Público
Público

La juez mantiene a Soria imputado por cohecho

El vicepresidente conservador del Gobierno canario intenta justificar con facturas de 3.000 euros sus vacaciones en Noruega y Australia invitado por un constructor nórdico

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El vicepresidente del Gobierno de Canarias y máximo responsable del PP en las islas, José Manuel Soria, presentó ayer ante la jueza extractos bancarios por valor de algo más de 3.000 euros de su tarjeta de crédito como justificantes de que nadie le invitó a un viaje a Austria y Noruega, entre el 22 y el 28 de agosto de 2005. Soria compareció como imputado, acompañado de su abogado, en el sumario del caso Salmón, en el que se le investiga como supuesto autor de los delitos de cohecho y prevaricación. El empresario noruego Bionrg Lyng invitó al líder popular y a su esposa a un viaje de placer meses antes de que el Cabildo de Gran Canaria, que presidía en ese momento José Manuel Soria, diera el visto bueno a la construcción de 3.600 camas turísticas en la urbanización Anfi Tauro, propiedad del promotor nórdico ya fallecido.

José Manuel Soria, que estuvo declarando durante casi dos horas ante la titular de la Sala de lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de Canarias, Margarita Varona, explicó que conservaba resguardos de los pagos de restaurantes, hoteles y algunas compras que hizo junto a su esposa durante ese viaje. «Estoy seguro que la causa se terminará archivando', sentenció.

Sobre la denuncia que ha dado origen a este proceso judicial, el vicepresidente del Gobierno de Canarias y consejero de Economía y Hacienda manifestó que 'en política no vale todo, y el PSOE debería hacer una reflexión y darse cuenta de que no deben tratar de derribar a un adversario político de esta forma'.

En medio de una gran expectación mediática, la declaración de José Manuel Soria incluyó una sorpresa de última hora: la inesperada comparecencia de Irina Svistunova, viuda del empresario noruego Bionrg Lyng, una testigo citada directamente por la juez instructora del caso. Con cara de no saber exactamente qué hacia allí, explicó a los periodistas que confiaba en ayudar a «limpiar el nombre» del vicepresidente canario. Sobre el polémico viaje, la testigo señaló que sólo había sido una idea 'de dos matrimonios que se llevaban bien y en el que aprovechamos para ir a un concierto y pasar unos días en Noruega'.

La apertura de la investigación e imputación del presidente de los populares de Canarias se inició a partir de la denuncia presentada por Carlos Sosa, director del periódico digital canariasahora.com. El periodista fue, en su día, el primer testigo en declarar ante la jueza Margarita Varona para ratificar su denuncia y aportar todas las pruebas que obraban en su poder y en las que fundamentaba un posible trato de favor de Soria hacia el empresario noruego y sus negocios turísticos.