Publicado: 19.07.2016 14:08 |Actualizado: 19.07.2016 14:16

El juez pide a la Policía la relación de viajes oficiales a Catalunya de los comisarios Villarejo y Martín Blas

Reclama que se informe al juzgado del tiempo que ha trabajado como supuesto 'agente encubierto' el comisario investigado por las escuchas ilegales a tres policías y dos miembros del servicio secreto, con las que se intentó proteger al 'Pequeño Nicolás'

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:
El comisario de Policía, José Manuel Villarejo Pérez, trata de ocultar su rostro a la salida de los juzgados de Estepona (Málaga), donde declaró por el ático del expresidente madrileño, Ignacio González. EFE

El comisario de Policía, José Manuel Villarejo Pérez, trata de ocultar su rostro a la salida de los juzgados de Estepona (Málaga), donde declaró por el ático del expresidente madrileño, Ignacio González. EFE

MADRID,.- El juez de instrucción número dos de Madrid, Arturo Zamarriego, ha pedido a la Dirección General de la Policía la relación de los viajes oficiales a Catalunya que realizaron entre 2012 y 2014 los comisarios José Manuekl Villajero y Marcelino Martín Blas, nombrados por el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz.

Mediante la providencia, fechada el 11 de julio, el juez reclama que "se faciliten los viajes oficiales que los funcionarios del CNP con carnés profesionales 14773 y 14385", esto es José Manuel Villarejo y Marcelino Martín Blas, "realizaron a Catalunya desde el año 2012 hasta el 2014, ambos inclusive", según fuentes jurídicas.

Fuentes de la Dirección General de la Policía han confirmado que han recibido esta petición y que "estarán a lo que diga el juez". Zamarriego añade en su escrito que quiere también que conste la "duración y los detalles" de estos viajes oficiales.

De esta forma, el titular del juzgado número dos de Plaza de Castilla continúa con su instrucción en el marco del 'caso Nicolay', una derivada del 'pequeño Nicolás', y que ha contado con el propio Martín Blas, exjefe de la Unidad de Asuntos Internos de la Policía, y de su 'mano derecha', el inspector Rubén López, al frente de la comisión judicial por asignación directa de este magistrado.

Una decisión que ha contado con la oposición del fiscal asignado a este caso, Alfonso San Román, que considera que estos dos policías se han "extralimitado" en sus diligencias. El representante del Ministerio Público tampoco apoyó la decisión de estos dos agentes que, el 20 de mayo, solicitaron la detención del comisario Villarejo, a quien responsabilizaban de la grabación ilegal en la que tres policías -uno de ellos el propio Martín Blas- y dos agentes del CNI hablaban en octubre de 2014 de las actuaciones que afectaban al 'pequeño Nicolás', y que fue el detonante del 'caso Nicolay'.

Investigaciones contra políticos independentistas

El juez Zamarriego reclama ahora a la Dirección General de la Policía que le informe si el comisario Villarejo se encuentra "en el régimen de clases pasivas del Estado y desde qué fecha". Es decir, le pide que le detalle cuándo ha trabajado como funcionario y cuándo como "agente encubierto", según su propia definición. Villarejo mantiene una amplia red de empresas ligadas a la seguridad privada y que ha puesto al servicio del Estado, siempre según su versión.

La decisión del juez se produce después de las diferencias en las versiones de Villarejo -que permanece investigado-- y de Martín Blas. El primero aseguró el 6 de julio que trabajó "intensamente" con el segundo en Catalunya en relación con investigaciones que afectarían a políticos independentistas. La versión de Martín Blas fue que no habían coincidido más de cuatro veces con éste.

Los Pujol, en el punto de mira

El abogado de Villarejo explicó poco después que estos viajes se realizaron desde la "neutralidad política". La grabación de su declaración del 6 de julio, a la que tuvo acceso eldiario.es, revela que dio nombre concretos de políticos. "Yo investigaba a la familia Pujol y él (en referencia a Martín Blas) se encargaba de captar fuentes como el señor éste de las grabaciones del ministro", desveló en referencia al ya exdirector de la Oficina Antifraude de Cataluña (AOC), el magistrado Daniel de Alfonso.

De Alfonso fue cesado de este cargo por el Parlament de Catalunya después de que en la recta final de la campaña electoral del 26J el diario 'Público' informara del contenido de unas conversaciones secretas mantenidas por éste en el despacho del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz. Estas grabaciones están en posesión de la Fiscalía General del Estado y han motivado una investigación en paralelo de la Comisaría General de la Policía Judicial. 

Tampoco coincidieron las versiones de los comisarios en sede judicial a la hora de definir su relación personal. Villarejo remontó sus divergencias a 2012, a raíz de la 'operación Emperador' contra la mafia china. Este comisario recriminó en un momento de la investigación al entonces responsable de Asuntos Internos que estuviera investigando a compañeros policías a espaldas del juez. Pero éste, sin embargo, reaccionó "presionándole", según la versión del primero, para lo que incluyó entre los detenidos en 'Emperador' al hijo de Villarejo.