Publicado: 05.12.2013 13:46 |Actualizado: 05.12.2013 13:46

El jurado declara a Matas culpable de cohecho

Considera probado que el supuesto dinero para la esposa del expresidente de Baleares "no era más que una prebenda o donación"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Tribunal del Jurado declaró este jueves por unanimidad culpable de un delito de cohecho al expresidente del Govern balear Jaume Matas por la contratación "ficticia" de su mujer a finales de 2006 para aparentar que los ingresos por valor de 42.111 euros totales que percibió del empresario como soborno eran legítimos. Matas habría pedido a un hotelero que contratara a su mujer, Maite Areal, sin que ella hiciera a cambio trabajo alguno.

Los nueve miembros del jurado han necesitado menos de 24 horas de deliberación (comenzaron ayer a las 14:00 horas) para adoptar un veredicto. Durante la lectura del mismo, el portavoz del jurado manifestó que consideran probado los pagos por 3.000 euros mensuales que durante todo 2007 que se le abonaron a la mujer de Matas "no eran más que una prebenda o donación" más que un salario por un trabajo por cuenta ajena. Una conducta de la que pudo beneficiarse el exministro gracias a la "ascendencia y capacidad de influencia" que le otorgaba su condición de mandatario de la comunidad autónoma.

El fiscal anticorrupción Pedro Horrach, al tomar la palabra, ratificó su petición de 9.000 euros de multa (100 euros diarios durante tres meses) y el comiso de los 42.111 euros. La defensa de Matas, solicitó que los días de multa a imponer por el delito de cohecho —en su redacción correspondiente al artículo 426 del anterior Código Penal— no pasen de su mitad inferior. Se trata de unas circunstancias, además, similares a las que se dieron en su día en el caso del enjuiciamiento del expresidente de la Generalitat Valenciana Francisco Camps, quien fue acusado de un delito de cohecho pasivo impropio por considerar que, en virtud de su cargo, recibió de la trama Gürtel regalos en forma de trajes.

Tras el veredicto de culpabilidad, el presidente del tribunal, el magistrado Juan Jiménez, deberá fijar la pena, que será la segunda para Matas por corrupción, después de la condena a nueve meses de prisión por tráfico de influencias establecida el pasado verano por el Tribunal Supremo, por haber favorecido con dinero público un periodista que le escribía discursos.

La sentencia podrá ser recurrida -como ya ha anunciado la defensa de Matas- en apelación ante la Sala de lo Penal del Tribunal de Justicia de Baleares (TSJIB) y, desde ahí, en casación ante el Tribunal Supremo. En cualquier caso, el jurado ha declarado que al acusado no le pueda ser suspendida la pena ni pueda beneficiarse del beneficio del indulto.

Miquel Arbona, abogado del expresidente del Gobierno balear, señaló tras conocer el veredicto su cliente se considera "inocente" y que, fruto de ello, recurrirá la sentencia de este procedimiento una vez sea dictada por el magistrado presidente del jurado popular que le ha juzgado.

Sin embargo, el acusado eludió hacer manifestaciones y se introdujo de inmediato en el vehículo que le esperaba en las inmediaciones del órgano judicial.

Se da la circunstancia de que Matas está siendo investigado en numerosos flecos del caso Palma Arena que, dividido en un total de 27 piezas, indaga a nivel global un presunto desvío de más de cincuenta millones de euros durante la construcción del velódromo palmesano (2005-2007) y su posible conexión con el tren de vida llevado por Matas como presidente de la Comunidad balear.

Asimismo, la causa centra sus pesquisas en la financiación supuestamente ilegal del PP balear; la presunta malversación de fondos de Baleares y Comunidad Valenciana a través de las actividades del Instituto Nóos, y la contratación del arquitecto Santiago Calatrava por parte del Govern para la elaboración del anteproyecto de la Ópera de Palma, cuya construcción finalmente no se llevó a cabo.