Publicado: 11.01.2014 17:52 |Actualizado: 11.01.2014 17:52

Julio Anguita y Pablo Iglesias: "Es el momento de dar un paso adelante"

Junto al portavoz del SAT Diego Cañamero y el abogado de la PAH Rafa Mayoral, participaron en Mérida en apoyo a las Marchas por la Dignidad, que llegarán a Madrid el próximo 22 de marzo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"El poder es incapaz de cumplir sus propias leyes y la Constitución, y esa es la brecha por la que las mayorías pueden entrar a impulsar un cambio democrático. Hay sectores en la izquierda que consideran, por ejemplo, los Derechos Humanos un documento burgués, y eso es un error grave, porque en realidad se trata de un programa que el poder no puede cumplir y es la brecha por la que cabe introducir un auténtico cambio democrático". Con estas palabras un veterano Julio Anguita explicaba a Público el quehacer de todos aquellos que se oponen a la austeridad. Ése es precisamente el objetivo de los Campamentos Dignidad extremeños.

Un nutrida manifestación recorrió este viernes la ciudad de Mérida en apoyo al Campamento Dignidad, situado en la Concatedral de Santa María, para demandar el cobro inmediato de la renta básica de todos los extremeños, agua, luz y gas como derecho universal y la creación de 25.000 empleos públicos. La marcha iniciada en la Concatedral concluyó en el Centro Cultural Alcazaba, donde cientos de personas abarrotaron el salón de actos para escuchar algunas de las voces que se están convirtiendo en altavoz de la indignación ciudadana contra el Gobierno del PP y sus recortes: Julio Anguita por el Frente Cívico, el dirigente del SAT Diego Cañamero, el abogado de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca Rafa Mayoral y el profesor, politólogo, bloguero y tertuliano Pablo Iglesias, de La Tuerka.

El Encierro Dignidad comenzó el día 23 de diciembre en la Concatedral ante la negativa del Gobierno de Extremadura a abonar la Renta Básica en los plazos marcados en su ley, y la falta de respuesta del presidente de Extremadura, Jose Antonio Monago, para recibir a una delegación de los Campamentos Dignidad para abordar este tema. Durante el encierro los activistas han desarrollado una serie de acciones y diversos actos de protesta -entre los cuales cabe destacar los escraches- que se enmarcan directamente en la petición explícita de satisfacción de sus demandas.

"Uno de los momentos más especiales de anoche fue cuando se me acercó una señora y me dijo: 'Mi hijo, que es soldado profesional, te admira, dice que nadie como tú explica lo que es de verdad la patria'", asegura a este diario Pablo Iglesias sobre el acto del viernes. Para él, esta anécdota es "significativa del momento que estamos viviendo". "Creo que la anécdota es un buen ejemplo del momento que estamos viviendo. Los opinadores afines al Gobierno quieren presentarnos como la izquierda que se moviliza contra un gobierno conservador y les encantaría que fuéramos eso; la izquierda con pancartas. Pero lo que estamos haciendo no es sino defender la democracia y los derechos humanos y en eso está con nosotros todo el mundo", añade.

Pablo Iglesias: "Movilizarse es sólo una etapa del proceso"

Entre los asistentes rondaba una idea común: "es el momento de dar un paso adelante", asegura el presentador de La TuerKa, "y yo lo creo así". Muchos ciudadanos están a la espera de que haya una alternativa real a los recortes. Las dificultades con las que se han ido encontrando tanto las distintas iniciativas ciudadanas como los reiterados intentos de IU por abrirse a los movimientos sociales han impedido que esto pueda suceder, por el momento. En este sentido, Iglesias asegura que "movilizarse es sólo una etapa del proceso; los que están vendiendo nuestro país no temen sólo que ocupemos la Puerta del Sol, temen que nos convirtamos en una alternativa de gobierno para las mayorías sociales".

Julio Anguita: "El cambio debe ser ante todo democrático"

Algunos asistentes se vieron sorprendidos por la cercanía discursiva entre Pablo Iglesias y Julio Anguita, los oradores con mayor diferencia de edad del evento. "Yo tuve esa impresión", asegura el propio Anguita, que añade que a él siempre le ha gustado "sostener un discurso muy razonado. También emotivo, sí, pero con la emotividad que generan la razón y el conocimiento". Para él, la razón es la mejor forma de dirigirse a las mayorías y, como repite a menudo, el cambio que necesita España nunca vendrá de las distintas izquierdas. "El cambio debe ser ante todo un cambio democrático y para ello debe apelar a las mayorías".

En concordancia con quienes lo acompañaban en el acto, Diego Cañamero, portavoz del SAT, consideró "muy importante [que] se acabe el miedo de los pobres y empiecen a tenerlo aquellos que roban y llevan a la ciudadanía a la ruina y a una situación de miseria y dramatismo humano". De esta forma, indicó que el próximo 22 de marzo, fecha de llegada de las Marchas por la Dignidad a Madrid, se producirá la "la unidad desde abajo a arriba", por lo que ha considerado imprescindible que la sociedad "se rebele pacíficamente, pero que se rebele". Y, ante la aprobación de los asistentes, exclamó: "Si el pueblo entiende eso, seguramente vamos a cambiar la correlación de fuerzas para darle ya un carpetazo a unos gobiernos que no nos representan".