Publicado: 26.11.2015 17:33 |Actualizado: 26.11.2015 17:55

El Juzgado ordena el cierre de Rojadirecta

El Juzgado de lo Mercantil número uno de A Coruña acuerda el cierre cautelar en todos sus dominios y rechaza la solicitud de caución sustitutoria

Publicidad
Media: 3
Votos: 1
Comentarios:
Portada de la web Rojadirecta.

Portada de la web Rojadirecta.

A CORUÑA.- El Juzgado de lo Mercantil número uno de A Coruña ha decretado este jueves el cierre cautelar de la web Rojadirecta, que ofrece enlaces para ver eventos deportivos, en todos sus dominios.

El juez ha estimado la solicitud de medidas cautelares por parte de DTS Distribuidora de Televisión Digital (Canal+) contra la mercantil Puerto 80 Projects, que gestiona Rojadirecta.

Por otra parte, el Juzgado de lo Mercantil número 2 de la ciudad gallega ha rechazado la solicitud de caución sustitutoria realizada por Roja Directa, que ofrecía 10.000 euros para evitar el cierre cautelar de la web que pedían, en este caso, Mediapro y GolT.



El juez sustituto del Juzgado de lo Mercantil número 1 de A Coruña ha requerido a la demandada al cese y, coetáneamente, a los proveedores de acceso a internet y los proveedores de DNS a fin de que bloqueen la posibilidad de acceso a los dominios afectados.

"El cierre impide o evita la posibilidad de usar DNS para acceder a ese contenido, evitando con ello, la posibilidad de burlar, por tanto, la medida", apunta el auto al que ha tenido acceso EFE.

En el fallo, recuerda que la efectividad de las medidas acordadas exige la previa prestación por parte de la actora (DTS) de una fianza por importe no inferior a diez mil euros y le da cinco días para su constitución.

Puerto 80 Projets S.L.U., administradora y gestora de la web www.rojadirecta.me, página en la que se agregan enlaces para poder visionar, de forma gratuita, eventos deportivos a los que hubiere de accederse previo pago, defendía que no ostentaba la condición de prestatario directo del servicio sino que se trataba de un intermediario que daba publicidad de los enlaces.

El juez considera que es "de difícil comprensión que la demandada no tuviere" conocimiento efectivo de que la información a la que remiten es ilícita o lesiona bienes o derechos de un tercero susceptibles de indemnización.

"Por una parte, es pública y notoriamente conocido la problemática existente en cuanto a la posibilidad de que se puedan ver partidos de fútbol gratis a través de estas páginas de enlaces, cuando la otra alternativa es verlos previo pago", explica el auto, que recuerda, además, que Rojadirecta ha tenido "diferentes procesos civiles y penales" sobre esa materia.

Además, considera probado que en Rojadirecta "nadie puede subir enlaces sin autorización del titular" y entiende que sus administradores conocen "el destino de los enlaces en el momento de iniciar los eventos". "La única explicación lógica es que se efectúa con la colaboración consciente de la demandada", concluye el juez.

También apunta que "se ejercita, de forma subsidiaria, una acción de competencia desleal" ya que la demandada (Rojadirecta) realiza "una actividad sin los preceptivos desembolsos, prevaleciéndose de una ventaja competitiva".

Considera, igualmente, que existe el peligro de que "durante la tramitación" del procedimiento principal que dio origen a la vista de la semana pasada, "se sigan emitiendo partidos a través de www.rojadirecta.me", lo que le ha llevado a la adopción de la cautelar.

Paralelamente, en el Juzgado de lo Mercantil número 2, Rojadirecta ofreció 10.000 euros de caución para evitar el cierre de la web que solicitaban GolT y Mediaproducción.

La jueza María Salomé Martínez considera que "el no mantenimiento de las medidas adoptadas supondría un peligro económico de gran entidad para las demandantes que han realizado una inversión económica para obtener el derecho de retransmisión" de los eventos deportivos a los que facilita acceso Rojadirecta.

Por ese motivo, y teniendo en cuenta que la Liga ni siquiera ha llegado al ecuador de la temporada, la titular del Mercantil número 2 de A Coruña ha rechazado la solicitud de caución sustitutoria que pretendía Rojadirecta para sortear la medida cautelar del cierre de la web.