es el caso de mayor complejidad que ha tenido sobre su mesa, ha manifestado: "bueno, también ha habido otros".

Horrach, sobre la petición de rebajar la fianza: "La esperanza es lo último que se pierde"


Durante estos últimos años Castro se ha volcado en investigar el presunto desvío de más de seis millones de euros públicos a través del entramado empresarial urdido por Iñaki Urdangarin y su exsocio, Diego Torres, mientras que el pasado mes de diciembre acordó enviar al banquillo a la infanta Cristina. Hasta un total de 18 acusados serán juzgados en esta causa.

Mientras, el fiscal Horrach sostiene que la infanta no cometió delito fiscal -aunque se lucró de lo supuestamente defraudado por su marido, Iñaki Urdangarin- y por eso ha pedido que se le rebaje la fianza de 2,7 millones que se pide para ella, porque deriva de la presunta comisión de ese delito.

"Hacer lo contrario sería incongruente", ha argumentado. El fiscal ha reconocido tener pocas esperanzas de que se atienda su petición. "Pero la esperanza nunca se pierde", ha ironizado. Además, ha hecho hincapié en que su posición siempre ha sido la misma, mientras que el juez instructor, José Castro, no atendió la primera petición de imputación de la Infanta que planteó Manos Limpias y sí lo hizo un año después.

En opinión de Horrach, con los cerca de 500.000 euros de fianza que la infanta ha depositado en el juzgado en previsión de supuestas responsabilidades civiles quedaría cubierta "la práctica totalidad" de su responsabilidad en caso de que fuese condenada, porque ese depósito implica que "en caso de condena se le aplicaría un atenuante" y porque "por sus especiales características es posible que de forma potestativa se le pudiera rebajar en un grado la pena que le pudiera corresponder".