Público
Público

El juez ve indicios de que Baltar pudo prevaricar al contratar personal

El expresidente de la Diputación y del PP de Ourense declarará a finales de enero sobre 104 contratos supuestamente tramitados de forma irregular durante su mandato

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Juzgado de Instrucción Número 1 de Ourense ha dado a conocer parte del auto por el que se formaliza la admisión a trámite de la querella de Fiscalía contra el expresidente de la Diputación ourensana y del Partido Popular ourensano José Luis Baltar Pumar, en el que se contempla como presunto autor de un delito de prevaricación administrativa y se proponen 16 testimonios que serán el del propio Baltar y otras 15 personas que trabajan en la Diputación.

La parte del auto que se hizo pública no incluye el listado de las 15 personas vinculadas con la Diputación, de las que 9 son trabajadores contratados de forma supuestamente irregular, 4 son jefes de servicio y otros dos personal técnico.

Todos ellos declararán como testigos mientras que Baltar lo hará como denunciado y los testimonios comenzarán en el juzgado número 1 de Orense antes de que termine el mes de enero, según fuentes judiciales.

La querella de la Fiscalía, según el auto judicial, evidencia 'indicios' de que por parte de Baltar Pumar 'se pueda haber cometido un delito continuado de prevaricación por haber celebrado diversos contratos temporales a principios del año 2010, prevaliéndose de su condición de presidente de la Diputación, sin seguir ninguno de los procedimientos legalmente previstos a tal efecto'.

Por ese motivo, el juzgado ha considerado que la querella cumple los requisitos que establece la Ley de Enjuiciamiento Criminal, por lo que se 'practicarán las diligencias de instrucción necesarias para determinar si realmente el relato de los hechos contenido en el escrito de la querella, se ajusta o no a la realidad y poder depurar, en su caso, las correspondientes responsabilidades penales'.

Las primeras diligencias del proceso de instrucción iniciado pasan por establecer un período de impugnación de tres días contados desde la notificación del auto para que cualquiera de las partes presente un recurso de reforma y de cinco días para un posible recurso de apelación directo. El auto entregado a los medios de comunicación no incluye el listado de testigos pues su notificación les llegará en los próximos días. El último en declarar será el querellado, José Luis Baltar.