Publicado: 10.03.2016 12:03 |Actualizado: 10.03.2016 16:59

A Catalá le "preocupa el derecho a la intimidad" de los reyes tras filtrarse sus mensajes a López Madrid

El ministro de Justicia anuncia que se abrirá una investigación como "siempre que se produce una filtración que está sometida a secreto".

Publicidad
Media: 2.14
Votos: 7
Comentarios:
La amistad de los reyes con Javier López Madrid "ya no existe", afirma Zarzuela./EUROPA PRESS

La amistad de los reyes con Javier López Madrid "ya no existe", afirma Zarzuela./EUROPA PRESS

MADRID.- Pocos días después de que se conocieran los gastos hechos por cada uno de los consejeros y directivos de Caja Madrid y Bankia con las tarjetas opacas al fisco, los reyes Felipe VI y Letizia intercambiaban una serie de mensajes de móvil en un tono de amistad y confianza con el empresario Javier López Madrid, yerno del constructor Juan Miguel Villar Mir y acusado también de haber usado esas tarjetas black.

Los mensajes muestran el apoyo incondicional de los monarcas al que por entonces consideraban su amigo. Muy llamativo resulta uno de los chats que intercambió Letizia con él por medio de la aplicación de mensajería instantánea de Apple: "Te escribí cuando salió el artículo de lo de las tarjetas en la mierda de LOC y ya sabes lo que pienso Javier. Sabemos quién eres, sabes quiénes somos. Nos conocemos, nos queremos, nos respetamos. Lo demás, merde. Un beso compi yogui (miss you!!!)". Conversación a la que más tarde también se unió Felipe VI.



López Madrid, consejero delegado de OHL, gastó 34.807 euros con una tarjeta opaca de Caja Madrid y su nombramiento como consejero de la antigua caja aparece también vinculado a la trama Púnica. Sin embargo, y pese a la gravedad de los hechos, el ministro de Justicia en funciones, Rafael Catalá, se muestra preocupado por "el derecho a la intimidad y el secreto de las comunicaciones" de los monarcas después de que eldiario.es haya hecho públicos sus mensajes con López Madrid. 

En una comparecencia tras reunirse con los Procuradores madrileños, Catalá ha rehusado pronunciarse directamente sobre si este asunto puede afectar a la imagen de la Casa Real. "Los contenidos de comunicaciones personales son responsabilidad de cada uno", ha respondido.

Catalá: "Lo que me preocupa de este asunto es el hecho de que comunicaciones personales, de las que no sé cuál es el origen de su grabación y difusión, puedan estar asociadas con un procedimiento judicial y que sean de conocimiento general"

No obstante, sí ha anunciado que, como suele hacerse en estos casos, los jueces abrirán una investigación para determinar si estas comunicaciones de Don Felipe y Doña Letizia están asociadas con un procedimiento judicial: "Siempre que se produce una filtración que está sometida a secreto, se lleva a cabo una investigación".

Lo que es verdad, ha añadido, es que las investigaciones por revelaciones son muy complejas y muy difíciles "pero no por ello se dejan de investigar porque la revelación de secretos es un delito".

Catalá ha asegurado que le "preocupa el derecho a la intimidad y el secreto de las comunicaciones y la garantía de que la información, fruto de un proceso judicial, no sea de uso general", ha apuntado el ministro, más preocupado por la imagen de la realeza que por investigar si esa relación entre los monarcas con el procesado.

"Lo que me preocupa de este asunto es el hecho de que comunicaciones personales, de las que no sé cuál es el origen de su grabación y difusión, puedan estar asociadas con un procedimiento judicial y que sean de conocimiento general", ha insistido Catalá.

Una amistad pasada

López Madrid recibió el 15 de octubre de 2014 en su teléfono móvil un mensaje de ánimo de doña Letizia y, a continuación, dos mensajes de don Felipe en los que el Rey se ofrecía a mantener una conversación en persona con el empresario. La información precisa que estos mensajes figuran entre los recuperados por la Guardia Civil en el teléfono móvil de López Madrid, por orden de la jueza que investiga una denuncia del empresario contra la doctora Elisa Pinto, que previamente le había denunciado por acoso.

Tras conocerse ayer los mensajes, la Casa Real se apresuró a informar de que los reyes Felipe y Letizia pusieron fin a la relación de amistad que mantenían con López Madrid. Sin embargo, el Palacio de la Zarzuela no quiso hacer más comentarios al respecto de los procesos judiciales en los que está implicado el yerno de Juan Miguel Villar Mir.

Mientras, algunos grupos parlamentarios manifestaron su preocupación ante tal información. Por ejemplo, el diputado de ERC Gabriel Rufián, habló de una "versión borbónica y monárquica del 'Luis, sé fuerte'" de Mariano Rajoy. Alberto Garzón, de IU, consideró que es "extremadamente preocupante" que la Casa Real mantenga ese "nivel de implicación" con la "oligarquía" y sus "redes clientelares". Y Joan Baldoví, del Compromis, señaló que "si realmente esos mensajes son ciertos", sería "un poco imprudente por parte de quien ostenta el cargo que ostenta".