Público
Público

Las cloacas de Interior

El juez interroga a Pino, ex número dos de la Policía, por el 'pendrive fantasma' de Pujol

El ex director adjunto operativo (DAO) del ministro del Interior Fernández Díaz está imputado (investigado) por los delitos de prevaricación, fraude procesal y falso testimonio, por introducir una memoria USB de origen desconocido en el sumario del 'caso Pujol' que instruye la Audiencia Nacional. Su subordinado Bonifacio Díez Sevillano está siendo también investigado.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:

El ex número dos de la Policía Eugenio Pino, a su salida de la Audiencia Nacional, donde prestó declaración ante juez José de la Mata. | SERGIO BARRENECHEA (EFE)

Supuestamente, lo halló un inspector jefe en el fondo de un cajón "ordenando los armarios" de la Brigada Central de Blanqueo y Anticorrupción. Así lo anunció sorprendentemente la Policía Nacional el pasado febrero. Ahora, ese pendrive fantasma que tenía que haber contribuido a agravar la causa contra la familia del expresident Jordi Pujol se ha transformado en un boomerang contra el mismísimo Director Adjunto Operativo (DAO) que organizó la brigada política de Interior, Eugenio Pino.

El juez de instrucción número 11 de Madrid, Juan Javier Pérez, interrogará este miércoles en calidad de investigado (antes, imputado) a Pino por introducir presuntamente en el sumario del caso Pujol –que se instruye en la Audiencia Nacional– ese lápiz de memoria USB con información sobre la familia del expresident de la Generalitat, cuyo origen no ha quedado acreditado, han informado a Europa Press fuentes jurídicas.

El juez Pérez investiga a Pino y a su subordinado Bonifacio Díez Sevillano –que ha sido citado igualmente como investigado el 19 de septiembre– por los delitos de prevaricación, fraude procesal y falso testimonio, después de que el juez José de la Mata de la Audiencia Nacional interrogase al exDAO y remitiese el caso de la extraña aparición del pendrive a los juzgados de instrucción de Madrid.

De la Mata, además de enviar esta causa al juzgado madrileño, archivó la pieza separada relativa a esta memoria extraíble al considerar que no se ha podido acreditar ni el origen ni la ubicación de los documentos, ni "quién los obtuvo y cómo", ni tampoco "la cadena de custodia de los mismos".

Varias versiones contradictorias sobre el origen del 'pendrive' enojaron al juez de la Audiencia Nacional

Lo que sí consideró probado el magistrado es que los documentos fueron entregados a la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) por una persona vinculada a la Dirección Adjunta Operativa de la Policía Nacional, Díez Sevillano, "siguiendo instrucciones de Pino".

En un principio, el jefe accidental de la UDEF, José Manuel García Catalán, había asegurado al juez De la Mata que la información contenida en el informe que entregó en marzo de 2016 a la Audiencia procedía del Juzgado de Instrucción Número 14 de Barcelona que investigó la grabación de La Camarga. Después, cuando el propio Juzgado 14 de Barcelona negó esa versión, el inspector jefe Bonifacio Díaz Sevillano explicó que la información se la había dado Pino y que se encontraba en un disco duro que había en la Dirección Adjunta Operativa pero que él mismo destruyó.

Pero finalmente el exDAO aseguró al magistrado que los testimonios de tres de sus subordinados sobre el origen de ese pendrive no eran ciertos. Su nueva versión fue que el lápiz de memoria procedía de una investigación que él le encargó en 2013 a el ex comisario jefe de Asuntos Internos Marcelino Martín-Blas. Este último desmontó ante el juez esa nueva versión y finalmente De la Mata incluso se enojó con Pino por la inconsistencia de su testimonio, prestado como testigo y con obligación de decir la verdad.

En consecuencia, el magistrado de la Audiencia Nacional acordó también deducir testimonio al Ministerio del Interior para que éste determine si se deben tomar medidas disciplinarias o revisar las distinciones honoríficas que tengan Pino y Díez Sevillano, sin perjuicio del resultado de la investigación.