Público
Público

Investidura JxCat intenta encontrar un candidato de consenso alternativo a Puigdemont

Portavoces del grupo parlamentario y del PDeCAT quieren evitar un nuevo enfrentamiento con el Tribunal Constitucional que ponga en riesgo a más personas. Unos piden consenso y otros, confianza en el presidente para decidir a quien apoyan. No lo desean pero tampoco descartan la convocatoria de nuevas elecciones.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El portavoz adjunto de JxCat, Eduard Pujol/ EFE Andreu Dalmau

Junts per Catalunya (JxCat) y el Partit Demòcrata (PDeCAT) ya trabajan en un plan alternativo a una nueva investidura de Carles Puigdemont como president de la Generalitat. Todavía mantienen que es su candidato, pero la fecha tope del 22 de mayo se acerca y no quieren abrir un nuevo enfrentamiento entre Parlament y Tribunal Constitucional (TC) que ponga "en riesgo" a más personas.

Así lo han dejado bastante claro importantes dirigentes del grupo parlamentario y del partido que le apoya, el PDeCAT, que este sábado han admitido abiertamente que la candidatura de Puigdemont presenta "complicaciones" que quieren evitar. Pronto darán a conocer un candidato alternativo, que tienen que negociar con Esquerra Republicana (ERC), pero no descartan del todo la posibilidad de convocatoria de nuevas elecciones.

El propio Puigdemont ha reconocido, en una entrevista publicada en el suplemento del diario The Times que tiene claro que su futuro pasa por "décadas de prisión", en el supuesto de que fuera extraditado, o "muchos años al exilio".

El Parlament tiene que reunirse en sesión plenaria el próximo jueves y en su orden del día figura el proyecto de modificación de la ley de Presidencia, que tendría que permitir una investidura a distancia, en contra de la cual se ha pronunciado el Gobierno español, el Tribunal Constitucional y el Consejo de Garantías Estatutarias de la cámara catalana.

El portavoz adjunto de JxCat, Eduard Pujol, en una entrevista con la agencia Efe, ha pronosticado que Carles Puigdemont, "volverá a ser presidente de este país", pero no ha dicho en qué plazo de tiempo, porque no hay que "echar a perder" una figura que, según ha dicho, está "más fuerte que nunca" después de que la justicia alemana decidiera ponerlo en libertad. El que hay que hacer en estos momentos con "la figura de la fuerza de Puigdemont" es "protegerla, potenciarla y aprovecharla".

Decisión colectiva

"Si tenemos que tomar una decisión tiene que ser fruto de una reflexión" y la solución "será colectiva", ha dicho Pujol, sin concretar si esta se adoptará antes del pleno de jueves.

La portavoz del PDeCAT, Maria Senserrich, ha ido algo más allá y ha advertido que el candidato alternativo tendría que contar con el aval de los 34 diputados de JxCat. "Hay que escuchar todas las voces" del grupo parlamentario, ha afirmado en una entrevista con la Agencia Catalana de Noticias (ACN).

Senserrich ha dicho, además, que el próximo jueves no conviene forzar la aprobación de la reforma de la Ley de Presidencia, impulsada por JxCat, para no poner a más personas en situación de riesgo.

¿Nuevas elecciones?

Pujol, como portavoz de JxCat, no ha descartado la repetición de elecciones, pues los comicios "siempre se tienen que contemplar", puesto que son "un elemento muy potente a la hora de hacer política". "Queremos elecciones? No las queremos, pero en política no se puede rechazar una carta como esta", ha subrayado.

"Siempre buscan algún camino para tenernos atrapados"

Pujol ha admitido que el escenario "más cómodo y más útil" es la formación de gobierno antes del 22 de mayo, pero ha hacer saber "sus dudas" sobre la voluntad del gobierno central de levantar inmediatamente después la aplicación del artículo 155, porque "quién es tramposo lo es siempre y le cuesta mucho rehabilitarse", ha dicho. "Siempre buscan algún camino para tenernos atrapados", ha remarcado, para pedir a continuación a quien los presiona para la formación de gobierno que reclamen "el compromiso firme para que se levante el 155 de forma inmediata, y no en cómodos plazos, sino cuando haya un Gobierno".

