Publicado: 23.05.2014 11:43 |Actualizado: 23.05.2014 11:43

La juez que investiga los crímenes del franquismo subraya el "terror" a declarar de los familiares de víctimas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La juez argentina María Servini, que investiga los crímenes cometidos durante el franquismo en España, ha destacado hoy el "miedo" y el "terror" que tienen los familiares de las víctimas a declarar, lo que le está haciendo "muy dura y difícil" su labor. Tras reunirse con el vicepresidente de la Junta de Andalucía, Diego Valderas, la juez ha dicho a los periodistas que los declarantes "a veces quieren omitir hechos, nombres y circunstancias que les parecen demasiados graves y no las quieran decir".

"Nos cuesta porque es muy duro, porque se emocionan, lloran; son gente joven, nietos que se han puesto a llorar y eso que no han conocido a los abuelos", ha señalado la juez. En la provincia de Sevilla, la juez ha tomado declaración a dos personas y hoy lo hará con una tercera, tras lo cual mañana irá al cementerio de Málaga, donde está una de las mayores fosas comunes del franquismo. La juez, a la que acompaña el fiscal argentino Ramiro González, ha precisado que toma declaración en España a gente mayor que está enferma y que no pueden declarar por videoconferencia ni desplazarse a un consulado.

A preguntas de los periodistas, Servini ha dicho que "no entorpece" la causa que ella investiga la negativa de la Fiscalía de la Audiencia Nacional española a la extradición a Argentina del expolicía Antonio González Pacheco, conocido como Billy El Niño, acusado por la juez de torturas durante el franquismo. Desde que llegó a España el 18 de mayo, la juez ha estado en el País Vasco y en Andalucía y está previsto que se desplace hasta Madrid, y ha apuntado que hasta ahora los jueces se han comportado con ella "excelentemente".

Servini ha dicho que no tiene previsto volver a España a tomar declaraciones para la causa que investiga, que ahora también está impulsada por el ministerio público argentino, se ha congratulado, y que ya cuenta con más de 48 tomos de 200 folios cada uno. Tras la visita al vicepresidente de la Junta, que ha ofrecido la "máxima colaboración" del Gobierno andaluz a la causa abierta en Argentina, la juez tiene previsto reunirse con el presidente del Parlamento andaluz, Manuel Gracia.

El fiscal Ramiro González, descendiente de sevillanos de Estepa, por su parte, ha dicho que no pueden dar un plazo de cuándo acabará la causa porque aún están "comenzado", y ha mostrado su satisfacción por las pruebas recogidas en España así como por el anteproyecto de Memoria Democrática que impulsa el Parlamento andaluz. La causa avanza "sin prisa pero sin pausa", ha dicho el fiscal, que ha resaltado el hecho de que la visita a España, a pesar de las dificultades económicas y el esfuerzo que supone, "nos da una visión más amplia de la realidad".