Publicado: 04.10.2016 10:55 |Actualizado: 04.10.2016 11:03

El juicio por el 9-N servirá para "ampliar la base política del soberanismo", afirma Artur Mas

El ex-presidente de la Generalitat anuncia que llegarán hasta las últimas consecuencias en el terreno judicial. Espera que Europa se mantenga neutral hasta que Catalunya decida su futuro.

Publicidad
Media: 4
Votos: 1
Comentarios:
El expresidente catalán Artur Mas durante la rueda de prensa que ha ofrecido en la sede del  PDECat (antes CDC), tras conocer la petición de la Fiscalia de diez años de inhabilitación por  la consulta soberanista del 9-N. EFE/Toni Albir

El expresidente catalán Artur Mas durante la rueda de prensa que ha ofrecido en la sede del PDECat (antes CDC), tras conocer la petición de la Fiscalia de diez años de inhabilitación por la consulta soberanista del 9-N. EFE/Toni Albir

BARCELONA. Artur Mas prevé que el juicio por la celebración de la consulta del 9-N tendrá lugar en el segundo semestre de 2018. No se considera culpable de delito alguno. Ni él ni las dos consejeras del gobierno catalán que entonces presidía, acusadas también de haber desobedecido al Tribunal Constitucional por haber impulsado y organizado el proceso participativo del 9 de Noviembre de 2014.

No cree que haya que "llamar a la rebelión" ante un juicio de estas características, pero espera que sirva para "ampliar la base política del soberanismo" en Catalunya y para "hacer piña". Considera que en la respuesta debe haber "coraje", entendido éste concepto como la "capacidad de aguantar en momentos complicados".



"Bajo la legalidad española, si quieren, nos pueden inhabilitar", ha admitido el ex-President de la Generalitat, pero "bajo la catalana, no", que según ha dicho, ha de ser "más moderna" "más democrática" y "puesta al día".

"Llegaremos hasta las últimas consecuencias", ha asegurado también Mas en una entrevista concedida a la radio pública catalana, y ha anticipado que si no consiguen salir con éxito "en el marco del Estado español", llevaran al tema a los tribunales europeos. De las instancias políticas europeas espera que se mantengan neutrales hasta que "Catalunya decida su futuro".

"Somos responsables de haber escuchado la gente". "No puede ser que nos sienten en el banquillo por este motivo", ha insistido, y ha vuelto a pronosticar que en Catalunya habrá referéndum en cualquier caso y que cuando se convoque la pregunta tendrá planteamiento binario: sí o no.