Público
Público

El juez Pedraz prohíbe a la UCO investigar el caso Conde por su cuenta

Exige que cese “urgentemente” las citaciones realizadas por la Guardia Civil, al ser competencia del juez instructor y no policiales

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:

El yerno de Mario Conde, Fernando Guasch, a la salida de la Audiencia Nacional, donde declaró ante el juez Santiago Pedraz, que investiga el blanqueo de algo más de 13 millones de euros procedentes de Banesto. EFE/Diego López

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha puesto pie en pared a la Guardia Civil al impedir que sus agentes investiguen por su cuenta el caso sobre Mario Conde, el exbanquero imputado por intentar blanquear y repatriar 13 millones de euros procedentes del saqueo del Banesto que presidió en la década de los años 90.

Pedraz, titular del Juzgado Central de Instrucción número 1, ha dictado una providencia conocida este jueves en la que ordena el cese urgente de las citaciones que la Guardia Civil, que “en cualquier caso serán resueltas por este instructor”. En otras palabras, el magistrado recuerda a los agentes que la investigación judicial es competencia de los instructores y no de la policía.

En la providencia, Pedraz requiere a la Unidad Central Operativa (UCO) que deje de investigar por su cuenta al expresidente de Banesto Mario Conde por presuntos delitos fiscales, blanqueo y alzamiento de bienes, entre otros.

La UCO está en el punto de mira del Gobierno y de la Fiscalía, no en vano el exfiscal Anticorrupción Manuel Moix pretendía acabar con las investigaciones prospectivas que, en su opinión, realiza la Guardia Civil, a la que ha reprochado que impute delitos a los investigados.

Santiago Pedraz, que es el decano de la Audiencia Nacional, insta en su providencia a la Guardia Civil para que cese "urgentemente" en las citaciones y declaraciones efectuadas a personas vinculadas con el supuesto entramado al ser pesquisas de la competencia del propio magistrado y no de la UCO.

Además, solicita a la fiscal principal del caso Conde, Elena Lorente, un informe acerca de la pertinencia y la necesidad de expedir las comisiones rogatorias que pretende la Guardia Civil para investigar el supuesto blanqueo y repatriación del dinero que Conde habría tenido oculto durante dos décadas.

Blanqueo de 13 millones de euros

Conde habría blanqueado desde 1999 13 millones de euros, cuantía que el exbanquero tenía que haber depositado para satisfacer la responsabilidad civil tras su condena por el saqueo de Banesto y el caso Argentia Trust. La trama de ocultación e intento de repatriación a España se habría realizado con la ayuda de otras catorce personas, entre ellas sus hijos Mario y Alejandra.

Así lo asegura el primer informe policial de la Operación Fénix, desplegada después de que Mario Condeo intentara repatriar fondos del extranjero. El documento  describe esta operativa como propia del crimen organizado. La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional consideró que Conde habría podido cometer ocho delitos fiscales, dado que los ingresos reconocidos por el exbanquero ante la Agencia Tributaria eran "un tanto exiguos" a pesar de sus frecuentes apariciones en televisión y la venta de sus libros.

La Operación Fénix es investigada por Santiago Pedraz en un sumario donde se han tomado declaración a directivos de bancos, familiares, abogados y personas de confianza del exbanquero para dilucidar el origen del dinero y el supuesto blanqueo a través de comisiones rogatorias a distintos países, como Reino Unido y Suiza.

Paralelamente, la UCO realizó las citaciones que ahora ha frenado el juez en su providencia.

Mario Conde fue detenido en abril de 2016 e ingresó en prisión provisional, que eludió el 17 de junio del mismo año tras el depósito de una fianza de 300.000 euros.