Publicado: 13.11.2015 12:38 |Actualizado: 13.11.2015 14:21

JxS volvería a ganar las elecciones catalanas, pero la CUP aumentaría escaños

Según el último barómetro de opinión pública del Centro de Estudios de Opinión (CEO) de la Generalitat, con una participación del 70%, el independentismo aumentaría su mayoría en la Cámara catalana

Publicidad
Media: 3.40
Votos: 10
Comentarios:
Los cinco 'cabezas' de Junts pel Sí. Imagen: EFE

Los cinco 'cabezas' de Junts pel Sí. Imagen: EFE

BARCELONA.- Junts pel Sí volvería a ganar las elecciones catalanas, con una estimación de 61-63 escaños, mientras que la CUP aumentaría su presencia en el Parlment con 14-16 diputados -ahora tiene 10- y Ciutadans se asentaría como primera fuerza de la oposición (24-26).

Según el último barómetro de opinión pública del Centro de Estudios de Opinión (CEO) de la Generalitat, con una participación del 70%, el independentismo aumentaría su mayoría en la Cámara catalana, en la que la CUP escalaría hasta la tercera fuerza (14-16), seguida del PSC (14-15), SíQueEsPot (10-12) y el PPC (8-10) como último grupo del Parlament. Un 47,8% de catalanes diría 'no' a que Catalunya fuera "un Estado independiente", mientras que un 46,7% diría que 'sí', según anunciaba este viernes en rueda de prensa por el director del CEO, Jordi Argelaguet.

Comparando las cifras con el Barómetro anterior, los contrarios a la secesión disminuyen del 50% a este 47,8%, mientras que los favorables aumentan del 42,9 al 46,7%. Los datos surgen de 2.000 encuestas presenciales formuladas del 5 al 27 de octubre, cuando aún no se había constituido el Parlament y la negociaciones entre JxSí y la CUP para la investidura estaban a pleno rendimiento pero no se habían encallado.



El 52% suspende al Govern y el 46,7% avala la independencia

El 52,1% de catalanes suspende la gestión del Govern de la Generalitat, un 44,9% lo aprueba, un 2,9% no lo sabe y un 0,2% no contesta, según la encuesta. En una escala que va del 0 al 10, la nota media que los catalanes ponen a su Ejecutivo autonómico es del 3,88, por debajo del 4,19 que logró en el último Barómetro, en junio de 2015.

En cuanto a la nota a líderes políticos, los catalanes aprueban al de ERC, Oriol Junqueras (5,38) y a los diputados de la CUP en el Parlament Antonio Baños (5,6) y Anna Gabriel (5,82), y suspenden al resto, incluido el presidente, Artur Mas (4,22).

Un 47,8% de catalanes diría 'no' a que Catalunya fuera "un Estado independiente", mientras que un 46,7% diría que 'sí', según la encuesta. Comparando las cifras con el Barómetro anterior, los contrarios a la secesión disminuyen del 50% a este 47,8%, mientras que los favorables aumentan del 42,9 al 46,7%.

Los nuevos líderes de la CUP en el Parlament, los más valorados

Anna Gabriel y Antonio Baños, los dos cabezas visibles de la CUP en el nuevo Parlament, son los políticos mejor valorados en Catalunya, según este último barómetro. Sólo tres políticos de los doce políticos que aparecen en el barómetro obtienen un aprobado: Gabriel (5,82), Baños (5,60) y el presidente de ERC, Oriol Junqueras, con un 5,38.

En concreto, Gabriel es puntuada con un 5,93 por los votantes de Junts pel Sí, que otorgan un 6 a Baños, mientras que el electorado de la CUP suspende a Mas con un 4,21 y pone un 6,05 a Junqueras. Gabriel, no obstante, es la dirigente menos conocida, ya que un 74,8 % de los encuestados no saben quién es, por encima del 50,9 % en el caso de Baños y a mucha distancia de Junqueras (9,4%), que es por detrás de Mas el líder con mayor notoriedad.

Mas obtiene una valoración media de 4,22, por debajo de los dos máximos representantes de Catalunya Sí que es Pot en el Parlament, Lluís Rabell (4,40) y Joan Coscubiela (4,62), que son después de Gabriel los menos conocidos. Tampoco llegan al aprobado los socialistas Miquel Iceta (4,13) y Carme Chacón (3,12), los dirigentes más mediáticos de Ciudadanos, Albert Rivera (3,77) e Inés Arrimadas (3,14) y los populares Xavier García Albiol (2,06) y Jorge Fernández Díaz (1,88).

El barómetro del CEO también detecta que un 52,4 % de los encuestados confían poco o nada en los políticos catalanes, mientras que el grado de desconfianza hacia los políticos españoles se eleva hasta el 83,8 %. Un 52,1 % considera mala o muy mala la gestión del gobierno de la Generalitat, mientras que el grado de percepción negativa hacia la labor del Gobierno central alcanza el 83,6 %.