Público
Público

Memoria Histórica La Junta insta a Rajoy a actuar contra el homenaje al exministro de Franco

Los servicios jurídicos concluyen que los cánticos y saludos fascistas en el entierro de Utrera Molina vulneran la Ley andaluza de Memoria. La Junta envía una carta a la Subdelegación del Gobierno en Málaga para saber si investiga el suceso contrario a la legislación.

Publicidad
Media: 4.40
Votos: 5
Comentarios:

El exministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, yerno del fallecido José Utrera Molina porta junto a otros allegados el féretro del que fuera ministro en la época franquista, mientras os asistentes cantan el 'Cara al Sol', en la Iglesia de San Miguel en Nerja. EFE/Jorge Zapata

El Gobierno andaluz ha endurecido en las últimas 24 horas su postura respecto al homenaje franquista que tuvo lugar el sábado pasado en Nerja (Málaga), durante el sepelio del exministro de Franco, José Utrera Molina, fallecido a los 91 años. A la salida del féretro de la iglesia de San Miguel, una docena de personas entonó el himno falangista Cara al Sol, saludó el ataúd con el saludo fascista del brazo en alto y coreó varias consignas franquistas: “¡Utrera Molina!, ¡Presente!; ¡Francisco Franco!, ¡Presente!”, gritaron al unísono algunos de los presentes, entre los que se encontraba, portando el féretro, el exministro de Justicia, Alberto Ruiz Galardón, yerno del fallecido.

La Consejería de Cultura, que ostenta las competencias en materia de Memoria, puso el caso en manos de los servicios jurídicos de la Junta, que el lunes emitió un informe advirtiendo de que los hechos acaecidos durante el funeral del exministro franquista pudieron vulnerar la recién aprobada Ley andaluza de Memoria Histórica.

A partir de ese informe, la Junta ha pasado de condenar los hechos a iniciar los trámites para actuar contra las personas que participaron en el homenaje franquista, o bien poniendo el caso en manos de la Fiscalía (como ya se anticipó el propio PSOE, desde la dirección federal de Juventudes Socialistas) o incluso actuando de oficio, mediante la interposición de sanciones económicas de hasta 2.000 euros.

Ninguna de estas decisiones se ha adoptado todavía, porque el departamento de Cultura quiere conocer primero si el Gobierno de Mariano Rajoy o los cuerpos de seguridad del Estado han iniciado algún tipo de actuación contra los responsables del homenaje franquista.

El director general de Memoria Democrática de la Junta, Javier Giráldez, remitió ayer una carta a la Subdelegación del Gobierno central en Málaga, instándole a actuar ante un suceso que consideran una clara infracción de la normativa andaluza. La misiva, a la que ha tenido acceso Público, reza así: “Habiendo tenido conocimiento esta Dirección General de los hechos ocurridos el pasado 22 de abril en el entorno de la parroquia de la localidad malagueña de Nerja, con motivo del funeral de D. José Utrera Molina, consistentes entre otros en cánticos y exaltaciones sobre la sublevación del 18 de julio de 11936, la dictadura franquista y sus inspiradores y colaboradores, con los que presuntamente se podría haber vulnerado el artículo 32 de la Ley 2/2017, de 28 de marzo, de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía, relativo a los símbolos y actos contrarios a la Memoria Histórica y Democrática, solicitamos que se nos informe si desde esa Subdelegación se tiene previsto llevar a cabo alguna medida en relación a los autores de los hechos”. El subdelegado del Gobierno en Málaga, Miguel Briones, ha recibido la notificación de la Junta esta misma mañana, pero aún no ha cursado respuesta.

Fotografía de Archivo de Jose Utrera Molina, ministro y vicepresidente en diferentes Gobiernos de Francisco Franco. EFE

El homenaje franquista a Utrera Molina, el último ministro vivo del dictador fascista Francisco Franco, ministro de Vivienda en el último Gobierno de Carrero Blanco, exsecretario general del Movimiento en el primer Gobierno de Carlos Arias y ex gobernador civil de Sevilla de 1962 a 1969, ha generado mucha controversia entre los grupos políticos de la oposición, que acusaron a la Junta de dar una respuesta “tibia” ante una clara vulneración de la Ley andaluza de Memoria. Podemos e IU demandaban al Gobierno andaluz una posición política clara, más allá de las dudas jurídicas respecto a cómo debe aplicarse el régimen sancionador (la norma apenas tiene tres semanas de vida y está pendiente de un desarrollo reglamentario.

La Dirección General de Memoria Histórica condenó los hechos desde el principio, segura de que se había vulnerado el artículo 32 de la norma autonómica, que prohíbe cualquier tipo de “actos, símbolos o elementos” que supongan “enaltecimiento del franquismo”, pero prefirió esperar al informe de los servicios jurídicos de la Junta. Existían dudas sobre si los hechos eran sancionables, porque el entierro tuvo lugar dentro de la iglesia, aunque los cánticos y saludos fascistas se produjeron en vía pública.

