Publicado: 20.01.2016 16:29 |Actualizado: 20.01.2016 17:58

JxSí acepta devolver en tres años la extra a los funcionarios y evita su primera derrota en el Parlament

La CUP había anunciado que se aliaría con la oposición, al margen de su acuerdo para apoyar la investidura de Puigdemont

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Sergi Sabrià (JxSí) - JxSí pacta con los grupos y sindicatos pagar en tres años la paga extra de 2012 a los funcionarios./EUROPA PRESS

Sergi Sabrià (JxSí) - JxSí pacta con los grupos y sindicatos pagar en tres años la paga extra de 2012 a los funcionarios./EUROPA PRESS

BARCELONA.- El Parlament ha aprobado este miércoles por unanimidad devolver la extra de 2012 a los funcionarios de forma prorrogada en tres años tras el acuerdo alcanzado entre los grupos y los sindicatos.

Con este acuerdo logrado hoy mismo, con el que Junts pel Sí evita su primera derrota en la cámara, ya que la CUP había anunciado que se aliaría con la oposición (al margen del pacto entre ambos, que estipula que dos diputados de la CUP voten igual que JxSí para garantizar una mayoría parlamentaria en lo que afecte al proceso soberanista), la extra de los funcionarios se pagará en el transcurso de 2016, 2017 y, si es necesario, durante el primer trimestre de 2018, si bien los detalles de los pagos se concretarán posteriormente en la mesa de la función pública.



Todos los grupos de la oposición, incluida la CUP, habían presentado una propuesta de resolución para devolver la paga extraordinaria de 2012 a los funcionarios catalanes, si bien Junts pel Sí presentó una enmienda alegando que la Generalitat no podía hacer frente a este pago de forma inmediata, teniendo en cuenta que el montante asciende a 430 millones de euros.

Este hecho suponía el primer desencuentro entre Junts pel Sí y la CUP en el pleno de la cámara catalana, lo que abocaba al grupo del gobierno a perder la votación.

Sin embargo, con estas negociaciones de última hora todos los partidos con representación parlamentaria y los sindicatos han llegado a un acuerdo para devolver la extra de 2012 de forma fraccionada con un calendario de tres años, con lo que Junts pel Sí ha evitado "in extremis" su primera derrota en el Parlament.

Durante su intervención en el pleno, el diputado de Junts pel Sí Sergi Sabrià ha asegurado que había que poner una "dosis de realismo" ante la falta de liquidez de la Generalitat, por lo que el acuerdo de hoy permite mantener las "cuentas en equilibrio". Sabrià, por otro lado, ha celebrado que todos los grupos hayan cerrado este primer acuerdo de la legislatura, que tiene además un cariz "social"

Sabrià ha explicado que la CUP presentó la propuesta de resolución con el resto de la oposición "mucho antes" de que llegara el acuerdo de investidura, por lo que ha desvinculado la divergencia de posiciones y el compromiso rubricado. "Era una situación muy excepcional que queda fuera de la dinámica de grupos que empieza ahora con la CUP", y ha celebrado que se haya resuelto de la mejor manera: con acuerdo de todos los agentes implicados.