Público
Público

Un juzgado de Marbella solicita la extradición de un exedil de Gil, huido por el caso Malaya

Carlos Fernández, líder local del Partido Andalucista, se fugó hace once años al recibir el soplo de que iba a ser detenido. Ha sido localizado en Argentina.

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 2
Comentarios:

Carlos Fernández, escoltado por dos agentes de la Policía Federal de Argentina. EFE

Fue uno de los principales colaboradores de Jesús Gil en Marbella. Líder local del Partido Andalucista, Carlos Fernández impulsó la moción de censura que desplazó a Julián Muñoz de la alcaldía marbellí en pleno romance con Isabel Pantoja.

La última noticia que se tuvo de él fue el 26 de junio de 2006, cuando llamó por teléfono para decir que estaba haciendo el Camino de Santiago. Al parecer, había recibido el soplo de que iba a ser detenido en la segunda fase de la operación Malaya, caso judicial donde se investigaba la trama de corrupción surgida en el Ayuntamiento de Marbella, que tuvo que ser intervenido por el Gobierno.

Carlos Hernández huyó aquel día por Latinoamérica. Este lunes, el Juzgado de Instrucción Nº 5 de Marbella ha solicitado su extradición a Argentina, donde fue localizado.

Cuando se fugó, Carlos Fernández estaba siendo investigado por la presunta comisión de un delito de cohecho.

El juez también ha dictado un auto de prisión incondicional contra el fugado y ha solicitado a Interpol su detención preventiva.

En varios autos dictados este lunes, el juez instructor atiende las peticiones formuladas por el ministerio fiscal.

En primer lugar, se deniega la prescripción judicial del delito de cohecho por el que estaba siendo investigado el ex edil puesto que este ilícito tiene un periodo de vigencia de 15 años. Este tiempo sigue vigente no sólo porque no han transcurrido 15 años desde el inicio de la instrucción del ‘caso Malaya’, sino también debido a los posteriores trámites y resoluciones judiciales que se fueron adoptando en la macrocausa de corrupción urbanística ocurrida en el municipio marbellí.

En segundo lugar, el juez de Instrucción acuerda tramitar la petición de extradición desde Argentina contra el exedil a través del Ministerio de Justicia, en concreto de la Dirección de Cooperación Jurídica Internacional.

El juez solicita que se proceda a la entrega del fugado al amparo del Convenio de Extradición suscrito entre España y Argentina. Además, ha acordado también su ingreso en prisión cuando llegue a territorio español.

Finalmente, el juez ha cursado una orden directa a Interpol para que mantenga en prisión preventiva al fugado mientras se llevan a cabo los trámites de extradición.