Su prudencia, sin embargo, contrastó con la iniciativa de Juventudes Socialistas, que desde Madrid denunció los hechos ante la Fiscalía, apelando a la Ley estatal de Memoria, no a la andaluza (aunque ésta es mucho más específica sobre estos hechos que la de 2007). Podemos e IU tienen previsto preguntar a la consejera de Cultura, Rosa Aguilar, sobre este asunto en el Parlamento andaluz.

El entierro de Utrera Molina fue el sábado. De inmediato se difundió un video a través de las redes sociales, los medios se hicieron eco de lo sucedido, y el domingo el PSOE, a través de la dirección estatal de Juventudes Socialistas, anunció que llevaría el caso ante la Fiscalía por considerar que se había vulnerado la Ley de Memoria Histórica y, “posiblemente”, el Código Penal. El artículo 32.12, vulnerado durante el entierro del exministro franquista, según la Junta, reza así: “Las administraciones públicas de Andalucía, en el marco de sus competencias, prevendrán y evitarán la realización de actos efectuados en público que entrañen descrédito, menosprecio o humillación de las víctimas o de sus familiares, exaltación del golpe militar o del franquismo, u homenaje o concesión de distinciones a las personas físicas o jurídicas que apoyaron el golpe militar y la Dictadura”.

El artículo 32 de la ley hace referencia a los “elementos contrarios a la Memoria Histórica y Democrática”, se subdivide en 12 puntos que describen situaciones o hechos que vulneran la norma, pero sobre todo es un artículo centrado en la permanencia de la simbología franquista y los plazos y procedimientos para su retirada. Sólo el punto 12 habla de “actos”, “homenajes” o manifestaciones que supongan una exaltación del franquismo o personas vinculadas a la Dictadura, un asidero legal que se añadió para evitar, por ejemplo, la autorización a los homenajes fascistas del 20 de noviembre (que conmemora la muerte de Franco).

La vulneración del artículo 32 tiene una correspondencia en el apartado del régimen sancionador de la ley -“El incumplimiento de la prohibición de exhibir públicamente elementos contrarios a la Memoria Democrática, conforme al artículo 32, una vez transcurrido el plazo previsto en la disposición adicional segunda”- y conlleva sanciones leves, de 200 a 2.000 euros.

Podemos acude a la Fiscalía

“En ningún país democrático de nuestro entorno europeo se tolerarían actos de exaltación fascista”

El grupo parlamentario de Podemos ha optado por seguir los pasos de Juventudes Socialistas y esta mañana ha anunciado que también elevará el caso a la Fiscalía, porque considera que “lo sucedido en Nerja es un acto ilegal que choca con la Ley de Memoria estatal y con el artículo 32 de la andaluza”. “En ningún país democrático de nuestro entorno europeo se tolerarían actos de exaltación fascista”, ha dicho el diputado de Podemos Jesús de Manuel, que ha exigido una reacción más contundente del Gobierno de Susana Díaz -“no fue un acto espontáneos, se pudo prevenir y evitar”-, y “explicaciones inmediatas al Delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, que ni siquiera se ha molestado por abrir una investigación sobre lo ocurrido”. “En España no necesitamos una nueva fuerza de ultraderecha, porque está bien representado por el PP”, advierte.

La líder de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, ha anunciado que su grupo presentará una declaración institucional en el Parlamento con el objetivo de que el Ministerio de Defensa retire los reconocimientos públicos y el calificativo de “héroe” al aviador militar y franquista Joaquín García Morato, responsable de bombardeos civiles en Antequera y Jaén; y también por ser corresponsable de “los tremendos crímenes cometidos en la carretera de Málaga”.

Los populares han eludido pronunciarse al respecto. “No conozco el tema en profundidad, pero nosotros estamos en lo que estamos, en los problemas reales de los andaluces. No quiere decir que este tema no lo sea, pero ya lo estudiaremos”, ha advertido la portavoz del PP en el Parlamento, Carmen Crespo. El diputado del PSOE Jesús María Ruiz tildó el suceso de Nerja de “anacronismo”.

“Es totalmente reprobable, pero no quiero entrar en más detalle porque se trata de un entierro”. El coordinador regional de IU, Antonio Maíllo, exige a la Junta que “tome cartas en el asunto” y que “no chifle”. “El Gobierno andaluz no se puede excusar en que no hay desarrollo reglamentario de una ley para no cumplir la Ley de Memoria que se ha aprobado en el Parlamento hace menos de un mes. El suceso de Nerja es absolutamente lamentable”, zanjó.

La Ley andaluza de Memoria Democrática fue aprobada el 28 de marzo en el Parlamento autonómico sin ningún voto en contra.