Publicado: 18.12.2015 15:10 |Actualizado: 18.12.2015 15:10

El juez rechaza tomar declaración a Álvarez-Cascos en la causa sobre AENA

Critica al exjefe de prensa de la empresa pública por haber tenido "años" para pedir la comparecencia y no haberlo hecho. La investigación está acabada y está pendiente de pasar a la fase de vista oral.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El presidente de Foro Asturias, Francisco Álvarez-Cascos. / EFE

El presidente de Foro Asturias, Francisco Álvarez-Cascos. / EFE

MADRID.- El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata ha rechazado que el exministro de Fomento y exsecretario general del Partido Popular (PP) Francisco Álvarez-Cascos declare como testigo en la pieza separada del caso Gürtel en las que se investiga la adjudicación amañada por parte de la empresa pública Aeropuertos y Navegación Áerea (AENA) de 22 contratos entre los años 2000 y 2002 por un total de 2,35 millones de euros.

En un auto, el magistrado rechaza tomar declaración al exministro, en la actualidad secretario general de Foro Asturias, ya que la instrucción ha sido cerrada y pasa ahora a la fase de vista oral.

El juez central de instrucción 5 considera que la comparecencia, instada por la defensa el exjefe de prensa de AENA Ángel López de la Mota, se solicita "extemporáneamente" y que esta parte ha dispuesto de "tiempo suficiente (años)" para pedirla y no lo ha hecho.

El juez De la Mata cerró la investigación el pasado 1 de diciembre y propuso a la Sala de lo Penal que juzgue De la Mota, sú número dos, Javier Gavari; el presunto líder de la trama Gürtel, Francisco Correa; y el contable de sus empresas, José Luis Izquierdo; por los delitos continuados de prevaricación, cohecho y fraude a las administraciones públicas. A Correa e Izquierdo les imputa también el de falsedad en documento mercantil.

Cuatro años de instrucción

El instructor rechaza que la finalización de la instrucción sea "sorpresiva o inopinada", como argumentó la defensa del antiguo responsable de Comunicación de AENA, y recuerda que el auto de transformación en procedimiento abreviado, equivalente al procesamiento, se dictó "tras cuatro años de instrucción", lo que "más que dobla" el criterio de 18 meses iniciales más otros 18 de prórroga que establece la nueva Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECRIM) para la investigación de "causas complejas".

"Un periodo durante el que la representación procesal de López de la Mota ha tenido tiempo suficiente para instar (y así lo ha hecho frecuentemente), la práctica de las diligencias de investigación que ha considerado convenientes", señala el juez antes de apuntar que "no parece" que el auto de conclusión de la instrucción pueda considerarse "causa directa e inmediata" que impidiera solicitar la declaración del exministro.

El juez recuerda que la petición de esta comparecencia responde a que "hace siete años", el 9 de febrero de 2009, Correa declaró que Correa hiciera referencia al exministro en su declaración ante el juez Baltasar Garzón y a que una empleada de AENA declarara "hace un año y nueve meses" que en la época de Álvarez-Cascos recibió "indicaciones" para conceder contratos a las empresas de la red 'Gürtel' a pesar de que su oferta no era la mejor técnicamente.

Sobornos a los dos cargos

Según el auto de conclusión de la instrucción, López de la Mota y Gavari desarrollaron sus funciones con una "arbitrariedad patente" y cometiendo "una ilegalidad manifiesta" en la adjudicación de los expedientes para beneficiar a sus "compinches". "Todos se confabularon para adjudicar los contratos a las empresas que previamente habían decidido", dice De la Mata.

A cambio de las adjudicaciones, que se realizaron vulnerando los principios de "legalidad, igualdad, concurrencia y publicidad", la trama Gürtel sobornó presuntamente a López de la Mota con 67.215,12 euros. Así, sufragó las obras que se hizo en su ático de Villaviciosa de Odón (Madrid), con un coste de 46.216,74 euros, le entregó 6.000 euros en efectivo y le regaló viajes a Eurodisney con su familia o las islas Canarias por 14.998,38 euros.

Gavari, que "colaboró estrecha y decisivamente" con su jefe desde su posición en la filial Clasa, recibió dádivas por valor de 75.690,33 euros, de los que 61.354 los recibió en metálico y 14.336,33 en servicios turísticos para él y su familia en Mallorca, Eurodisney o Tenerife.

Las irregularidades se produjeron, en concreto, en cinco adjudicaciones por valor de 1,37 millones de euros que fueron tramitados como Expedientes de Contratación y 17 que se aprobaron mediante la figura de Propuesta y Aprobación de Contratación Específica (PACE) por 984.313,29 euros.

A través de estos expedientes las empresas de la trama Gürtel FCS, Pasadena Viajes, Special Events y TCM organizaron la presencia de AENA en la Feria Internacional de Turismo (FITUR) de Madrid en los años 2001 y 2002, en el Barcelona Meeting Point o en otros simposios como Expo Ocio o I+D Eurocontrol.