Publicado: 06.11.2013 14:24 |Actualizado: 06.11.2013 14:24

El juez Gómez Bermúdez ordena la detención de cinco exdirectivos de la CAM

Entre los arrestados se encuentran el exdirector general Roberto López Abad, el exdirector de empresas Daniel Gil y el exdirector de la división internacional y negocio hotelero Cesar Veliz. Se les imputa irregularidades en la gesti&oa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El juez de la Audiencia Nacional Javier Gómez Bermúdez ha ordenado la detención de cinco exdirectivos de la Caja de Ahorros del Mediterraneo (CAM) a los que el magistrado imputa la presunta comisión de irregularidades en la gestión de la caja alicantina que condujeron a su intervención por parte del Banco de España en julio de 2011.

Fuentes jurídicas han explicado que agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) han arrestado a primera hora a López Abad y al exresponsable de proyectos inmobiliarios Daniel Gil Mallebrera y, poco después, al exdirector de la división internacional y negocio hotelero de la caja, Cesar Veliz. Mañana comparecerán ante el titular del Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional.

Gómez Bermúdez ha ordenado asimismo registrar dos despachos de abogados en Valencia y Alicante y una oficina mercantil en Mallorca. El FROB interpuso una querella en la Audiencia Nacional contra López Abad y Gil, entre otros, por "obtener un lucro personal" con cinco operaciones realizadas con una de las participadas de la entidad, la sociedad Valfensal, con la que Gómez Bermúdez abrió una pieza separada de la causa principal en la que investiga a los exresponsables de la caja.

Según la querella, se utilizó la compraventa de tres hoteles y la adquisición de dos parcelas en República Dominicana y México como "pantalla" para una "transferencia de fondos no justificada" desde la CAM hacia Valfensal.

Además, López Abad está imputado en la pieza principal de CAM junto con la también exdirectora general María Dolores Amorós, el expresidente Modesto Crespo y los exdirectores de recursos y planificación, Vicente Soriano y Teófilo Sogorb, a los que el pasado mes de junio impuso una fianza solidaria de 35 millones de euros.

Según el juez, tras su declaración y el análisis de toda la documentación, "los cinco imputados al menos conocían, o debían, pudieron y no quisieron conocer la situación patrimonial de la CAM". "A pesar de ello, en el mejor de los supuestos, no pusieron objeción alguna a operaciones que iban a suponer un perjuicio patrimonial y un debilitamiento extremo de la entidad para la que trabajaban, con perjuicio de accionistas, acreedores, clientes e impositores y en beneficio propio"", subraya el juez.

Amorós reclamó en su día una indemnización de 10 millones de euros por su despido y una pensión de 369.497 euros anuales que ella misma se había fijado en su contrato. Reclamación que desestimó el Tribunal Supremo, que además reprochó a la exdirectora general que su actitud había sido "muy reprochable" en términos jurídico laborales, "pues prevaliéndose de su condición y abusando de la confianza" depositada en ella por la entidad, se asignó" la citada jubilación.

Y entendía acreditado que Amorós junto con el resto de miembros del comité de dirección, "a espaldas de los órganos de gobierno y, por ende, sin su fiscalización, se asignaron una prestación adicional asegurada, conforme a unos parámetros distintos a los que habían sido acordados en las diferentes comisiones de retribuciones". 

La CAM fue intervenida por el Banco de España el 23 de julio de 2011 y se sustituyó a sus administradores, además de aprobar una inyección de 2.800 millones de euros por parte del FROB. Los inspectores del Banco de España elaboraron un informe en el mes de enero en el que denunciaban graves deficiencias en la gestión de la caja, que iban desde pérdidas millonarias en inversiones inmobiliarias arriesgadas hasta el cobro de onerosas prejubilaciones tramitadas de manera irregular.

En marzo de 2011, los gestores de la caja de ahorros, actualmente propiedad del Banco Sabadell, que se la adjudicó por un euro, comunicaron a las autoridades financieras unos beneficios de 38,9 millones de euros cuando tres meses después las cuentas arrojaban unas pérdidas de 1.136 millones de euros.

Fuentes de SabadellCAM han ratificado este miércoles su disposición a "colaborar con la justicia" tras la detención de exdirectivos de la antigua Caja Mediterráneo (CAM), entre ellos el ex director general Roberto López Abad.

Así lo han señalado en alusión a las cinco detenciones practicadas por la Guardia Civil en relación con operaciones inmobiliarias presuntamente irregulares de CAM, entre ellas la de López Abad, el exresponsable de inversiones inmobiliarias de la caja Daniel Gil Mallebrera y el exdirector de la división internacional y negocio hotelero de la caja, Cesar Veliz.

Al respecto, desde SabadellCAM recalcan que el "objetivo" de la entidad que compró por un euro la caja alicantina intervenida por el Banco de España "es, como desde siempre, centrarse en el negocio". "Colaboraremos con la justicia siempre, pero miramos al presente y al futuro", han subrayado las mismas fuentes.