Publicado: 12.05.2015 15:42 |Actualizado: 12.05.2015 15:55

El juez embarga 13,6 millones a Urdangarin
y 2,1 a la infanta de
los fondos de Aizoon

Los fondos de la empresa, de la que son propietarios al 50% los duques de Palma, se encuentran retenidos en un juzgado.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:
Juan Carlos Urdangarin

Iñaki Urdangarin, junto a su mujer y el rey Juan Carlos

PALMA.- El juez del caso Nóos, José Castro, ha ordenado hoy el embargo de fondos de la entidad Aizoon que figuran retenidos en otro juzgado de Palma para responder de las fianzas de responsabilidad civil fijadas en esta causa para la infanta Cristina (2,7 millones) y su marido Iñaki Urdangarin (13,6 millones). 

A la infanta le restarían por aportar 2.109.736 euros porque el pasado diciembre consignó anticipadamente en la cuenta del juzgado 587.413 euros, la cuantía que la Fiscalía Anticorrupción mencionó en su escrito de acusación como aquella de la que considera que doña Cristina se lucró. En cuanto a Urdangarin, la cuantía fijada para él fue de 13.646.950 euros.

En un auto dictado hoy, Castro ordena que se cause traba sobre las sumas depositadas a favor de Aizoon (la empresa que es propiedad de los duques de Palma al 50%), en un expediente de ejecución de títulos judiciales que se desarrolla en el Juzgado de Primera Instancia número 23 de Palma.




Esas cantidades están en dicho juzgado como consecuencia de una reclamación de cantidad que esta sociedad había solicitado a raíz de un impago, ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB).

El titular del Juzgado de Instrucción número 3 ha embargado un 50% de la cantidad existente en el otro juzgado para cubrir la fianza de doña Cristina y otro 50% para la de Urdangarin.

Además, ha ordenado que la traba se haga efectiva también a las cantidades que en el futuro se sigan depositando en dicho expediente, hasta que el juez decida su cese.

El juez fijó una fianza de responsabilidad civil de 2.697.150 euros para la infanta Cristina, acusada de dos delitos fiscales, en el auto de apertura de juicio oral del caso Nóos.

Urdangarin y Torres

Urdangarin y su exsocio Diego Torres ya depositaron durante la fase de instrucción de la causa una fianza conjunta de 5,9 millones para cubrir posibles responsabilidades, por lo que no estaban obligados a presentar un nuevo listado de bienes susceptibles de embargo para hacer frente a las nuevas cauciones como los demás acusados de Nóos.

Por otra parte, el juez ha dado traslado a las demás partes personadas en el caso Nóos del escrito que registró la infanta el pasado viernes en el Juzgado, donde reclamaba una reducción de la fianza y les ha dado cinco días para que aleguen lo que estimen conveniente antes de resolver.

Junto a dicho escrito pidiendo la reducción de la fianza, la defensa de la infanta también presentó un listado de bienes susceptibles de ser embargados.

Además, la infanta y su esposo se comprometieron con el juez instructor del caso Nóos a consignar como parte de sus fianzas 2,3 millones de euros derivados de la venta de su chalé en el barrio barcelonés de Pedralbes.

Entre el viernes y hoy, además de las cantidades trabadas para las fianzas de la infanta y Urdangarin, el juez Castro ha dictado embargos sobre bienes de otros cinco de los acusados del caso Nóos.

Entre lo embargado figuran los activos bancarios del asesor fiscal Salvador Trinxet (con una fianza de responsabilidad civil de 1,2 millones de euros), una vivienda del exdirector de la Ciudad de las Artes y las Ciencias (CACSA) de Valencia, Jorge Vela y otra de la responsable jurídica de la entidad, Elisa Maldonado (con una fianza solidaria entre los dos de 2,7 millones).

El magistrado también embargó de propiedades del expresidente balear Jaume Matas (con una fianza de 3,5 millones de fianza de forma solidaria con dos altos cargos de su Govern), y del ex secretario autonómico de Turismo de la Comunidad Valenciana, Luis Lobón (4,1 millones).

Castro fijó fianzas por la posible responsabilidad pecuniaria que se pueda derivar de una eventual condena en esta causa por un total de 61,35 millones de euros para 17 acusados.