Publicado: 21.07.2016 18:42 |Actualizado: 22.07.2016 10:53

Junqueras, sobre su reunión en Moncloa con Santamaría y Montoro: "A efectos prácticos, nada de nada"

La vicepresidenta y el ministro de Hacienda anuncian al vicepresidente de la Generalitat que el Consejo de Ministros autorizará este mismo viernes un crédito a corto plazo de 685 millones. En el encuentro, de "ambiente cordial", se abordaron otras cuestiones de política europea, como el 'brexit', la consolidación fiscal europea y el cumplimiento del déficit.

Publicidad
Media: 1
Votos: 2
Comentarios:
El vicepresidente y consejero de Economía y Hacienda de la Generalitat, Oriol Junqueras. / PACO CAMPOS (EFE)

El vicepresidente y consejero de Economía y Hacienda de la Generalitat, Oriol Junqueras. / PACO CAMPOS (EFE)

MADRID.- El vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, ha lamentado este viernes en una entrevista en TV3 que la reunión que mantuvo este jueves en Moncloa con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y la vicepresidenta del Gobierno central, Soraya Sáenz de Santamaría, no obtuvo buenos resultados: "A efectos prácticos, nada de nada".

Sin embargo, Junqueras ha conseguido el compromiso del Gobierno de autorizar al Govern catalán a emitir deuda a corto plazo por valor de 685 millones de euros. El vicepresidente de la Generalitat catalana y conseller de Economía se reunió el jueves por la tarde en el Palacio de la Moncloa con la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, y con el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, con los habló de la senda de consolidación fiscal y de las finanzas públicas catalanas.

Sáenz de Santamaría y Montoro comunicaron a Junqueras que el Consejo de Ministros aprobará este viernes una autorización a la Generalitat de Catalunya para formalizar operaciones de deuda a corto plazo por algo más de 685 millones. También hablaron "en términos muy generales" de la multa de Europa a España por incumplir el déficit, del Brexit y las condiciones que pondrá la UE para la salida del Reino Unido y del tren que une La Pobla de Segur con Lleida, que a partir de este lunes podrá transitar por el último tramo de 1,5 kilómetros.



Fuentes de Moncloa explicaron que la charla se desarrolló en un "ambiente cordial", algo en lo que coincidieron fuentes del Govern catalán, que consideran que la presencia de Sáenz de Santamaría motivó que el ministro Cristóbal Montoro estuviese "más suave" que en citas anteriores.

Sin embargo, las dos partes restaron trascendencia al encuentro: desde Moncloa señalaron que la reunión fue de "muy bajo perfil", mientras que fuentes próximas a la Generalitat reconocieron que tuvo "muy poco contenido para las expectativas generadas", por lo que podría haberse mantenido por teléfono. En ese sentido, fuentes de Moncloa aseguraron que el encuentro tuvo lugar a iniciativa de ambos, mientras que fuentes de la Generalitat dijeron que la cita se debió a una iniciativa de Sáenz de Santamaría.

De hecho, a su llegada a Barcelona tras la reunión, Junqueras calificó de "simple mecanismo habitual" el acuerdo sobre la deuda a corto plazo y negó que en su encuentro con la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, hubiera "ningún resultado concreto". 

"Sin ninguna novedad en absoluto, más allá de una simple renovación de créditos de corto a corto, como hacen todas las administraciones cada mes, diversas veces, sin ninguna novedad en absoluto. Es una simple renovación de crédito de corto a corto, de 680 millones, en junio hubo una de 4.200 millones y nadie le dio ninguna trascendencia", resumió Junqueras.

Más allá de que el Consejo de Ministros autorice la formalización de operaciones de deuda a corto plazo por valor de 680 millones, el Govern se lleva de vuelta a Barcelona la impresión de que el Ejecutivo central valora el peso de la economía catalana porque gran parte de la capacidad de endeudamiento española descansa sobre la misma, es decir, lo que se llama "reputación cruzada", según fuentes de la Generalitat, que también consideraron "significativa" la presencia del ministro de Economía junto a la vicepresidenta del Gobierno. Fuentes de Moncloa, en cambio, creen que es normal que se haya sumado Montoro, que para eso es titular del ramo.

En el transcurso del encuentro las dos partes constataron que están "en las antípodas más absolutas". Abordaron también cuestiones de política europea, como el brexit, la consolidación fiscal europea y el cumplimiento de la normativa de la UE, especialmente en cuanto al déficit público.

"Le hemos recordado al Gobierno español", explicó Junqueras "que ha de tener una actitud responsable porque si no, pone en riesgo la posibilidad de una multa europea contra el estado español y ponen en riesgo los fondos estructurales europeos".

En ese sentido, fuentes próximas a la Generalitat afirman que Europa está "perdiendo la paciencia" con España porque tiene el déficit descontrolado. En la Generalita creen que el panorama de las pensiones es "dantesco", al tiempo que el margen de maniobra para hacerle frente es pequeño.

Fuentes consultadas por Público advierten de la preocupación existente en la Generalitat por la actitud que mantiene Montoro en relación a la financiación de los servicios básicos que gestionan las administraciones autonómicas. Consideran "terrorífico" cómo afectan los recortes. Montoro, según las mismas fuentes de la Generalitat, maltrata a todas las regiones por igual, aunque el Gobierno del PP es consciente de que tiene que ser más cauteloso, porque si no el daño será para todos.

"Sin ninguna novedad en absoluto, más allá de una simple renovación de créditos de corto a corto, como hacen todas las administraciones cada mes", dijo Junqueras sobre la reunión a su llegada a Barcelona

Y es que más allá de la coyuntura actual, marcada por los posibles acuerdos y desacuerdos para la investidura del presidente del Gobierno, lo que preocupa al Govern es la la gestión de temas tan delicados como las pensiones, la reforma laboral, la Lomce y, sobre todo, el descontrol del déficit.

Horas antes de su reunión con Sáenz de Santamaría y Montoro, Junqueras había explicado
durante una conferencia en el Hotel Ritz, organizada por el Foro de la Nueva Economía, que el PP y su partido, ERC, se encuentran "en las antípodas del panorama político”. El vicepresidente de la Generalitat había manifestado su interés por escuchar las propuestas que le pudieran hacer y no ha descartado la posibilidad de “ponerse de acuerdo con quien sea".

Junqueras dejó claro que su partido "apoyará la investidura de cualquier candidato" a presidente del Gobierno a cambio de un "referéndum a la escocesa" sobre la independencia de Catalunya.