Este mismo viernes el portavoz del Gobierno central, Íñigo Méndez de Vigo, había exigido a los soberanistas catalanes que "se acomodaran" a las indicaciones del Tribunal Constitucional. "No hagan cosas extrañas, ya saben cuál será la reacción del Gobierno", advirtió.

Sin mencionarlo explícitamente, Pujol ha rechazado amenazas. "Que no vengan con plazos, con trampas, con primera y segunda fase -de levantamiento del 155- o con amenazas que 'usted tiene que hacer bondad', que no vengan con este juego", ha declarado el portavoz de JxCat, que teme que el Estado no juegue limpio en este proceso.

"Quien diga Puigdemont"

La alcaldesa de Girona y diputada de Junts per Cataluña, Marta Madrenas, también ha mantenido que el candidato a la investidura tiene que ser Carles Puigdemont, pero ha añadido que también puede ser quien él diga, en clara discrepancia con lo que había declarado la portavoz del PDeCAT, Maria Senserrich.

La presidenta del PDeCAT y ex-vicepresidenta de la Generalitat, Neus Munté, se ha pronunciado en sentido similar a Madrenas y ha pedido a los soberanistas que no se agobien, que Puigdemont es "quien se presentó a las elecciones del 21-D para ser nuevamente investido como presidente de Catalunya". "Tiene toda mi confianza y apoyo en sus decisiones", ha añadido.

"Démosle confianza", ha reclamado Munté, del mismo modo que otras diputadas y diputados como Gemma Geis y Josep Costa en alusión al debate sobre su posible relevo.

Además de los problemas que tengan para llegar a un consenso entre dirigentes del PDeCAT y diputados del grupo parlamentario de JxCat, se encuentra ERC, que hace tiempo que reclama un candidato efectivo y mantiene una cierta discreción en este momento, pero con quien obviamente también tendrán que negociar. Su portavoz Sergi Sabrià se ha limitado a decir que lo tendrán que hacer en una mesa y no ante los medios.

El presidente de la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI) y alcalde de Puerto de la Selva (En el Ampurdá), Josep Maria Cervera, del PDeCAT, también ha defendido que el próximo president de la Generalitat tendría que ser Carles Puigdemont, porque lo considera la opción legítima después de los resultados de las elecciones, pero admite que actualmente la situación es "bastante complicada".

Cervera ha dicho que no sería deseable que se repitieran unas elecciones en Catalunya, pero ha admitido que en este momento no es "descartable" por el contexto político actual.

"Una repetición de las elecciones en estos momentos no la quiere nadie y el mundo municipal menos. Sin embargo, no es descartable porque no depende de un solo actor que vuelvan o no a haber elecciones", ha explicado en una entrevista de Europa Press.

Cervera ha defendido que lo que "necesita el mundo municipal para que las cosas funcionen es estabilidad". "Lo que no tengo claro", ha precisado, "es que tener un Govern con la situación de represión que vive el país traiga a la estabilidad", ha afirmado el alcalde, que se encuentra al frente de la AMI desde el pasado mes de marzo.

Si hubieran nuevos comicios, Cervera apuesta para verlos como una oportunidad: "Nosotros como demócratas el que tenemos que hacer es intentar darle la vuelta y volver a convertir las elecciones en una nueva oportunidad porque salgan nuestros proyectos más reforzados y garantizar esta estabilidad".

¿Bajará la tensión?

El presidente del AMI ha reconocido que la eventual formación de un Govern no será "la panacea" para rebajar la tensión con el Estado. Ha recordado que su entidad ha tenido más de 400 causas abiertas incluso antes de que se aplicara el artículo 155 de la Constitución.

Ha afirmado que el AMI, que agrupa 787 municipios partidarios de la independencia, tiene que "continuar avanzando hacia la República no sólo porque hace falta para poder hacer mejores políticas, sino para algo mucho más básica: defender los derechos civiles de los ciudadanos".

Gran acto con alcaldes

Cervera ha explicado que su entidad junto con la Asociación Catalana de Municipios (ACM) preparan la organización de un gran acto con alcaldes, también en otras partes del Estado y de Europa, para lanzar una propuesta municipal a favor de los derechos civiles y en contra de los procesos judiciales contra dirigentes del sobiranisme.

"No hablamos de independencia, lo que hacemos es bajar un escalón y decir que en estos momentos lo que hace falta es defender los derechos civiles de nuestros ciudadanos y nuestros derechos políticos", ha concluido el dirigente soberanista.