Publicado: 28.12.2015 15:16 |Actualizado: 28.12.2015 19:04

JxSí rechaza hacer una nueva oferta a la CUP y espera a su decisión del día 2

Mas afirma que Catalunya y el Govern funcionan pese a "incertidumbres e inquietudes"

Publicidad
Media: 3
Votos: 4
Comentarios:
El cabeza de lista de Junts pel Sí (JxSí), Raül Romeva, rodeado de periodistas en los pasillos del Parlament. E.P.

El cabeza de lista de Junts pel Sí (JxSí), Raül Romeva, rodeado de periodistas en los pasillos del Parlament. E.P.

BARCELONA.- El cabeza de lista de JxSí a las elecciones catalanas del 27-S, Raül Romeva, ha explicado este lunes que su grupo no hará ninguna nueva oferta a la CUP para conseguir su apoyo a la investidura de Artur Mas, y esperará "respetuosamente" a que los anticapitalistas tomen una decisión final el sábado 2 de enero.

En declaraciones a los periodistas desde los pasillos del Parlament, ha recordado que la oferta original de JxSí no ha sido rechazada por la asamblea de la CUP, ya que ésta acabó en empate técnico: "Han puesto la fecha del 2. Nosotros de manera respetuosa esperaremos. No podemos añadir nada más. Ellos tampoco han hecho un posicionamiento claro".



Según ha indicado Romeva tras finalizar una reunión del grupo parlamentario de JxSí, la coalición que ganó las elecciones del 27S ha estado "muy pendiente" de la asamblea de la CUP, y a la vista del "empate" en la votación final, "nosotros entendemos que la propuesta negociada sigue siendo válida". "Entendemos que todavía hay recorrido para que la CUP diga exactamente cómo valora esta propuesta y, hasta la fecha del 2 de enero que se ha puesto para acabar de decidir, lo que haremos es esperar que nos den una respuesta", ha explicado.

Preguntado por si JxSí está dispuesto a cambiar a Mas por otro candidato si los anticapitalistas rechazan investir al presidente el día 2, ha rehusado valorar este escenario: "Hay dos escenarios en términos de empate. Cuando ellos desempaten podremos valorar el resultado que salga. Hasta entonces no podemos valorar ningún resultado concreto".

Junts pel Sí interpreta que "un empate significa que no han rechazado" la propuesta negociada en los últimos meses y que incluye la investidura de Artur Mas como presidente de la Generalitat y un plan de choque con medidas sociales, una hoja de ruta y un proceso constituyente. "No habrá nuevas ofertas, porque ya las hicimos", ha insistido Romeva para admitir de forma indirecta que Junts pel Sí está enrocada en torno a la propuesta negociada y no quiere moverse ni un milímetro. 

Reunión con la CUP

Representantes de la CUP y de JxSí se han reunido brevemente este lunes por la tarde en el Parlament. La reunión ha sido informal y ha durado unos 20 minutos, y a ella han asistido Anna Gabriel y Antonio Baños por parte de la CUP, y al menos Raül Romeva por parte de JxSí, ha informado elnacional.cat.

Los anticapitalistas han trasladado a JxSí el resultado de la asamblea y su petición de que la coalición de Artur Mas haga algún movimiento que desencalle la situación, mientras que Romeva ha insistido en que no habrá nueva oferta porque la vigente sigue siendo válida y la asamblea no la rechazó -hubo un empate-.

Los portavoces de la CUP, Benet Salellas y Anna Gabriel, junto a sus homólogos de Junts pel Si, Jordi Turull y Marta Rovira, durante la reunión de la Mesa y la Junta de Portavoces del Parlament. EFE/Marta Pérez

Los portavoces de la CUP, Benet Salellas y Anna Gabriel, junto a sus homólogos de Junts pel Si, Jordi Turull y Marta Rovira, durante la reunión de la Mesa y la Junta de Portavoces del Parlament. EFE/Marta Pérez

Por su parte, la Mesa del Parlament y la Junta de Portavoces han acordado este lunes que, en caso de que JxSí y la CUP lleguen a un acuerdo para la investidura, el pleno se celebrará el lunes 4 de enero, el martes 5 y el jueves 7.

El Parlament reserva los días 4, 5 y 7 de enero para un posible pleno de investidura

Según fuentes parlamentarias, se ha convocado una nueva reunión de la Mesa y la Junta para el día 4 por la mañana, para convocar formalmente el plenario si hay un acuerdo entre los soberanistas para investir a un presidente.

El empate en la asamblea de la CUP este domingo ha llevado la situación al límite, ya que la semana actual ha quedado inhabilitada para celebrar la investidura, y lo fía todo a la próxima semana (el límite para investir a un presidente y evitar elecciones anticipadas es el 10 de enero).

"El país funciona, Govern funciona"

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha asegurado que Cataluña y el Govern están funcionando pese a "las incertidumbres y las inquietudes" políticas. Así ha acabado este lunes su discurso de inauguración de una cárcel en El Catllar (Tarragona), al día siguiente de que la asamblea de la CUP. 

Mas ha señalado que "la parte negativa" es que son momentos de "preocupación, nerviosismo e inquietud", que hay gente "decepcionada" por estas "incertidumbres" que se están produciendo de cara a la formación de gobierno tanto en Cataluña como en España y que es "legítimo" que sea así. Pero ha querido transmitir a continuación un mensaje de "tranquilidad" y ha recalcado que la parte positiva es que "hay que dar también una impresión real de lo que es real".

Y esta impresión real, ha añadido, es que Cataluña "funciona, con un gobierno que funciona, con unas administraciones públicas que funcionan, que están al servicio de la gente, que están haciendo un buen trabajo y que tienen la aspiración de seguir haciéndolo bien e incluso mejor de cara al futuro".